Menú

La NASA se gasta 19,7 millones de euros en un inodoro para la Estación Espacial Internacional

Debido a la complejidad del mismo, tendrán que ser los astronautas Chris Cassidy e Ivan Vagner los encargados de realizar esta instalación.

0
Debido a la complejidad del mismo, tendrán que ser los astronautas Chris Cassidy e Ivan Vagner los encargados de realizar esta instalación.
El inodoro tiene unas características técnicas no vistas hasta el momento | NASA

La NASA ha enviado un inodoro a la Estación Espacial Internacional (EEI) valorado en 23 millones de dólares (19,7 millones de euros). El anuncio ha generado una gran repercusión debido al elevado precio de este utensilio, sin embargo, todo tiene una explicación. La idea es probar este inodoro en condiciones de gravedad cero para que pueda ser utilizado en futuras misiones a la Luna o a Marte.

Más que un inodoro, se trata de una obra de ingeniería que ha llegado a la EEI a bordo de la cápsula Northrop Grumman Cygnus, que también se ha utilizado para hacer llegar otros suministros a los astronautas que se encuentran realizando diferentes proyectos en esta estación que orbita alrededor de la Tierra. Debido a la complejidad del mismo, tendrán que ser los astronautas Chris Cassidy e Ivan Vagner los encargados en realizar esta instalación.

El inodoro en sí tiene unas características técnicas no vistas hasta el momento, ya que es un 65% más pequeño que los que se han utilizado anteriormente y un 40% más ligero. Todo esto posibilita que pueda ser utilizado en condiciones de gravedad cero. De hecho, aunque pueda resultar una información hilarante, desde la NASA aseguran que este tipo de diseños son "muy importantes" a la hora de que una nave espacial funcione bien.

El retrete, cuyo nombre técnico es Universal Waste Management System, cuenta con un embudo para la orina y un ventilador doble con separador. Cabe destacar que este dispositivo cuenta con tecnología avanzada ya que tiene que hacer las mismas funciones que un inodoro normal, pero en un lugar donde no existe la gravedad para hacer el trabajo necesario. Además, también cuenta con un complejo sistema para gestionar los deshechos. Algo fundamental teniendo en cuenta el espacio en el que será instalado.

Tal y como explicó la propia agencia especial en su cuenta de Twitter, además de este avanzado retrete, también enviarán cinco cámaras de realidad virtual para las caminatas espaciales y kits de jardinería para cultivar rábanos en el espacio, ya que como señalan: "los astronautas que viajen a la Luna y a Marte necesitarán cultivar alimentos para complementar sus dietas. Lo último en estudios de plantas a bordo de la estación espacial espera tener un éxito en esa investigación. Cultivaremos rábanos en una cámara especial para plantas, y aprenderemos cómo la luz, el agua, la atmósfera y las condiciones del suelo afectan a los vegetales bulbosos".

En Libre Mercado

    Servicios