Menú

Otro dato que tumba a Illa: cae un 32% la atención domiciliaria de casos de covid-19 en Madrid

Las cifras de atención domiciliaria en la segunda ola están entre un 50% y un 65% por debajo de los niveles de la primera ola.

0
Las cifras de atención domiciliaria en la segunda ola están entre un 50% y un 65% por debajo de los niveles de la primera ola.
person in white long sleeve shirt holding injection | Pexels/CC0/Gustavo Fring

La gestión de la segunda ola de covid-19 en la Comunidad de Madrid ha girado en torno al concepto de adaptación al patógeno. En vez de regresar a un confinamiento generalizado, el gobierno regional ha apostado por buscar un equilibrio más eficiente. Bajo este planteamiento, la prioridad es hacer test masivos, proteger a los grupos de riesgo, aumentar la capacidad y limitar las restricciones a medidas mucho más suaves que las decretadas en el primer semestre por parte del gobierno central.

A lo largo del mes de pasado mes de septiembre, y coincidiendo con la segunda ola de contagios, las autoridades regionales han informado de un total de 97.569 positivos. Sin embargo, el dato de nuevas hospitalizaciones se quedó en 1.152 ingresos, lo que se corresponde con un ratio del 1,1%.

coronavirus-segunda-ola-7.png

No obstante, aunque el aspecto más delicado de la pandemia tiene que ver con los casos que requieren hospitalización, no se puede obviar que la incidencia de la enfermedad también afecta a otros contagiados que, si bien no llegan a ser ingresados, pueden presentar ciertas complicaciones de salud, con síntomas varios (fiebre, tos seca, pérdida de olfato y gusto…).

En este sentido, la Consejería de Salud apuesta por una estrategia de atención domiciliaria que combina distintos tipos de actuaciones, desde el mero seguimiento remoto (mediante app o llamadas telefónicas) hasta las visitas asistenciales al hogar de los enfermos. Esta estrategia contribuye a reducir la presión sobre los hospitales, en línea con los planes de elasticidad de la capacidad que se han desplegado desde hace más de seis meses.

Como podemos ver en el siguiente gráfico, el 22-S se dio el "pico" de trabajo para los equipos dedicados a la atención domiciliaria, puesto que se realizaron más de 17.000 actuaciones durante toda la jornada. Sin embargo, la última cifra disponible (9-O) deja esta cifra por debajo de las 7.900 actuaciones, mientras que el "pico" de la pasada semana (6-O) ronda las 13.000 intervenciones. Estas cifras encarnan un descenso del 54% y del 24%, respectivamente.

2-atencion-domiciliaria-segunda-ola-covid-19-madrid.png

Si calculamos una media móvil a siete días desde el pasado 21-S, fecha en que se introdujeron algunas medidas restrictivas por parte de la CAM, observamos que la tendencia se mantuvo estable hasta finales del pasado mes, oscilando entre los 12.000 y los 14.000 seguimientos diarios, para después empezar a reducirse, situándose ahora entre los 9.000 y los 10.000 expedientes por jornada.

Comparando el "pico" de 13.600 actuaciones alcanzado el 29-S con el último dato disponible, de 9.300 expedientes para el 9-O, la media móvil a siete días revela una clara tendencia a la baja, equiparable a un descenso del 32%.

3-atencion-domiciliaria-segunda-ola-covid-19-madrid.png

El pasado mes de abril, la cifra de pacientes sujetos a este tipo de atención oscilaba entre los 20.000 y los 30.000 seguimientos por jornada. Por lo tanto, los niveles actuales son entre un 50% y un 65% menores a los niveles que se daban entonces. Por tanto, de igual manera que ocurre con la cifra de positivos o la de hospitalizados, la gestión de la segunda ola arroja un saldo sanitario mucho más manejable.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot