Menú

Las empresas de juego online se mudan a Ceuta y Melilla por sus ventajas fiscales

El atractivo tributario de las ciudades está haciendo que varias de estas compañías estén viendo una buena oportunidad para fijar sus sedes.

0
El atractivo tributario de las ciudades está haciendo que varias de estas compañías estén viendo una buena oportunidad para fijar sus sedes.
Un salón de juegos de Codere | Europa Press

Las grandes empresas digitales buscan lugares donde la tributación les sea más favorable para poder operar dentro de un territorio. Este es el caso de las compañías dedicadas al juego online, especialmente las relacionadas con las apuestas y casinos digitales. Según el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme), desde este verano algunas compañías líderes en el sector como 888.com o Betway han fijado su sede en Ceuta o Melilla, tras venir operando desde Malta. Según los datos de Infocif, las dos empresas anteriores están afincadas en Ceuta.

Hasta ahora, Malta es el lugar de referencia para este sector, que tiene fijadas en este pequeño país sus sedes fiscales. Sin embargo, el atractivo tributario de Ceuta y Melilla está haciendo que varias de estas compañías vean en estas dos ciudades españolas una buena oportunidad para trasladar o fijar sus sedes en España. De hecho, algunas empresas de este ámbito que tenían la sede fiscal en nuestro país, pero en otra región, han completado los trámites para mudarse a una de estas ciudades autónomas.

En los últimos dieciocho meses, según la Dirección General de Ordenación del juego (DGOJ) unos 20 operadores han trasladado su sede a Ceuta o Melilla, con predilección por la primera de ellas. El motivo de este fenómeno se encuentra en los incentivos fiscales. Desde el 2018, ambas ciudades cuentan con ventajas fiscales para atraer empresas a estos territorios. En el caso de este sector, tienen una tasa del 10%, frente al 20% del resto de España. Ese porcentaje tenía que ser abonado por todos los operadores, aunque tuvieran su sede fiscal en Malta.

Pero no es todo tan sencillo. Tal y como señala Cinco Días, no basta con fijar una dirección en una de estas ciudades, sino que es necesario tener presencia física y material. Es decir, se necesita demostrar que estas compañías operan desde aquí. Tanto es así que están obligados a que el 50% de los recursos humanos de la empresa tienen que fijarse en Ceuta o en Melilla. Algo que se ha hecho atractivo para muchas compañías de este sector que se encontraban registradas en Gibraltar y que han tenido que mudarse tras el Brexit.

Desde 2018 algunos de los referentes en el sector como Codere, Sportium, Luckia o Wanabet se han trasladado a una de las dos ciudades. El goteo, tal y como se puede comprobar, continúa y cada vez son más las compañías que están trasladándose a Ceuta o Melilla.

En Libre Mercado

    Servicios