Menú

Los trabajadores de Barajas, horrorizados por el descontrol: "Los pasajeros ya ni firman el juramento anticovid"

Los empleados atestiguan que "hay menos controles con el estado de alarma".

0
Los empleados atestiguan que "hay menos controles con el estado de alarma".
Viajeros con máscaras sanitarias caminan por la Terminal 1 del aeropuerto Josep Tarradelles - El Prat, en Barcelona. | EFE

El Gobierno de Pedro Sánchez sigue sin reforzar los controles en el aeropuerto de Madrid-Barajas, la puerta de entrada principal por la que se coló el coronavirus en España en la primera ola de contagios. Con la llegada del decreto del estado de alarma exclusivo para la Comunidad de Madrid, pareció, en un principio, que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, iba a tomar cartas en el asunto dada la gran preocupación que parece sentir por la salud de los madrileños. No ha sido así, sino más bien todo lo contrario.

Los trabajadores del aeropuerto asisten horrorizados a la entrada de pasajeros, venidos del extranjero y de diferentes puntos de España, que "ya ni firman el juramento anticovid", denuncia una de las empleadas de una tienda de ropa a Libre Mercado. La dependienta, que prefiere no dar su nombre, se refiere a las declaraciones que los viajeros deben firmar y jurar que "no tienen coronavirus ni han estado en contacto con ningún positivo". Un instrumento que de poco o nada sirve para averiguar si alguien está infectado. Todo se reduce a un acto de fe hacia el turista, quien, por otro lado, quizás no sepa ni él mismo si está contagiado debido al gran número de asintomáticos que deja este virus a su paso.

SXiK91VZmVGRwhDWs

Tanta es la dejadez que otra de las empleadas, escandalizada por la propaganda gubernamental de Illa, transmite con gran preocupación a este diario que "Barajas es un coladero y los mismos trabajadores están asustados". Según relata, estos días de estado de alarma no ha habido ni tan siquiera agentes en los protocolos de salida que indiquen a los que acaban de aterrizar que deben responder al cuestionario.

barajas-4-declaraciones-juradas.jpg
Una de las empleadas señala en una foto declaraciones juradas anticovid sin personal de seguridad (Aeropuerto Madrid Barajas)

"No hay agentes en las puertas de salida de los vuelos. Los folios con las preguntas están ahí abandonados horas y horas y la gente ya pasa por delante sin firmar nada. Sabemos que esto de poco sirve pero es que ya es un pitorreo. Hay menos controles con el estado de alarma en Madrid que antes. Es de risa. Los madrileños no pueden salir pero el coronavirus sí puede entrar, es que no tiene ningún sentido. Después de haber visto cómo miles de pasajeros diariamente entraban este verano sin pasar ningún test de coronavirus ni PCR, creímos que Pedro Sánchez iba a tomar alguna medida más con el estado de alarma y que, por fin, se lo tomaba en serio, pero es todo mentira. Vemos a diario que no se está haciendo nada", indica una joven que trabaja en Barajas y con la que ha contactado este diario.

A lo que no dan crédito los afectados es que, en muchos casos, entran excursiones de grupos de entre veinte y treinta personas y no toman precauciones sanitarias. "Vienen familias numerosas y excursiones que no llevan ni mascarilla. Muchos no saben que es obligatoria en España. Aparecen por nuestros comercios para comprar sin haber pasado un test de coronavirus y sin precauciones. El otro día, por ejemplo, vino un grupo muy grande de un país africano, no quiero decir cuál, pero todos pasaron en nuestras narices sin mascarillas y les dijeron a varios agentes que no podían pararse a hacer el cuestionario porque llevaban mucha prisa. Y continuaron su camino como si nada. Pues a mí que me expliquen que están velando por nuestra salud con los confinamientos si después aquí vemos lo que vemos", describe con cierta irritación una comercial del aeropuerto madrileño.

barajas-1.jpg
Aeropuerto Madrid Barajas en una foto durante el actual estado de alarma decretado el 9 de octubre

Otra de las causas del enfado en Barajas es el de las aglomeraciones de pasajeros, pese a que la concurrencia ha descendido desde julio hasta ahora, sigue habiendo concentraciones de turistas en las salas de espera de vuelos y los pasillos del aeropuerto. "Imponen a las cafeterías y hoteles las distancias de seguridad y después aquí cientos de personas se agolpan esperando a recoger los equipajes y sin que nadie les dé un toque de atención. Y nosotros aquí en nuestros establecimientos extremando las medidas sanitarias. No entiendo por qué no compra el Gobierno test de coronavirus de una vez por todas", lamenta a este diario una de las empleadas.

Los testigos que relatan estos hechos reclaman al Gobierno de PSOE-Podemos que tome medidas coherentes si de lo que se trata es de bajar la incidencia en la tasa de contagios. Cabe recordar que, desde que el aeropuerto Madrid Barajas fue reabierto, diariamente han desfilado una media de 165.000 viajeros.

barajas-5.png
Aeropuerto Madrid Barajas durante el actual estado de alarma decretado el 9 de octubre

La misma presidenta regional madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ante la inacción del Gobierno de Sánchez y la ignorancia a sus peticiones, ha tenido que recurrir a una carta a Úrsula von der Leyen, la presidenta de la Comisión Europea. En la misiva solicita a Europa una normativa común para reforzar los controles en los aeropuertos y evitar la expansión del virus.

Después de que, en más de una decena de ocasiones, exigiera al presidente del Gobierno soluciones más severas, Ayuso ha decidido saltarse a Pedro Sánchez porque estamos "aún a tiempo de mejorar uno de los principales corredores para el virus, que son los movimientos entre ciudades, y especialmente los aeropuertos".

En cifras de los expertos de la CAM, el coronavirus entró en España por primera vez a través del aeropuerto de Madrid Barajas, y "cifra en 700 los casos que los responsables regionales de Sanidad estiman que han sido importados por esta vía desde mayo". Y recuerdan que "el sistema de salud pública madrileño ha identificado 159 positivos a través de pruebas PCR que no habían sido detectadas en los protocolos de seguridad del aeropuerto".

Por ahora, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, continúa sin intensificar los controles sanitarios en Barajas y tampoco se pronuncia sobre las numerosas quejas que acumula y que claman por condiciones más estrictas en las terminales del aeropuerto madrileño.

En Libre Mercado

    Servicios