Menú

BBVA mantiene que el PIB caerá un 11,5% este año, pero rebaja el crecimiento de 2021 al 6%

La economía no recuperará su nivel pre Covid hasta finales de 2022, ni el empleo hasta finales de 2023.

0
La economía no recuperará su nivel pre Covid hasta finales de 2022, ni el empleo hasta finales de 2023.
BBVA ofrece previsiones peores que las del gobierno. | Alamy

BBVA Research mantiene su previsión de que el PIB se contraiga un 11,5% este año, tras una recuperación en el tercer trimestre más intensa de lo previsto, pero ha empeorado su previsión de crecimiento para el próximo ejercicio, al augurar un avance del 6% (5% de crecimiento y un 1% por fondos europeos), lo que supone un punto menos que su última previsión de julio por el deterioro de la situación sanitaria, tanto en España como en la UE.

Así figura en el último informe 'Situación España' de BBVA Research correspondiente al cuarto trimestre y presentado este miércoles por el director de BBVA Research y economista jefe de Grupo BBVA, Jorge Sicilia, y el responsable de Análisis Económico de BBVA Research, Rafael Doménech.

Sicilia ha explicado que tras la caída intensa de la actividad en el segundo trimestre se esperan "sorpresas positivas" en el tercer trimestre, pero una moderación de las señales de actividad en el cuarto trimestre que generará una entrada en 2021 "más débil" de lo contemplado anteriormente.

En detalle, Doménech ha precisado que se contempla un crecimiento mayor del previsto para el tercer trimestre, del 14%, lo que ha permitido compensar el deterioro adicional del segundo trimestre, gracias a la mayor contribución de la demanda externa, con un alza de exportaciones (+20%) mayor del previsto (13,3%), en línea con la recuperación europea y mundial.

Sin embargo, para el cuarto trimestre augura una "desaceleración bastante intensa" del crecimiento, hasta el 2%, frente al 6% previsto en julio, lo que lleva a unas bases de crecimiento menores en el inicio de 2021, a lo que se suma que los efectos de las políticas de demanda empiezan a debilitarse.

Doménech ha achacado la previsión a la baja al deterioro de la situación sanitaria en España y la UE, la pérdida de tracción del gasto con tarjeta, el "lastre" de la inversión privada para la recuperación y la reducción del impacto de la política fiscal, por un menor efecto de los ERTE, ya que se ha ido produciendo un "estancamiento" en la salida de trabajadores de este mecanismo y no es descartable incluso un aumento en los próximos meses como consecuencia de las restricciones por los rebrotes.

Todo ello ha llevado a revisar a la baja en un punto el crecimiento previsto para 2021, hasta el 5%, a lo que se sumaría un punto porcentual adicional por el impacto de los fondos europeos, que tendrá un efecto "creciente" en los dos siguientes ejercicios.

El impacto de los fondos europeos

Concretamente, BBVA Research ha introducido por primera vez el impacto de una medida no aprobada, al asumir que en 2021 se usarán entre 10.000 y 15.000 millones de gasto, con un multiplicador por debajo de uno; y entre 18.000 y 25.000 millones en 2022, lo que añadiría entre 28.000 y 40.000 millones en el conjunto del próximo bienio, con un efecto promedio de 1,5 puntos porcentuales de PIB y a medio plazo de entre 4,5 y 7,5 puntos de PIB.

En cuanto al plan de recuperación, han destacado la importancia de su planificación y sus previsiones apuntan a que solo comenzarán a observarse efectos significativos a partir del tercer trimestre del 2021, con una repercusión más relevante en los años posteriores.

De cualquier forma, Sicilia y Doménech han indicado que pese a la recepción de fondos europeos, no se recuperará el nivel de PIB previo a la pandemia como mínimo hasta finales de 2022 y que el nivel de empleo preCovid no volverá hasta finales del año 2023.

De hecho, las previsiones de BBVA Research son peores que las previstas por el Gobierno tanto para este año (el Ejecutivo prevé una caída del 11,2%), como sobre todo para el próximo, ya que la estimación del Gobierno es que el PIB crezca un 7,2% (o 9,8% con fondos), muy por encima del 6% estimado por la entidad bancaria.

En cuanto al empleo, BBVA Research calcula que la tasa de paro escalará al 17% este año, cuatro décimas menos que su previsión de julio, y se elevará al 17,5% el próximo ejercicio, como consecuencia de una caída del empleo del 8,8% este año y un repunte del 3,6% en 2021.

Sobre los ERTE, BBVA Research señala que la prórroga de las medidas de protección de rentas era una "condición necesaria" para continuar evitando la destrucción de empleo, si bien la nueva tipología engloba una amplia casuística sectorial, por lo que no prevé una reducción adicional significativa de su cobertura, lo que dependerá de la evolución de la pandemia.

Además, señala que los cambios anunciados no abordan algunas de las ausencias de la regulación vigente que "restan efectividad" a los ERTE y "podrían dañar el tejido empresarial y agravar la pérdida futura de empleo" si hay necesidad de reestructurar plantillas.

El servicio de estudios de BBVA augura una caída de la remuneración por asalariado del 1,2% el presente ejercicio, que quedaría compensado con un avance del 1,4% el próximo año. A su vez, estima un IPC del -0,1% este año y un alza de los precios el próximo año que conducirá la tasa hasta el 0,4%, con una media anual del -0,2% y del 0,7%, respectivamente.

Déficit del 13% y deuda del 120,3% del PIB

De igual forma, estima que el déficit público se disparará al 13% del PIB este año y se moderará al 8,9% el próximo ejercicio, con un nivel de deuda pública histórico del 120,3% este mismo año, que se elevará al 121,5% del PIB en 2021.

Para reducir los niveles de déficit y deuda, Sicilia ha insistido en la importancia de acometer reformas para impulsar el crecimiento potencial de la economía al ser el "mejor ingrediente" para la sostenibilidad de las cuentas públicas.

Riesgos y reformas

Según Sicilia, los riesgos siguen a la baja hasta que no se logre una solución que permita un mayor contacto social, por lo que puede haber un entorno "peor" en 2021 del previsto, aunque también hay riesgos al alza y el crecimiento podría ser "muy superior" al estimado en función de la distribución de la vacuna.

En este sentido, han señalado que una pronta aprobación de los Presupuestos y la posibilidad de que se esté subestimando el impacto del impulso fiscal en la economía podrían llevar a entornos "mucho más positivos".

Respecto a los riesgos, Doménech ha citado que continúa la tendencia de contagios en Europa y en España, por lo que ha insistido en la necesidad de test masivos, trazabilidad, seguimiento de los casos y el aumento de la capacidad sanitaria, así como los posibles problemas de insolvencias, por lo que ha pedido medidas de contención como moratorias, aumento e la eficiencia de la reestructuración de deuda empresarial, agilidad en los mecanismos extrajudiciales y medidas de carácter permanente para combatir el endeudamiento excesivo.

Han hecho especial hincapié en la importancia de la adopción de reformas en línea con las recomendaciones de la UE, en un cumplimiento que supere al menos el 80%, en materia de productividad, empleo y digitalización, pasando de "flexirigidez a flexiseguridad" en el mercado de trabajo, converger a estándares regulatorios en línea con países europeos, reducir el desempleo estructural y aumentar la eficiencia de políticas activas y la disminución de temporalidad.

A su vez, ha instado a que la Administración lidere el proceso de transformación digital, impulsar el mercado único a nivel español y especialmente mejorar el capital humano con una mejora de la educación y la Formación Profesional, al tiempo que se acometa una reducción de la brecha en investigación, desarrollo e innovación.

También ha pedido equidad y una mayor cobertura y eficiencia de las prestaciones, abordando la tarjeta social digital y una reforma del sistema de pensiones.

En Libre Mercado

    Servicios