Menú

El presidente de la Fundación Madrina: "Los periodistas me dicen que tienen prohibido grabar las colas del hambre"

Conrado Giménez, presidente de la ONG, denuncia que varios medios de comunicación le han confesado que "hay órdenes de arriba".

0
Conrado Giménez, presidente de la ONG, denuncia que varios medios de comunicación le han confesado que "hay órdenes de arriba".
Conrado Giménez, presidente de la Fundación Madrina, sujeta dos bebés que son atendidos en la organización | Fundación Madrina

Las colas del hambre van creciendo y suman cada vez más kilómetros. La situación es "insostenible y va haber un gran estallido social. En tres meses empezarán los robos y saqueos", declara Conrado Giménez, presidente de la Fundación Madrina en Madrid, una ONG que ayuda a madres e hijos en situación desfavorable y que desde el inicio de la pandemia en España ha ampliado sus servicios a todo tipo de perfiles.

"Hay falta de alimentos. Estamos desabastecidos y no sabemos qué hacer ante la escasez y el alto volumen de demanda. Antes de la pandemia atendíamos a cerca de 400 familias vulnerables al mes y ahora repartimos alimentos a 3.500 familias al día. Estamos desbordados y no hay donaciones suficientes", explica a Libre Mercado el representante de la fundación madrileña.

colas-hambre-7.png
Padres y bebés guardan cola esperando una cesta de alimentos I Fundación Madrina

Giménez, ante el colapso del banco de alimentos, ha acudido a los distintos medios de comunicación que, antes del verano, estuvieron grabando las colas del hambre. Su objetivo era dar la voz de alarma una vez más sobre la ruina económica que pesa sobre los españoles y, sobre todo pedir en televisión ayuda alimentaria y más donaciones. Sin embargo, para su sorpresa, se ha encontrado con un no por respuesta.

El presidente de la Fundación Madrina no da crédito a lo que le han contestado diferentes periodistas de varios medios de comunicación de los que evita dar sus nombres, aunque sí quiere dejar constancia de lo que le ha sucedido: "Antes del verano venían todas las televisiones y en un momento determinado cortaron. Ya no nos compran este tema me decían. No podemos meterlo, no nos dejan grabar las colas del hambre porque nos han dicho de arriba que no se saque, me comentaban unos y otros. Ellos no quieren hablar pero yo lo denuncio porque es verdad, a mí me lo han dicho así, tal y como lo cuento", recalca Giménez con profunda indignación.

colas-hambre-5.jpg
Colas ante la Fundación Madrina

El director del banco de alimentos está convencido de que "las órdenes de arriba" que exigen la prohibición de emitir imágenes de las colas del hambre proceden del Gobierno de España. A él ya le extrañaba que en cuatro meses no haya habido cámaras grabando por las inmediaciones de la Fundación Madrina, desde que en mayo saltara la impactante noticia de las enormes colas nunca vistas desde la crisis de 2008.

"Cuando vino la prensa recopilé los teléfonos de los medios que se acercaron a grabar para llamarlos cuando volviéramos a necesitarlos. El hecho de salir a nivel mediático fue muy importante porque propició que la gente se solidarizara y los bancos alimentos recibieran una lluvia de donaciones de empresas y particulares. Pero insisto, ya no vinieron más y de esto hace cuatro meses. Y por lo que me indican no van a venir", apunta el representante de la organización benéfica que apunta a medios de comunicación tanto públicos como privados.

Y no es de ahora. Giménez lleva intentando que las colas del hambre vuelvan a los telediarios desde hace varios meses. "Ya este verano llamaba a periodistas viendo la magnitud de las colas, a la vista de que cada vez eran más gigantes, y todos me repetían lo mismo, que les habían prohibido sacar las colas del hambre", reitera.

Según relata el fundador de la ONG Madrina, las imágenes de las familias guardando cola para recibir su cesta dejaron de aparecen en la pantalla de los medios generalistas españoles, pero donde sí se han emitido ha sido en muchos medios internacionales, que están haciendo un seguimiento exhaustivo de la situación económica real que hay en España, al margen de la propaganda gubernamental", informa Giménez.

"No paramos de salir es en los medios internacionales. Han venido de los telediarios de muchísimos países: Holanda, Rusia… Nos han sacado en todos los informativos televisivos extranjeros y aquí en España, nada. Hemos hecho declaraciones recientemente para todos ellos. El otro día, la televisión holandesa abrió con nosotros y hablaron de la enorme crisis en España y mostraron las enormes colas que se agolpan ante nuestra fundación. Pero es que el resto de Bancos de Alimentos están igual, se están vaciando", critica con vehemencia Conrado Giménez.

Desde la Fundación Madrina piden que los medios vuelvan a mostrar la cruda realidad y dejen de ocultar las imágenes del aumento de miles de familias que esperan recoger su bolsa de alimentos, consecuencia esta, según Giménez, de "la nefasta gestión del Estado y el Gobierno de España que sólo se dedica a hacer ingeniería social que no vale para nada", insiste.

Por último, el presidente de la Fundación Madrina anuncia que van a verse abocados a pedir auxilio a nivel internacional, "como si España fuera un país africano" y da por hecho que será en muy poco tiempo, dado el desalentador panorama que se avecina. "Estamos dispuestos a pedir ayuda y alimentación en otros países. Desde el Gobierno de España no se nos atiende. No hemos recibido jamás ayuda de ellos. En la Fundación Madrina somos amortiguadores sociales de una situación de crispación y ruina. El Gobierno únicamente vende propaganda, ayudas que son temporales y precarias. No hay empleo y aquí ya vienen personas de toda condición y que jamás pensaron verse en una situación así", concluye Giménez que continúa repartiendo alimentos mientras atiende a las preguntas de este medio.

En Libre Mercado

    Servicios