Menú

¿Qué es un mercado Over The Counter o extrabursátil?

Estos mercados, aunque ofrecen mayores oportunidades a los traders al ser más flexibles, son más arriesgados.

0
Estos mercados, aunque ofrecen mayores oportunidades a los traders al ser más flexibles, son más arriesgados.
Las operaciones OTC se dan en mercados secundarios no centralizados | Shutterstock

Seguro que has oído alguna vez el término ‘Over The Counter’ u OTC pero quizá no sepas exactamente en qué consiste. Una de las clasificaciones que podemos hacer de los mercados financieros es la que los divide en organizados y no organizados, éstos últimos son los que se denominan Over The Counter o mercados extrabursátiles.

Las operaciones OTC representan la mayoría del mercado de derivados porque requieren una menor inversión inicial. Los derivados OTC más populares son los swaps, forwards, Forex y los CFDs.

Hablamos de mercados secundarios no centralizados, en el que las transacciones se hacen mediante acuerdos bilaterales, es decir, entre dos partes que establecen sus condiciones sin la intervención de un mercado centralizado.

Estos mercados, aunque ofrecen mayores oportunidades a los traders al ser más flexibles, son más arriesgados ya que se puede dar el caso de que una de las partes no cumpla lo pactado. Por otro lado, estos mercados representan una alternativa para aquellas compañías que no cumplen los requisitos para poder cotizar en bolsa.

¿Cómo funcionan los OTC?

En un mercado OTC existe siempre una contraparte, una persona física o entidad jurídica que fija sus propias horquillas de precios, es decir, un 'creador de mercado' o market maker. El inversor que quiere comprar o vender un activo contactará con esta contraparte, normalmente a través de un bróker. Los precios fijados por los creadores de mercado son negociables, a diferencia de un mercado organizado.

Los mercados OTC cuentan con varias ventajas. Entre ellas, se puede decir que no requiere de grandes cantidades de dinero ya que los instrumentos que se intercambian son más baratos. Asimismo, cuentan con una mayor variedad de activos y los horarios son más amplios porque se extienden más allá de las sesiones bursátiles.

Eso sí, también tienen varias desventajas como una menor transparencia, un mayor riesgo de incumplimiento o una menor liquidez. Tras la crisis financiera de 2008 se decidió poner coto a estos mercados no organizados con una regulación más estricta. La creación de una nueva normativa fue pactada por el G20 en la cumbre de Pittsburgh de septiembre de 2009.

Los derivados OTC más populares son:

Swaps

Los contratos swaps son acuerdos entre dos partes que acuerdan intercambiar determinadas cantidades de dinero, generalmente referenciadas a tipos de interés, en una fecha futura. No debemos confundir estos contratos con el swap de divisas o swap de Forex, la comisión que cobran los brókers por las posiciones abiertas de un día para otro.

Forwards

Los contratos forward representan un acuerdo en el que dos partes compran o venden un activo subyacente a un precio determinado en una fecha futura. Pueden utilizarse como cobertura o para especulación.

Este mercado ha crecido exponencialmente en los últimos años porque muchas grandes empresas lo han utilizado para cubrir riesgos.

Forex

El mercado Forex o mercado de divisas es el mercado financiero más grande del mundo, en él se cotizan diariamente más de 6 billones de dólares. Las divisas se negocian en pares, por ejemplo, el par de divisas EURUSD mide el valor del euro frente al dólar estadounidense.

Este mercado permanece abierto 24 horas los cinco días de la semana, solo cierra durante los fines de semana. Abre el domingo por la noche a las 23:00 horas y cierra el viernes a las 22:00 (CET).

CFD

Los Contratos por Diferencia (CFD) son instrumentos financieros cuyo precio se basa en el de un activo subyacente: acciones, índices, futuros, materias primas, divisas o criptomonedas. Cuando operamos con estos contratos no poseemos el activo subyacente sino que especulamos con su precio, tanto al alza como a la baja.

Los CFDs no cuentan con fecha de vencimiento, por lo que se pueden cerrar cuando quieras. Además, permiten el apalancamiento, una herramienta que permite multiplicar las ganancias pero que hay que utilizar con mucho cuidado porque también puede multiplicar las pérdidas.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios