Menú

Sánchez logra superar el principal escollo de los PGE y empuja a un Ciudadanos "desesperado" a la ruptura

Izquierda e independentistas empujan a los naranjas para sacarles de la negociación mientras Arrimadas sigue tendiendo la mano a Sánchez.

0
Izquierda e independentistas empujan a los naranjas para sacarles de la negociación mientras Arrimadas sigue tendiendo la mano a Sánchez.
Arrimadas con Rufián de fondo este jueves en el Congreso. | EFE

Pedro Sánchez sale airoso superando el primer y principal escollo de los presupuestos. Con 198 votos en contra, 150 a favor y 0 abstenciones, el Congreso rechazó este jueves las siete enmiendas presentadas por PP, Vox, JuntsxCat, la Cup, Foro Asturias, UPN y Coalición Canarias gracias al apoyo simultáneo de Ciudadanos y ERC en este debate de totalidad.

A partir de este momento, se inicia el largo y farragoso debate en comisión en el que se estudiarán partida a partida las enmiendas al articulado. El Gobierno calcula que este trabajo de la comisión podría ser enviado al Senado en la primera semana de diciembre y volver al Congreso para su aprobación definitiva en la primera semana de enero, en plenas Navidades.

Si bien quedan aún dos meses para recibir la luz verde, La Moncloa da ya por descontada su aprobación -que se traduce en agotar la legislatura hasta 2023-, ya que ningún PGE ha caído una vez superado su debate de totalidad. La única manera de impedirlo sería en su votación final en el Congreso, cuando se produce una única votación del dictamen sino que se vota por secciones o áreas temáticas. Si decayera una sola de ella, decaería todo el proyecto de Presupuestos pero es algo que jamás ha ocurrido en la historia democrática de España.

Por ello algunos ubican en la ficción las constantes llamadas de Ciudadanos a Pedro Sánchez para que elija entre ellos y ERC ya que el único momento decisivo para la formación naranja fue el viernes pasado, cuando expiró el plazo de presentación de enmiendas a la totalidad. Al no haberlo hecho, Ciudadanos ya no es necesario para el Gobierno que parece haberse decantado ya por la vía Frankenstein con Podemos, ERC y Bildu. Pero para no asumir el coste y la autoría de romper con Ciudadanos, el Ejecutivo intenta forzar a Inés Arrimadas a que se levante de la mesa de negociación.

Echenique y Rufián atacan a Arrimadas

Podemos y ERC hicieron pinza en el debate de este jueves para forzar la salida de Ciudadanos de la negociación parcial de las cuentas públicas con duros reproches y ataques que comenzaron por el portavoz morado, Pablo Echenique, quien destacó las "importantes diferencias" con la formación naranja y "su ADN de la plaza de Colón, con su 'a por ellos', contra la escuela catalana, su guerra de lenguas... Estaba escrito que iba a volver a la Plaza de Colón pero que iba a volver tan rápido, yo no lo vi venir".

Fue más ofensivo el republicano, Gabriel Rufián, quien llegó a afirmar que Ciudadanos está "desesperado" por pactar con el Gobierno. "Todas y todos aquí sabemos que ustedes intentarán pagar el precio más bajo para pagar sus cuentas. Y todos sabemos que Ciudadanos está desesperado. Mala mezcla, muy mala mezcla. Pero Ciudadanos, no es que sea incompatible con ERC sino que es incompatible con la izquierda".

Rufián se encendió contra el Gobierno porque "decir que se pueden pactar unos PGE con Ciudadanos y ERC a la vez es mentir. Es sencillamente mentir a sabiendas. Este Gobierno debe ya dejar de vender que se pueda hacer con Ciudadanos que gobierna con Ayuso en Madrid".

Y ofreció una cascada de políticas de izquierdas que serían "incompatibles" con un pacto con los naranjas como "la subida de impuestos a las rentas del capital, bajar el IVA en productos higiénicos y pañales, subir los impuestos al juego online que es la heroína de la juventud, dotar de un fondo de más recursos al fondo de la inmigración, limitar el precio del alquiler... queremos destinar lo que se gastas en reyes y en tanques para la gente, y sobre todo queremos resolver un conflicto político en Cataluña sin togas ni tanques. ¿Esto es posible con Ciudadanos, señorías del Gobierno?".

Arrimadas se justifica

Inés Arrimadas trató de defender su postura asegurando que Cs está "haciendo lo correcto" al tratar de "quitar locuras podemitas de los PGE". La dirigente naranja continuó en su discurso de este jueves repitiendo el mantra que lleva días pronunciando: "El Gobierno tiene que elegir" entre ellos y ERC.

La líder de Ciudadanos también insistió en que mantendrán "hasta el final" de la negociación "la mano tendida" al Gobierno. "Una mano moderada". Arrimadas no entró en el cuerpo a cuerpo con Podemos y ERC tras los ataques que sus sus portavoces han vertido contra ella minutos antes y se ha limitado a señalar que ha visto "un poco molesto" a Pablo Echenique y que para afirmar que Cs no ha conseguido incluir nada en el proyecto presupuestario le ha dedicado al partido naranja más de la mitad de su intervención.

Y a pesar de que este jueves Cs permitirá que los PGE continúen tramitándose, Arrimadas acusó al Ejecutivo de haber "vuelto a vender" el castellano por "un puñado de votos".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD