Menú
José Cavero

Cien años más

El buen político, naturalmente, tiene que saber emplear cualquier ocasión para cumplir sus propósitos y ganarse al eventual elector. Y así, nos relatan los cronistas políticos que el ministro de Trabajo, Juan Carlos Aparicio, burgalés, estos días ha regalado, a los periodistas que se cuidan de sus asuntos, morcillas de Burgos, al igual que su antecesor en el cargo, Manuel Pimentel, les proporcionaba aceite de oliva de su tierra.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Gerardo Camps, envía un tarjetón con la leyenda: “Feliz Navidad y próspero 2001. Por cien años más de Seguridad Social”.

Cien años, por lo menos. Que no es mal deseo cuando se está reuniendo, bajo el pastoreo de Trocóniz, la Comisión que revisa el Pacto de Toledo, y cuando el Banco de España “se permite” aconsejar que debiera ser obligatorio contar con una pensión privada complementaria de la obligatoria y estatal. La de los cien años más, pero con ayuda externa.

0
comentarios