Menú
José Cavero

Greenspan, el renacentista

Un día de éstos, finalmente, sabremos los ciudadanos del mundo que hay emperador nuevo y se llama Bush o Gore, y se procederá a recuperar el precio de las viejas apuestas o a abonarlo... Y habremos comprobado que Bush o Gore qué más da, si Greenspan ha continuado el ejercicio de su cargo, y hemos continuado comprobando en qué medida su silencio o su elocuencia cotizan en bolsa. Para muchos resultará indiferente un presidente o el otro, pero suspirarán por el mantenimiento de Mr.Greenspan.

Don Alan tiene ya biógrafo y biografía, y nos cuentan la historia de un personaje que poco tiene que ver con los Borgia del Renacimiento, aquellos papas, cardenales, santos y estadistas que cometieron toda suerte de desmanes, tropelías y abusos.

Greenspan, no. Es la suya una biografía de nuestro tiempo, siempre limitada por la legalidad y de esfuerzo personal intenso y permanente. Este imperio nuestro resulta casi aburrido, a la luz del que nos contaron los estudiosos del Renacimiento.

0
comentarios