Menú

Comprar o alquilar en Madrid es más barato que en otras grandes capitales europeas

Un análisis de UBS refleja que el esfuerzo para hacerse con un piso céntrico es mucho mayor en otras urbes comparables.

0
Un análisis de UBS refleja que el esfuerzo para hacerse con un piso céntrico es mucho mayor en otras urbes comparables.
El inmobiliario madrileño es más asequible que el de otras grandes capitales | LD

¿Cuántos años de salario deberíamos reservar para comprarnos un piso en las principales capitales del mundo? El servicio de estudios de UBS se ha hecho esa pregunta y ha buscado la respuesta en veinticinco grandes ciudades entre las que figura Madrid. De acuerdo con su informe, el esfuerzo requerido en la Villa y Corte para hacerse con un piso o arrendarlo durante un año se sitúa por debajo de los niveles observados en otras grandes urbes.

El estudio del banco suizo toma como referencia el salario medio percibido por un trabajador cualificado del sector servicios, con ánimo de medir de forma homogénea el poder adquisitivo de los profesionales más habituales en este tipo de áreas económicas. A partir de ese cálculo se plantean distintos supuestos, para reflejar la situación del mercado de compra-venta y el de alquiler.

En el caso de Madrid, un piso de 60 metros cuadrados ubicado en el centro de la ciudad requeriría seis años íntegros del salario percibido por ese trabajador modelo. Solamente Chicago, Boston y Los Ángeles se anotan resultados más bajos, con 3, 4 y 5 años íntegros de salario como requisito para hacerse con inmueble así.

El resultado de Madrid se sitúa a la par con Milán o Varsovia. En otras ciudades, como Estocolmo, Frankfurt, Ginebra o Zúrich, el cálculo de UBS eleva a siete años íntegros de salario el esfuerzo necesario para hacerse con un apartamento de 60 metros cuadrados en el centro de sus ciudades. En Moscú harían falta ocho años, mientras que Ámsterdam y Múnich se moverían en torno a los nueve años.

Los niveles más elevados son los que cosechan Hong Kong (20 años de salario íntegro), París (17), Londres (14), Singapur (12), Tokio (12) Tel-Aviv (11) y Nueva York (11). El promedio de las veinticinco ciudades analizadas es de 8,6 años, un 30% por encima del resultado de Madrid. Para las ciudades europeas, el promedio es de 8,5 años, de modo que apenas hay diferencias si ceñimos el cálculo al Viejo Continente. Por otro lado, si estudiamos el ranking, el resultado de Madrid es suficiente para ocupar el puesto 19 de los 25 escalones de la tabla, siendo una clasificación más baja sinónimo de un menor esfuerzo.

La ciudad de Madrid también puede felicitarse por presentar una situación de relativa estabilidad, ya que su tasa de esfuerzo no solo no ha aumentado a lo largo de la última década, sino que se ha reducido levemente. Así, hacerse con un piso de 60 metros cuadrados en el centro de Madrid cuesta ahora seis años íntegros de salario, frente a los siete que eran necesarios en 2010, según UBS. París, Londres o Múnich han experimentado subidas de entre cuatro y ocho años durante la pasada década.

Vivienda

UBS también se pregunta a partir de qué momento es rentable la compra de vivienda para dedicarla al mercado del alquiler. Múnich tiene el peor resultado: cruzando los precios medios de adquisición y arriendo, vemos que serían necesarios 39 años de alquiler para recuperar el valor invertido en hacerse con un piso. Madrid, sin embargo, reduce este indicador a 24 años, lo que nos coloca en el puesto 18 del índice, casi a la par con el número 19 que alcanzamos en la medición referida al esfuerzo para la compra de vivienda.

Es importante tener en cuenta que este indicador se ha reducido en ocho años desde 2010, lo que implica que el coste de los arriendos ha subido y la rentabilidad de sacar vivienda ha este mercado ha crecido, si bien los resultados cosechados por la Villa y Corte siguen reflejando una situación más favorable que la de otras grandes capitales.

Las ciudades donde son necesarios más años en alquiler para pagar la compra de un piso de 60 metros cuadrados en el centro son, además de Múnich, Hong Kong (38 años), Zúrich (37), París (36), Singapur (33), Londres (31), Ginebra (31), Frankfurt (30) y Estocolmo (30). Por encima de Madrid también aparecen Vancouver (29 años), Toronto (28), Milán (28), Tel-Aviv (27), Nueva York (27), Sídney (27), Moscú (26) y Ámsterdam (25). El resultado de la capital española es peor que el de Tokio (22 años), San Francisco (19), Los Ángeles (18), Varsovia (17), Boston (17), Dubái (16) y Chicago (12).

Retos pendientes

Evidentemente, esto no significa que el mercado inmobiliario madrileño sea asequible a los ojos de un comprador o arrendatario español, puesto que los precios de la capital sí son mayores a los observados en el resto de nuestro país. No obstante, estas cifras sí que implican que, en clave internacional, Madrid tiene una escala de precios más asequible.

¿Qué se puede hacer para que Madrid presente precios aún más bajos? En primer lugar, es preciso un shock de oferta. Ahora mismo solo se están haciendo unas 7.500 nuevas viviendas al año, lo que apenas satisface 9 meses de demanda. En segundo lugar, es fundamental que se desarrollen pronto las medidas de desregulación que ha anunciado la Comunidad de Madrid y que van a reducir los trámites y costes requeridos para desarrollar vivienda y suelo. En tercer lugar, el Ayuntamiento de la capital debe desbloquear las más de 135.000 viviendas sujetas a grandes operaciones urbanísticas que sufrieron cuatro años de parón durante la Administración Carmena.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia