Menú

Norwegian pide la reestructuración a tribunales irlandeses para evitar la quiebra

Tras la negativa del gobierno noruego de concederle más ayudas, la compañía busca ahora reorganizarse de acuerdo a las leyes de Irlanda.

0
Tras la negativa del gobierno noruego de concederle más ayudas, la compañía busca ahora reorganizarse de acuerdo a las leyes de Irlanda.
Norwegian anunció la suspensión de 1.600 puestos de trabajo. | Alamy

La aerolínea de bajo coste Norwegian ha presentado una solicitud de reestructuración de la compañía a un tribunal de Irlanda, donde tienen su sede dos de sus filiales, para evitar la quiebra, informó este miércoles la compañía.

La decisión obedece a la negativa la semana pasada del Gobierno noruego a darle apoyo económico adicional para afrontar las pérdidas provocadas por las restricciones de la pandemia de coronavirus.

El proceso, que se espera dure unos cinco meses, está relacionado con su filial de gestión de activos Arctic Aviation Assets y con Norwegian Air International, a cargo de la flota de aviones, ambas radicadas en Irlanda, por lo que la aerolínea noruega obtendrá también protección en tanto que parte relacionada.

El objetivo es reducir deuda, adaptar el tamaño de la flota a su funcionamiento futuro y asegurar la inyección de capital, explicó la tercera aerolínea de bajo coste europea en un comunicado.

"Hemos decidido buscar protección para reorganizarnos de acuerdo con las leyes irlandesas y asegurar el futuro de Norwegian para beneficio de empleados, clientes e inversores", explicó su consejero delegado, Jacob Schram, quien aseguró que al finalizar el proceso la aerolínea saldrá "más fuerte financieramente y más robusta".

Norwegian señaló que tiene liquidez suficiente para afrontar el proceso, basándose en su posición de caja actual y en las proyecciones futuras.

La compañía, que en los nueve primeros meses del año perdió casi 600 millones de euros por el impacto de la pandemia, ya había anunciado hace unos días la suspensión de 1.600 puestos de trabajo y la reducción de sus rutas.

Norwegian evitó en mayo la quiebra tras lograr el respaldo de acreedores y accionistas a un plan para convertir 12.700 millones de coronas (1.163 millones de euros/1.373 millones de dólares) de deuda en acciones. Ello le permitió acceder a una ayuda estatal de 3.000 millones de coronas (275 millones de euros/325 millones de dólares), la mitad del total de un paquete al sector aéreo noruego.

En una comparecencia la semana pasada, Schram aseguró que Norwegian necesita liquidez para poder afrontar el próximo invierno y no descartó ningún escenario, incluida la quiebra.

Norwegian atraviesa una difícil situación financiera desde hace años, agravada en 2019 por la prohibición temporal de vuelo de los Boeing 737 MAX y los problemas con los motores Rolls Royce, más aún ahora con la crisis del coronavirus.

Varios partidos de la oposición al Gobierno de centroderecha noruego han reclamado estos días más ayudas para el sector aéreo y para Norwegian, mientras cientos de empleados de la aerolínea se han manifestado en dos ocasiones delante del Parlamento en Oslo.

"No podemos olvidarnos de que antes de la pandemia algunas compañías tenían problemas de financiación. Hemos dicho que vamos a financiar a las compañías que tengan vitalidad", aseguró hoy en un debate parlamentario la primera ministra conservadora, Erna Solberg.

En Libre Mercado

    Servicios