Menú

Los datos que muestran la ignorancia de Colau en su campaña contra Amazon

La alcaldesa de Barcelona pide "boicotear" al gigante estadounidense.

0
La alcaldesa de Barcelona pide "boicotear" al gigante estadounidense.
Ada Colau, contra Amazon | EFE

Ada Colau está de actualidad por sus críticas a Amazon. La regidora barcelonesa ha seguido los pasos de otros políticos europeos, como la ministra de Cultura francesa, Roselyne Bachelot, y ha pedido a los ciudadanos que se abstengan de comprar en la plataforma digital de ventas creada por Jeff Bezos.

Resulta llamativo que Colau y Bachelot coincidan en sus críticas a Amazon, porque sus familias políticas no pueden estar más alejadas. Mientras que la alcaldesa de la Ciudad Condal pertenece a la izquierda populista más radical, Bachelot lleva décadas enrolada en las filas del centro-derecha galo, tanto como parlamentaria como en diversos cargos institucionales.

Ante la cercanía del Black Friday, Colau ha pedido a los consumidores que boicoteen a Amazon puesto que, a su juicio, la multinacional estadounidense está arrasando con el comercio de proximidad y apenas paga impuestos. Llama la atención, eso sí, que Colau vende sus libros a través de Amazon, de modo que su boicot se antoja un tanto hipócrita. En cualquier caso, sus palabras no son tan diferentes a las de Bachelot, quien ha realizado manifestaciones similares en el país galo.

Así las cosas, resulta interesante repasar un estudio elaborado recientemente por el Instituto Económico Molinari. Según explica el think tank liberal más influyente de Francia, "la realidad es mucho más compleja de lo que parecería desprenderse de este tipo de declaraciones. De entrada, no hay que olvidar que, a nivel global, por mucho que sus ventas sean muy elevadas, los márgenes de Amazon son del 4%".

En suelo europeo, estos beneficios son aún más estrechos. Si tomamos como referencia las cuentas de Amazon en Francia, encontramos que su margen de beneficio fue aún menor y se situó en el entorno del 3,25%. Por lo tanto, no hablamos de un negocio que esté nadando en la abundancia, sino de una gran empresa que ha conseguido mover mucho dinero, pero principalmente a base de conectar a intermediarios que, a menudo, son empresas de tamaño más reducido.

En Francia, los 19 millones de euros de beneficio cosechados por Amazon durante el pasado ejercicio llegaron después de pagar 237 millones de euros en concepto de salarios de sus más de 5.700 empleados, de modo que tampoco cabe argumentar que la operativa de la empresa tenga escaso o nulo impacto sobre el mercado laboral, especialmente si vemos que esa masa salarial no para de crecer.

Según explica el Instituto Económico Molinari, la retribución media de Amazon está en los 42.000 euros. Sumando esa masa salarial encontramos que alcanza el 83% de todo el valor creado por la compañía, correspondiendo otro 10% a los impuestos pagados a las arcas públicas. Dicho de otra manera, el beneficio por empleado es de apenas un 8% o, lo que es lo mismo, 3.300 sobre 42.000 euros.

"Vender la idea de que Amazon no para de 'engordar' sus beneficios no es ni fáctico ni legítimo. Las autoridades deben entender que su negocio beneficia principalmente a empresas que venden sus productos y servicios a través del portal y que logran llegar así a millones de consumidores de forma más dinámica. Además, si nos ceñimos a su cuenta de resultados, podemos ver que el grueso de sus ventas se va a pagar salarios e impuestos, mientras que el beneficio es relativamente bajo", apuntan a Libre Mercado desde el think tank galo.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Colchón Dylan
    • Radarbot
    • Historia