Menú

El coronavirus "hiere de muerte" al sector taurino en 2020: la temporada se ve reducida un 89 por ciento

No ha habido paseíllos en plazas de primera como Las Ventas, la Maestranza de Sevilla, o la Monumental de Pamplona.

0
No ha habido paseíllos en plazas de primera como Las Ventas, la Maestranza de Sevilla, o la Monumental de Pamplona.
Enrique Ponce lideró la temporada más corta desde la Guerra Civil | Gtres

La temporada taurina española de 2020 se ha visto reducida en un 89 por ciento con respecto a las cifras del año anterior a causa de las medidas sanitarias y sociales impuestas por la distintas administraciones para paliar la pandemia del coronavirus.

Además de los 13 celebrados hasta la declaración del estado de alarma, desde julio hasta la finalización de la campaña este mes de noviembre únicamente se han organizado en España 75 festejos taurinos mayores (corridas de toros, novilladas picadas y festejos de rejones) frente a los 793 de 2019.

Pérdida de empleos

Esta drástica reducción de espectáculos -contando con la participación media en cada uno de ellos de unos veinte profesionales, entre picadores, banderilleros y mozos de espadas- ha supuesto también la pérdida de más de 15.000 contrataciones directas, además de cientos de puestos de trabajo en otras actividades necesarias para su celebración.

Teniendo en cuenta también la radical limitación de asistencia de público a las plazas impuesta por las autoridades, la inmensa mayoría de los festejos taurinos celebrados de julio a noviembre (un total de 61 de los 75) se han podido celebrar gracias, básicamente, a los ingresos de su transmisión televisiva o al patrocinio de algunas instituciones.

Retransmisiones televisivas

Por ejemplo, las 19 corridas y novilladas de la denominada Gira de Reconstrucción, organizada por la Fundación del Toro de Lidia, han sido emitidos por el canal temático de pago de Movistar+, que ha ofrecido además otros ocho festejos mayores del resto de la campaña, por los 24 de la televisión autonómica de Castilla-La Mancha y los nueve de Canal Sur.

Asimismo, las Juntas de Andalucía y Castilla y León han patrocinado, junto a la FTL, sendos circuitos de novilladas con y sin picadores que han ayudado a aliviar mínimamente la masiva reducción de los festejos con participación de diestros del escalafón menor.

Por Comunidades Autónomas, las de Andalucía (con 35), Castilla-La Mancha (con 19), Castilla y León (con 7), Extremadura (con 11) y La Rioja (con 3) fueron las cinco únicas que permitieron la organización de corridas de toros durante la pandemia, mientras que no se han celebrado o autorizado en otras de tanta tradición taurina como Aragón, Navarra, País Vasco, Comunidad Valenciana, Murcia y Cantabria.

Solo dos corridas en Madrid

Capítulo aparte merece la Comunidad de Madrid, donde solo se registraron dos corridas en Valdemorillo durante febrero, justo antes del estado de alarma, pues el Gobierno regional desautorizó las previstas posteriormente en Alcalá de Henares, San Sebastián de los Reyes o Aranjuez, entre otras.

Del mismo modo, este año tampoco ha tenido lugar festejo alguno en Las Ventas, considerada la primera plaza del mundo, ni durante la feria de San Isidro, cuando aún estaba vigente la alarma, ni tampoco en el resto de la temporada, haciendo así que la comunidad madrileña contribuya en un 20 por ciento a la reducción del total de festejos nacionales.

De los 88 espectáculos celebrados en España a lo largo de todo este año, 63 han sido corridas de toros (399 en 2019), por solo 14 novilladas con picadores (238 el año anterior), sector éste que ha sido el más perjudicado por la pandemia al ver mermada su actividad hasta en un 94 por ciento.

Las provincias de Jaén, Málaga, Badajoz y Toledo han sido las más activas taurinamente hablando, y las localidades de Herrera del Duque (Badajoz), Estepona (Málaga) y Añover de Tajo (Toledo) han sido las que más festejos han celebrado, con cuatro cada una.

Plazas de primera

Entre las plazas de primera categoría, solo ha llegado a abrir la de Córdoba -con una corrida el 12 de octubre-, mientras que con respecto a ferias, únicamente han podido celebrarse, aunque en versión reducida, las de Huelva, Mérida y Jaén.

Por el contrario, además de en Las Ventas, no ha habido paseíllos en cosos tan emblemáticos como la Maestranza de Sevilla, la Monumental de Pamplona, el de Valencia, el de Vista Alegre de Bilbao o el de la Misericorida de Zaragoza.

Reducción en Francia

En cuanto a Francia -cuyos datos se suman a los de España a la hora de los balances y estadísticas de cada temporada- los festejos celebrados este año han sido 15, frente a los 105 de 2019, lo que supone una reducción de un 86 por ciento.

Entre las plazas galas que han dado toros durante la pandemia destaca la de Nimes, ciudad en cuyo anfieatro romano se celebraron en septiembre cuatro corridas de toros y una de rejones, seguida, con tres y dos festejos respectivamente, de la cercana de Arles y, ya en el suroeste, de la de Dax.

Toreros con más festejos

Enrique Ponce, con 16 actuaciones, ha encabezado el escalafón de matadores de toros de la temporada taurina de 2020, que, a causa de la pandemia del Covid, ha sido la más corta en cifras desde los años de la Guerra Civil española.

Si en 1936, cuando estalló el conflicto, se celebraron en España 104 corridas de toros y Domingo Ortega la lideró con 45 paseíllos, en 2020 ha sido el veterano diestro valenciano.

De tal forma, en 2020 se han vestido de luces 56 matadores de toros, frente a los 144 de 2019, y contando además con un escaso volumen de actuaciones, pues si Ponce ha toreado únicamente 16 corridas, su inmediato seguidor en la tabla, el extremeño Emilio de Justo, se quedó justo en la mitad.

Tras ellos solo han pasado de las cinco corridas Daniel Luque, Curro Díaz, Juan Leal o El Fandi.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia