Menú

Gortázar destaca el músculo de la nueva CaixaBank: "Una gran oportunidad de crear valor"

Los accionistas de CaixaBank aprueban este jueves en Junta de Accionistas la absorción de Bankia.

0
Los accionistas de CaixaBank aprueban este jueves en Junta de Accionistas la absorción de Bankia.
Gonzalo Gortázar, durante la Junta de Accionistas Extraordinaria 2020 | EFE

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha defendido este jueves que la operación de fusión con Bankia supone "una gran oportunidad de crear valor", pues saldrá una entidad "fuerte, bien provisionada y bien capitalizada", beneficiosa para todos los grupos de interés.

CaixaBank celebra hoy en Valencia la junta general extraordinaria de accionistas que deberá aprobar la fusión por absorción de Bankia, operación que dará lugar a la mayor entidad del país, con un volumen de activos superior a 660.000 millones de euros, cuotas de mercado cercanas al 25 % y más de 20 millones de clientes.

En su discurso ante la junta, Gortázar ha explicado que la previsión es que la fusión se materialice durante el primer trimestre de 2021 y que la integración operativa entre las dos entidades se ejecute antes de finalizar ese mismo año.

Ha recordado además que en la operación de canje CaixaBank ofrece 0,68 acciones nuevas por cada acción de Bankia, que la sociedad mantendrá su sede social en Valencia y que existirá una doble sede operativa en Barcelona y Madrid.

"Pensamos que la operación es una gran oportunidad de crear valor para todos los grupos de interés, incluyendo, por supuesto, a los accionistas, los de CaixaBank y también, los de Bankia", ha señalado. Gortázar estima que la operación permitirá obtener sinergias en una cifra superior a los 1.000 millones de euros anuales: 290 millones procedentes de mayores ingresos y 770 millones de ahorro de costes.

"Se trata de cifras alcanzables y razonables que hay que entender que no se obtienen todas en el primer año, sino que se consiguen de manera progresiva a medida que se producen integraciones operativas y se materializan las oportunidades comerciales", ha subrayado el consejero delegado del banco, Gonzalo Gortázar, que será también el primer ejecutivo de la nueva CaixaBank.

Para alcanzar estos ahorros, ha indicado, será necesaria una inversión en reestructuración con un coste global que se ha estimado en 2.200 millones de euros, que se rentabilizará "en un plazo relativamente corto", ha destacado Gortázar, ya que equivale a menos de tres años de los ahorros anuales previstos.

El ejecutivo ha reconocido que uno de los apartados "más críticos" de la reestructuración es la de personal, un tema que se abordará una vez cerrada la fusión legal.

"En este momento estamos trabajando en cuantificar el excedente de plantilla y en las fórmulas más adecuadas desde el punto de vista empresarial y también personal", ha subrayado.

Gortázar ha explicado que CaixaBank se ha embarcado en este proyecto para asegurar la sostenibilidad a largo plazo, con estructuras de costes más eficientes y mayor capacidad de inversión, y todo ello en un momento complejo, marcado por los bajos tipos de interés, la elevada competencia y las consecuencias de la pandemia de coronavirus. "Estamos convencidos de que la operación que proponemos será beneficiosa para todos los grupos de interés", ha remarcado.

Gonzalo Gortázar estima que la nueva entidad mejorará la ratio de cobertura de la morosidad en 3 puntos, contará con un incremento de los activos líquidos hasta los 128.000 millones y una ratio de solvencia core capital que excedería el mínimo requerido en más de 310 puntos básicos. "La entidad resultante será, por tanto, una entidad fuerte, bien provisionada y bien capitalizada", ha incidido.

El consejero delegado ha finalizado su discurso recordando la posición de fortaleza en la que se encuentra CaixaBank y agradeciendo "la iniciativa, liderazgo, dedicación, profesionalidad y generosidad" que ha mostrado estos últimos cuatro años el presidente Jordi Gual, que no seguirá en la nueva entidad.

Gual: "La fusión creará una entidad más sólida"

Por su parte, el presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha asegurado este jueves que la fusión por absorción de Bankia será "uno de los grandes hitos en la historia" del grupo, que sumará así su integración número 85, y que dará lugar a una entidad "más sólida, más eficiente y más rentable".

En su última junta como presidente de CaixaBank, que ha calificado de "histórica", Gual ha defendido que Bankia "es el mejor socio" con el que avanzar en este proceso de concentración bancaria, ya que aporta una gran base de clientes y le permite seguir equilibrando su presencia en toda España. Además, es una entidad "muy bien capitalizada" y con unas raíces que comparte con CaixaBank, como es el mundo de las cajas de ahorros, ha apuntado Gual.

"La operación que hoy presentamos será, sin duda, uno de los grandes hitos en la historia de la entidad. Estoy seguro que esto, que ya es evidente hoy, lo veremos aún con más claridad de aquí a unos años, cuando tendremos más perspectiva y habremos constatado el éxito de la operación", ha destacado Gual.

El presidente del banco ha recordado que las autoridades supervisoras han llamado de forma reiterada a la concentración bancaria en Europa para ganar escala y mejorar la eficiencia, y ha dicho que CaixaBank se ha querido anticipar a esta ola de reestructuración, teniendo "un papel protagonista en este nuevo diseño". "Para ello necesitamos tener mayor escala", ha señalado Jordi Gual, que ha comentado que la fusión no solo permitirá ganar en eficiencia y capacidad de inversión, sino también desplegar los nuevos modelos de negocio que requiere la era digital.

"La operación dará lugar a una entidad más sólida, más eficiente y más rentable. En consecuencia, generará valor para clientes, accionista, empleados y para el conjunto de la sociedad", ha subrayado.

Bienvenida a Goirigolzarri

El presidente de CaixaBank ha querido dar la bienvenida a los nuevos miembros del consejo de administración tras la integración, y en especial a José Ignacio Goirigolzarri, quien presidirá la entidad resultante de la fusión.

"Bienvenidos a CaixaBank, una entidad de futuro con más de 115 años de historia. Una institución orgullosa de su trayectoria, de sus valores y de su estrecha vinculación con la Fundación La Caixa y su obra social. Bienvenidos a este gran proyecto que es CaixaBank", ha manifestado.

Jordi Gual también ha agradecido el trabajo de los consejeros que le han acompañado estos últimos cuatro años, sobre todo el de Gonzalo Gortázar, a quien ha elogiado por ser "un referente y gran ejemplo para toda la organización", y ha recordado "de manera muy especial" a Isidro Fainé, actual presidente de la Fundación Bancaria La Caixa.

"Gracias a su ejemplo y liderazgo —ha indicado— nuestra entidad ha sido capaz de erigir un sólido proyecto empresarial que, con el proyecto de fusión, da un nuevo paso de gigante en su excepcional trayectoria".

Asimismo, ha hecho balance de sus cuatro años de mandato. En este período, ha explicado, la entidad ha avanzado en ofrecer un mejor servicio a los clientes, lograr una rentabilidad sostenible y mejorar el gobierno corporativo, y todo ello en un entorno de bajos tipos y el empeoramiento de la situación económica.

"Estos logros cobran mayor importancia en momentos como los actuales, porque nos han permitido estar al lado de familias y empresas, apoyándoles con moratorias, créditos y anticipos de ERTE y seguros de desempleo, para así poder sobrellevar el impacto económico de la pandemia", ha subrayado.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot