Menú

Los economistas tumban la receta de Eduardo Garzón para "crear dinero sin límites"

Garzón alega que, en los últimos meses, "el Banco Central Europeo ha creado billones de euros en muy poco tiempo".

0
Garzón alega que, en los últimos meses, "el Banco Central Europeo ha creado billones de euros en muy poco tiempo".
Juan Ramón Rallo y Eduardo Garzón | LD

El economista Eduardo Garzón, hermano del ministro de consumo Alberto Garzón, ha vuelto a ser protagonista en las redes sociales al desatar la polémica por un tweet publicado el pasado 11 de diciembre en el que afirmaba que "el dinero es un invento del ser humano y se puede crear sin límites".

Según el economista y profesor de la Autónoma de Madrid, este dinero de creación ilimitada generaría los fondos suficientes para acabar con la actual crisis social y económica. Asimismo, Garzón alega que, en los últimos meses, "el Banco Central Europeo ha creado billones de euros en muy poco tiempo para nutrir los mercados financieros, no para la economía real", dando a entender que si esos fondos se hubieran orientado directamente a la economía productiva se hubiera podido poner fin a la crisis.

Este tipo de declaraciones no son nuevas por parte de Eduardo Garzón, quien ha llegado a afirmar que, mediante la impresión masiva de dinero, "el Estado podría contratar a todo el mundo que quisiera trabajar, llegando al pleno empleo sin que los precios se eleven".

Sin embargo, estas teorías chocan contra toda lógica económica, y así lo han manifestado cientos de usuarios en la red social, incluidos numerosos economistas y colaboradores de Libre Mercado, como Carlos Rodríguez Braun, que calificó el pensamiento de Garzón como "mágico", con la diferencia de que "la magia entretiene sin dañar".

Incluso el exdiputado de Ciudadanos, Toni Cantó, se animó a contestar Garzón, recordándole los efectos de la impresión ilimitada de dinero en Venezuela.

Por su parte, el economista Juan Ramón Rallo, quien ha mantenido varios debates con Garzón a este respecto en los últimos tiempos, le replicó alegando que, si se crea dinero sin límites, el valor de ese dinero se hundiría de la misma manera.

En relación a la política monetaria desarrollada en los últimos años por el Banco Central Europeo, Daniel Rodríguez Asensio le recordó a Eduardo Garzón que, dado que la inyección de dinero se ha canalizado a través de los mercados financieros, han sido estos los que han experimentado inflación. Por tanto, si este dinero se inyectara directamente en la economía real, generaría "hiperinflación y pobreza".

En relación a este asunto, es importante tener en cuenta que esta masiva creación de dinero orientada a los mercados financieros no es inocua, sino que está provocando que la facilidad que tienen las corporaciones para refinanciar su deuda sea cada vez mayor, pese a que los riesgos que enfrentan se están incrementado. Dicho de otra forma, la calidad de los bonos de deuda que las compañías emiten es cada vez más dudosa, pese a que los tipos de interés que pagan se reducen, generando así un esquema perverso de incentivos que promueve el hiper endeudamiento empresarial. Una situación que amenaza con estallar en el momento en que los bancos centrales retiren el grifo del crédito.

Los errores de Garzón

En el siguiente gráfico, que muestra la evolución en la distribución de bonos corporativos a nivel mundial según su rating, observamos precisamente este fenómeno: los bonos con grado especulativo (C/CCC, B y BB) ganan terreno frente a los menos riesgosos.

global-bonds-rating.png
Calidad crediticia de los bonos corporativos a nivel mundial.

Sin embargo, cabe recalcar que, aunque por el momento los efectos inflacionarios solo se hayan visto reflejados en los activos financieros (por ejemplo, mediante la subida de las bolsas), lo cierto es que muchos economistas, como Juan Castañeda, director del Institute of International Monetary Research, están avisando de que la masiva emisión monetaria por parte de los bancos centrales podría causar, en los próximos años, un incremento muy fuerte de la inflación, por lo que los ciudadanos acabaríamos siendo perjudicados con unos mayores precios en la cesta de la compra.

Por tanto, aunque Eduardo Garzón afirme que la actual política expansiva de los bancos centrales no tiene efectos negativos, esto es algo erróneo: ya está generando efectos perversos en los mercados financieros y amenaza con generarlos en la economía productiva. Si a esto le uniéramos su propuesta de crear dinero ilimitado y canalizarlo hacia la economía real, el resultado sería aún más catastrófico.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia