Menú

El gran fiasco del plan del Gobierno para la hostelería: más de la mitad del dinero es para aplazar impuestos

Cuantifican el plan en 4.220 millones, pero los empresarios tendrán que devolver 2.668 millones, ya que se les carga una deuda con Hacienda.

0
Cuantifican el plan en 4.220 millones, pero los empresarios tendrán que devolver 2.668 millones, ya que se les carga una deuda con Hacienda.
Varias personas en la terraza de un bar de Sevilla | Europa Press

Más de 9 meses esperando un plan de rescate que no convence a nadie. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el macroplán de ayuda a la hostelería, comercio y turismo y el sector no ha tardado en mostrar su descontento. Ni habrá ayudas directas para los negocios —como han puesto en marcha algunos países europeos— ni tampoco, rebajas fiscales de calado. Para los beneficiarios, se queda corto.

El Gobierno ha cuantificado su medida en 4.220 millones de euros, aunque buena parte de ese dinero —más de la mitad— no será contante y sonante, debido a que hay 2.668 millones que consisten en aplazamientos de impuestos. Así, se trata de una cuantía que los empresarios tendrán que devolver tarde o temprano, ya que les carga con una deuda con Hacienda.

"Era un compromiso de este Gobierno y lo hemos cumplido para no dejar a nadie atrás" presumió la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, con el eslogan más famoso del Ejecutivo desde que se desatara la crisis del coronavirus. Maroto ha sido la encargada de su puesta en marcha de este plan que se divide en cinco grandes bloques. Estos son:

1. Fuerzan a los grandes tenedores a bajar el alquiler

En el caso de que el arrendador sea un gran tenedor (10 o más locales) si las partes no llegaran a un acuerdo, el arrendatario que sea pyme o autónomo podrá optar entre las siguientes alternativas:

  1. Una reducción del 50% de la renta arrendaticia durante el tiempo que dure el estado de alarma, sus prórrogas, y hasta un plazo máximo de cuatro meses adicionales a contar desde la finalización del estado de alarma.
  2. Una moratoria en el pago de la renta arrendaticia durante el tiempo que dure el estado de alarma, sus prórrogas y hasta un plazo máximo de cuatro meses adicionales a contar desde la finalización del estado de alarma. El pago aplazado de las rentas se podrá realizar durante un periodo de dos años a contar desde la finalización de la moratoria.

Así, el Gobierno carga a los grandes propietarios con los gastos inmobiliarios de otras empresas. Según los cálculos del Ejecutivo, el número potencial de locales beneficiarios serían 190.000, de los que 33.000 corresponderían a locales relacionados con el turismo y 157.000 a locales comerciales.

Para el resto de arrendadores de locales, se establece un incentivo fiscal con el que se pretende que las personas físicas que alquilan los locales acuerden voluntariamente rebajas en la renta correspondiente a los meses de enero, febrero y marzo de 2021, permitiendo computar como gasto deducible para el cálculo del rendimiento del capital inmobiliario la cuantía de la rebaja de la renta acordada durante tales meses. Este incentivo tiene un coste estimado de 324 millones y permite deducir hasta el 100% de la cuantía del alquiler mensual en el caso que el arrendador rebaje toda la renta. Estiman que 323.701 arrendadores podrían acogerse a la medida

2. Créditos

Amplían la carencia de los préstamos avalados por las líneas ICO y por las sociedades de garantía recíproca de las distintas comunidades autónomas con reafianzamiento de CERSA, así como de su periodo de amortización. También crean un nuevo tramo de la línea de avales del ICO aprobada para pymes y autónomos del sector turístico, hostelería y actividades anexas dotada con 500 millones de euros y con hasta un 90% de garantía.

3. Impuestos

Aprueban otro aplazamiento de deudas tributarias durante 6 meses, con 3 de carencia de intereses, previa solicitud. Esas deudas tributarias corresponden a declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el día 1 de abril hasta el día 30 de abril de 2021, ambos inclusive, de modo que en lugar de ingresar en abril se ingresarían las deudas en octubre. El importe "potencialmente aplazado" ascendería a unos 2.668 millones de euros. El número total de personas beneficiadas por los aplazamientos sería de unos 617.000 contribuyentes, de los cuales unos 92.000 son de la HORECA (hostelería y restauración) y 68.000 contribuyentes son de comercio al por menor.

Otra medida tributaria que recoge el plan es aumentar la reducción en la tributación por el sistema de módulos en el IRPF del 5% actual al 20% con carácter general para el año 2020. Sin embargo, para la hostelería, el comercio y el turismo, esa reducción será del 35%. Esta medida se aplicará para el cuarto pago fraccionado de 2020 y para el primer pago de 2021. Esos mismo contribuyentes también se aplicarán en la tributación del régimen simplificado del IVA correspondiente a la cuota devengada de 2020 y a la primera cuota trimestral de 2021. El importe estimado de la reducción del IRPF o el IVA ascendería a 117 millones de euros, por lo que, de las medidas tributarias, apenas el 4% corresponden a bajadas de impuestos.

Reyes Maroto ha sido preguntada en rueda de prensa por Libre Mercado por los motivos que han llevado al Gobierno a rechazar bajadas fiscales generalizadas en el IVA de la hostelería —como han hecho Alemania o Reino Unido— o rebajas de Sociedades —como ha hecho Portugal—. Sobre el IVA, la ministra se ha excusado en que "en España no tenemos un problema de precios, tenemos un problema de costes de los negocios que están cerrados, que son los costes fijos, no de precios". Sobre que no haya rebajas en Sociedades o en el régimen de estimación directa, donde también hay muchos hosteleros, la ministra ha respondido que "si no tienen ingresos, no pagan impuestos". El número de beneficiarios de la rebaja del régimen de módulos para el sector turístico y comercial será 132.000 contribuyentes.

4. Empleo y Seguridad Social

El comercio al por mayor de bebidas, restaurantes y puestos de comidas, establecimientos de bebidas, y actividades de los jardines botánicos, parques zoológicos y reservas naturales pasan a ser sectores hiperprotegidos por los ERTE.

Habrá aplazamientos —no rebajas— de cotizaciones a la Seguridad Social. Eso sí, con intereses del 0,5%. El impacto ascenderá a 205 millones de euros. Además, las empresas encuadradas en los sectores de turismo, comercio y hostelería, podrán aplicar una bonificación del 50% de las cuotas a la Seguridad Social para la contratación de fijos discontinuos de abril a octubre de 2021. El coste será de unos 73 millones de euros.

5. Subvenciones

"Se flexibilizan los requisitos para el mantenimiento de los incentivos regionales", dice el departamento de Maroto, que son subvenciones a fondo perdido. Se estima que esta medida beneficiará a unos 615 proyectos de "inversión empresarial" con una subvención de más de 740 millones de euros, de los que en torno a un 40% se corresponden con ayudas al sector turístico.

Descontento en el sector

Una de las primeras patronales en reaccionar al plan de Maroto ha sido la de los autónomos. "Llega tarde, es escaso y sin ayudas directas a los sectores afectados, que va a dejar fuera a muchos autónomos que necesitan esta ayuda", señaló Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA.

Para la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos, España de Noche, el plan es una "burla" y una "tomadura de pelo" y acusan al Gobierno de "acumular y manipular cifras y conceptos que prometen impacto económico en los sectores afectados, en lugar de exponer con rigor y claridad cuál es la inversión pública real del plan de medidas urgentes".

Por otro lado, la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) también consideró "insuficientes" las medidas. "Echamos de menos ayudas específicas para el sector más afectado por la crisis. Es necesaria la aprobación de un paquete que incluya ayudas directas, ya que los ICO no son suficientes para recapitalizar; además, hay que aprobar la posibilidad de alargar los ERTE por fuerza mayor hasta que la situación se estabilice y eliminar la cláusula de mantenimiento del empleo, reducir el IVA para las agencias de viajes y modificar la normativa de viajes combinados", señaló el presidente de la Confederación, Carlos Garrido.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD