Menú

El euro digital podría ser una realidad en el segundo semestre de 2021

Este método de pago crearía una vía directa entre los ciudadanos y el propio Banco Central Europeo, donde cada uno tendría un depósito.

0
Este método de pago crearía una vía directa entre los ciudadanos y el propio Banco Central Europeo, donde cada uno tendría un depósito.
El BCE lanza un proyecto piloto para crear una divisa digital. | Alamy

Las criptomonedas han creado una alternativa al dinero tradicional, ya que la mayoría no tienen una entidad reguladora, como el caso de blockchain. Sin embargo, los bancos centrales como el de China, Suecia o la propia Reserva Federal de Estados Unidos están trabajando en diversos proyectos para crear divisas digitales. El último en sumarse ha sido el Banco Central Europeo, que quiere lanzar su proyecto piloto a mediados de 2021. De esta manera, el euro digital podría ser una realidad dentro de seis meses.

Ahora bien, este proyecto tienes unas consecuencias bastante preocupantes para el sistema financiero. Por un lado, facilitará los pagos haciéndolo todo más digital y automatizado. Pero, por otro lado, este método de pago crearía una vía directa entre los ciudadanos y el propio Banco Central Europeo, donde cada uno tendría un depósito. Esto podría suponer que muchos ciudadanos optaran por dejar su dinero en euros digitales en el BCE en lugar de en su entidad bancaria. Por eso, el proyecto todavía está en fase embrionaria y se están estudiando todas las variantes y posibles consecuencias.

Por todo ello, desde octubre el BCE está sondeando y en conversaciones con las entidades bancarias europeas. En España se anunció el pasado mes de septiembre que se comenzaría a testar el Central Bank Digital Currency (CBDC). Cinco entidades: Santander, BBVA, Sabadell, Bankia y CaixaBank serían las encargadas de dar comienzo a una fase de prueba. Iberpay, la creadora de Bizum, es la elegida para centralizar el proyecto, que es a su vez la propietaria de los fondos y la encargada de emitir los tokens a los bancos, quienes los repartirían a sus clientes.

Por el momento, el euro digital es solo un proyecto que dependerá de los bancos para salir adelante. Pese a todo, se necesitarán, como mínimo, entre dos y cuatro años para que se convierta en una realidad. Si se toma como referencia al Banco de China, que es el pionero, lleva más de cinco años y todavía están en la primera fase del yuan digital.

Otro efecto del euro digital será un mayor control de los capitales. La propia Christina Lagarde, presidenta del BCE, aseguró que sería una buena arma para luchar contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo. Por tanto, no tendría el anonimato que sí tiene el bitcoin.

En definitiva, el euro digital podría llegar en el segundo semestre de 2021 si las entidades bancarias y el BCE logran un punto de partida común para comenzar a trabajar en este proyecto teniendo en cuenta las posibles consecuencias y cómo será su aplicación a la economía real.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia