Menú

Por qué sube el precio de la luz y por qué le ha estallado en la cara al PSOE y a Podemos

Nuestro país tiene que tirar de gas porque las renovables no son capaces de producir suficiente energía ahora: no hay sol, pero tampoco hay viento.

0
Nuestro país tiene que tirar de gas porque las renovables no son capaces de producir suficiente energía ahora: no hay sol, pero tampoco hay viento.
Pablo Iglesias | LD

La electricidad en España registró ayer viernes un récord, al alcanzar un precio en el mercado mayorista de 94,99 euros por megavatio hora (MWh) y superar los máximos de 2013. Las 8 de la tarde fue la hora más cara para encender la luz en nuestro país, con un estratosférico precio de 114,89 euros. Esta desagradable noticia para los consumidores no tardó en copar los titulares de la prensa, sobre todo, teniendo en cuenta la intensa ola de frío que azota España.

Tras conocerse estos datos, en el Gobierno reinó el silencio, pero la hemeroteca no tardó en dejar retratados al PSOE y a Podemos. Cuando estaban en la oposición, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez o Alberto Garzón no dudaban en arremeter duramente contra el Ejecutivo del PP si la luz subía mientras bajaban las temperaturas. ¿Dónde quedan sus argumentos ahora?, ¿son ellos cómplices de que los españoles tengan que pagar más cara la electricidad que usan? Esta era una de las acusaciones que hacía Iglesias allá por el 2017.

También, en 2017, Alberto Garzón denunciaba que "ningún Gobierno decente debería tolerar" una subida superior al 10% en un año. La realidad es que, con él como ministro de Consumo, acaba de subir la luz un 27% en 2021.

Para Pedro Sánchez, la subida del recibo de la luz era un "golpe del Gobierno a las familias" en 2013. ¿Pensará lo mismo cuando gobierna él?

Las razones del encarecimiento del recibo

Habiendo quedado en evidencia de esta manera, la única reacción que ha tenido el Gobierno ha sido pedir a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que investigue "si ha habido irregularidades en el mercado eléctrico". Sin embargo, expertos como el analista de mercados energéticos, Manuel Fernández Ordóñez, descartan que haya sucedido ninguna trampa con la electricidad, como insinúa el Ejecutivo. La alta demanda, los altos precios del gas o la incapacidad de las renovables para generar energía en esta época del año son las claves que explican esta mordida al bolsillo del consumidor.

"Ha sido un cúmulo de circunstancias. La primera, que hace muchísimo frío, no sólo aquí, en buena parte del mundo, lo que ha disparado la demanda porque todo el mundo está poniendo la calefacción, que muchas todavía son eléctricas", explica Ordóñez a Libre Mercado. Tampoco hay que olvidar el teletrabajo a cuenta de la pandemia, que requiere más energía en los hogares. Después, está la forma en la que se generan los precios, en un mercado libre, pero a través de un sistema marginalista, donde cada tipo de energía entra en el mercado por orden de coste y la última de ellas en participar marca el precio final. En el caso de España, "la última en entrar ha sido el gas y su precio también se ha disparado hasta marcar récord histórico", apunta el experto.

Nuestro país tiene que tirar de gas porque las renovables no son capaces de producir energía suficiente en esta época del año: no hay sol, pero tampoco hay viento. "No está habiendo nada de viento en toda Europa estos días. En Alemania, tienen los molinos de adorno y tienen que quemar gas y carbón", asegura Ordóñez.

En aras del ecologismo, el Gobierno y buena parte de la UEquiere que nuestro país cada vez dependa más de las energías renovables, aunque debería tener en cuenta que este tipo de energías —limpias y baratas cuando están en pleno funcionamiento— no siempre están disponibles, ya que dependen de las condiciones climatológicas del momento. Por tanto, si la renovable falla, hay que buscar un plan B. Y, normalmente, es más caro.

Una energía que funciona "en el 100% de las ocasiones" y que es más barata que el gas es la nuclear, pero Sánchez e Iglesias tienen una gran animadversión por esta opción y pretenden cerrar todas las nucleares del país en los próximos años. "En verano también hay anticiclones que nos limitan el uso de las renovables" avisa Ordóñez "y quitar potencia de base con las nucleares solo encarecerá el recibo, porque solo te queda quemar carbón o gas. No pueden negar esta evidencia", añade.

¿Y por qué ha subido el precio del gas? Por otra cuestión de demanda y porque "no nos esta llegando todo el gas de Argelia que debería", explica Ordóñez. "El motivo, no lo sabemos, pero apunta a que lo están vendiendo más caro a China o Japón, donde también hay una oleada de frío importante. Incluso hay metaneros (barcos) que venían a España y se han desviado a China", cuenta.

A continuación, con los datos de Red Eléctrica a cierre de 2020, puede verse el peso de los distintos tipos de energía de los que se nutre España.

energia.jpeg

Bajar impuestos bajaría la luz

Si el Gobierno sigue apostando por las energías más caras es difícil que el precio de la luz baje, aunque, eso sí, sólo la mitad del recibo está liberalizado y el resto son costes estatales. Por ejemplo, al recibo de la luz se le aplica el tipo general de IVA. "No entiendo cómo se atreven de hablar de pobreza energética cuando están cobrando un 21% de IVA a la electricidad", destaca el experto. Pero es más, a esa cuantía hay que sumarle un 6% del impuesto especial eléctrico, por lo que una rebaja fiscal también lograría abaratar la luz. ¿Por qué no la llevan a cabo Sánchez e Iglesias si su prioridad son los cosumidores?

El resto de los costes fijos del recibo, que no dependen del frío o del uso que le dé el consumidor a su suministro, proviene "del cajón de sastre en el que han ido cargando los diferentes gobiernos al sistema, como las subvenciones a las renovables o las compensaciones al carbón", explica el experto. Hace unas semanas, Teresa Ribera anunció que cargaría parte de ese coste —7.000 millones de euros—a las compañías energéticas y, acto seguido, las petroleras ya advirtieron de que repercutirán el coste en sus clientes. Es decir, que se podría trasladar ese dinero del bolsillo de unos consumidores a otros.

El precio de la luz en el mercado mayorista se ha moderado este sábado, y su media diaria es de 80,66 euros/megavatio hora (MWh), un 17,76% menor a la de ayer. "Esto será transitorio", tranquiliza Ordóñez.

En Libre Mercado

    Servicios