Menú

Siemens Gamesa anuncia el cierre de sus plantas de Somozas y Cuenca, que afectará a 266 empleados

Desde la compañía reconocen que son medidas duras, pero necesarias para reconducir la situación de la compañía y garantizar su sostenibilidad.

0
Desde la compañía reconocen que son medidas duras, pero necesarias para reconducir la situación de la compañía y garantizar su sostenibilidad.
Aerogeneradores de Gamesa. | Alamy

Siemens Gamesa cerrará sus plantas de Somozas (Galicia) y Cuenca (Castilla-La Mancha), iniciando así un procedimiento de despido colectivo que afectará a un máximo de 266 empleados de ambas factorías, informó la compañía.

En concreto, se verán implicados un máximo 51 trabajadores de la planta de Cuenca del fabricante de aerogeneradores y otros 215 empleados de la factoría en Galicia.

La empresa, controlada por la multinacional alemana Siemens, enmarcó esta decisión en las iniciativas que ha puesto en marcha "para mejorar la competitividad, principalmente en el negocio de onshore, y ser rentable de forma sostenible".

El impacto por la crisis de la covid-19 llevó a Siemens Gamesa a registrar unas pérdidas históricas de 918 millones de euros en su ejercicio fiscal 2020 (octubre a septiembre).

El grupo señaló que el cierre de la fábrica de Somozas se debe a la falta de pedidos de las palas del modelo de turbina 'SG 2.X-114' que produce la planta y a la imposibilidad que tiene de fabricar de manera competitiva los modelos más grandes que demanda el mercado.

En concreto, la compañía indicó que no tiene ningún pedido confirmado para este modelo de pala en España en 2021 y no hay previsión de que haya ningún proyecto con la turbina 'SG 2.X-114' en el futuro, ya que no existe demanda para este modelo en España.

A este respecto, consideró que el mercado español, como el mercado global en general, demanda turbinas más grandes "que la planta de Somozas no puede producir de forma competitiva porque sus costes son mayores que los de otras fábricas", y que las turbinas de mayor longitud de Siemens Gamesa, que tendrán una demanda significativa en los próximos años, sería imposible fabricarlas en la planta gallega por limitaciones de espacio y de transporte.

En lo que se refiere a la planta de Cuenca, cuya actividad se centra exclusivamente en la reparación de palas, estimó que "no es sostenible en un mercado muy competitivo y con una tendencia cada vez mayor a la sustitución de palas en lugar de la reparación" y "no es viable a largo plazo" porque no podría reparar turbinas más grandes que las que ahora repara por problemas de espacio.

Negociaciones para minimizar el impacto

El fabricante de aerogeneradores, nacido en 2017 de la fusión de la española Gamesa con la división eólica de Siemens, indicó que pondrá todos los medios a su alcance para minimizar en lo posible el impacto de esta decisión, para lo que en breve se pondrá en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para ese máximo de 266 personas, iniciando las negociaciones con los representantes de los trabajadores de acuerdo con la regulación vigente. Concretamente, la multinacional ha emplazado a la representación de los trabajadores para las 9:00 horas de este martes, día 12, para iniciar las negociaciones de un ERE extintivo para los más de 200 empleados de la planta de As Somozas (La Coruña).

El año pasado, el grupo ya procedió al cierre de la fábrica de palas de Aoiz, en Navarra (Navarra), con el despido de más de 200 empleados de la factoría.

El consejero delegado de Onshore (eólica terrestre) de Siemens Gamesa, Lars Bondo Krosgsgaard, indicó que los cierres de Somozas y Cuenca son "medidas duras, pero necesarias para reconducir la situación de la compañía y garantizar su sostenibilidad y el empleo de los más de 24.000 empleados de Siemens Gamesa, unos 4.400 de ellos en España".

Se comprometen a buscar soluciones

Por su parte, los gobiernos de España, Galicia y Castilla-La Mancha lamentaron y expresaron "su rechazo" al anuncio de Siemens Gamesa de cerrar sus plantas "en un momento de expansión del sector en España".

En un comunicado conjunto, las tres administraciones trasladaron asimismo "la total solidaridad con los trabajadores de las plantas y sus familias ante estos anuncios y su total compromiso para buscar soluciones".

El Gobierno central y los autonómicos destacaron que han trabajado en los últimos meses en la búsqueda de soluciones viables para las dos plantas, "que Siemens Gamesa ha rechazado".

No obstante, subrayaron que mantienen su ofrecimiento a la empresa para seguir analizando opciones de viabilidad alternativas al cierre, "teniendo en cuenta el contexto particularmente favorable para el sector por todas las oportunidades que ofrece la transición energética".

Así, consideraron que esta colaboración será clave para "aprovechar y optimizar las oportunidades de desarrollo industrial y transición energética de cara al mantenimiento de las plantas".

En Libre Mercado

    Servicios