Menú

Los parques comerciales dan la sorpresa y se salvan del coronavirus

Este tipo de oferta comercial ofrece espacios amplios y dan mayor sensación de seguridad a los consumidores en tiempos de coronavirus.

0
Este tipo de oferta comercial ofrece espacios amplios y dan mayor sensación de seguridad a los consumidores en tiempos de coronavirus.
Parque comercial Rivas Futura. | Europa Press

La expansión del retail (comercio minorista) ha sido cuestionada en los últimos años, llegándose a hablar de un colapso del modelo comercial vigente. Los fuertes incrementos de las ventas online han supuesto un problema extra para los comercios físicos, y el clima de preocupación se ha acentuado ante la difícil situación que viene atravesando el sector en Estados Unidos, donde desde hace años se viene gestando el conocido como "retail apocalypse".

Ya antes de la llegada del coronavirus, la situación venía agravándose para los minoristas estadounidenses. Según Coresight Research, en 2019 se anunciaron 9.302 cierres de tiendas, un aumento del 50% respecto a 2018 y el número más alto desde 2012, año en el que esta consultora comenzó a recoger datos.

En España, los centros comerciales han intentado desmarcarse de este fenómeno, tratando de reconvertirse y ofreciendo mucho más que un lugar donde hacer compras. Han tratado de crear una experiencia de compra integral, que incluye cines, restaurantes y todo tipo de actividades experienciales. ¿El objetivo? Captar al mayor número de usuarios posible gracias a la oferta de ocio para, una vez en el centro comercial, acaben comprando en los comercios y tiendas allí establecidas; así como alargar lo máximo posible el tiempo que los consumidores pasan dentro del centro.

Sin embargo, con la llegada del coronavirus ha sido precisamente este modelo el más afectado, tanto o más que el de los comercios a pie de calle. Hasta noviembre, los centros comerciales habían recibido un 34% menos de visitantes que en el mismo periodo del año anterior, según los datos publicados por ShopperTrak.

Además, las restricciones aplicadas por algunas administraciones no han ayudado. La Asociación Española de Centros Comerciales ya ha emprendido acciones legales en Cataluña y País Vasco por la "flagrante discriminación a la que se sometía a los negocios por el hecho de estar ubicados en centros comerciales".

Los parques comerciales resisten

A pesar de todo, y ante esta difícil situación, ha destacado especialmente un modelo comercial diferente al de los centros comerciales típicos. Estamos hablando de los parques comerciales, también conocidos el sector como "parques de medianas". Ejemplos de estos parques son Megapark Madrid (San Sebastián de los Reyes), Parque Oeste (Alcorcón), Alfafar Parc (Valencia) o Megapark Barakaldo (Vizcaya).

El formato consiste en grandes terrenos ubicados, generalmente, a las afueras de las principales ciudades, donde se establecen marcas comerciales grandes y medianas que tienen a su disposición enormes locales independientes unos de otros. Además, estos parques suelen contar con aparcamientos gratuitos y al aire libre para los clientes, así como accesos directos a las principales carreteras.

Si unimos todos estos factores tenemos la combinación perfecta en los tiempos del coronavirus: los clientes llegan con su coche, que pueden aparcar al aire libre junto al comercio que vayan a visitar; cuentan con grandes espacios por donde moverse, evitan aglomeraciones y una vez han terminado sus compras se van con la misma facilidad con la que han llegado.

Por otro lado, en este tipo de espacios suelen ubicarse marcas relacionadas con la electrónica, productos de bricolaje y para el hogar, así como grandes hipermercados: precisamente el tipo de negocios que menos se han visto afectados por la covid-19.

Aún hay margen de mejora

"Los parques comerciales resisten". Así titula la Asociación Española de Centros Comerciales la portada de la última edición de su revista. Y es que el sector no esconde su confianza este modelo comercial. En el conjunto de Europa, los parques de medianas han recuperado antes sus ventas que el resto de los espacios comerciales, incluso algunas marcas afirman haber mejorado sus datos en parques respecto a 2019, como es el caso de Primark, que anunció la sorprendente noticia en su presentación de resultados del pasado noviembre.

A nivel nacional, y según fuentes consultadas por Libre Mercado, grandes empresas como Leroy Merlín, Decathlon o Mediamarkt han obtenido, en los meses posteriores al confinamiento, incrementos porcentuales de ventas de hasta dos cifras, en buena parte de sus locales ubicados en parques comerciales.

En cuanto a las expectativas futuras, y según el informe Transparency in Retail Parks, presentado por la consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield, la superficie bruta alquilable (SBA) de los parques comerciales aumentará en 245.000 metros cuadrados hasta 2021, lo que supone un incremento del 8% anual.

Hay que tener en cuenta que España cuenta actualmente con unos 80 parques comerciales de tamaño significativo, a la espera de que haya ocho nuevos parques en los próximos dos años.

Aun así, el margen de mejora es aún elevado en España, dado que la densidad de parques comerciales se sitúa lejos de la de otros países europeos. Mientras que nuestro país cuenta con una densidad de 63 metros cuadrados por cada mil habitantes, Reino Unido cuenta con 159 y Francia con 114 metros cuadrados. La comunidad más atrasada en este sentido es Cataluña, con apenas una densidad de 28 metros cuadrados por cada mil habitantes, mientras que Madrid o Andalucía lideran el ranking.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios