Menú

La doble moral eléctrica podemita: la empresa pública de Colau es más cara que las grandes compañías

La alcaldesa de Barcelona sablea a los clientes de Barcelona Energía y dobla el recibo del agua en los despachos profesionales.

0
La alcaldesa de Barcelona sablea a los clientes de Barcelona Energía y dobla el recibo del agua en los despachos profesionales.
EFE

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona y líder de la versión catalana de Podemos, es una experta en materia de doble moral política. La compañía eléctrica municipal de Barcelona es mucho más cara que las grandes compañías, lo que no obsta para que Colau exhiba sus grandes dotes demagógicas en la materia. En 2018 el Ayuntamiento de la capital catalana creaba Barcelona Energía, una empresa pública cuyo objetivo era acabar con los supuestos abusos de las grandes compañías, barrer el mercado de prácticas irregulares y ofrecer una alternativa eléctrica mucho más barata, limpia y ecológica cuyos beneficios revertieran en los ciudadanos. Dos años después, la compañía pública resulta ser más cara que las grandes compañías según el comparador de ofertas de energía de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Barcelona Energía nació con el objetivo de alcanzar en dos años los veinte mil clientes, pero sólo tiene algo más de tres mil. Y ello se debe en gran parte a que su oferta no es precisamente la más barata. Un cliente tipo con una potencia contratada de 3,3 kW y un consumo medio de 3.000 kWh/año pagará mucho menos si contrata la luz con Iberdrola, Endesa, Alcanzia, Atulado, Bulb u Holaluz que con Barcelona Energía. La tarifa más barata es la de Iberdrola, por la que un cliente con un consumo de las citadas características pagará 494,74 euros anuales. Si contrata con Alcanzia, pagará 566,79 euros. En el caso de Endesa la factura subiría a 602,56 mientras que en la pública de Colau con la misma potencia contratada y consumo medio, la factura anual es de 675,89 euros.

Municipios por la energía pública

La comparativa desmonta por completo los argumentos podemitas sobre la necesidad de una compañía pública de electricidad para rebajar el precio del recibo y evitar los picos en las subastas cuando más electricidad se consume. Pero a pesar del fracaso de "Barcelona energía", sostenida por los impuestos de los barceloneses, la alcaldesa Colau ha decidido sumarse a la Asociación de Entidades y Municipios por la Energía Pública.

Entre tanto, numerosos despachos profesionales de Barcelona denuncian que el Ayuntamiento les ha doblado el recibo del agua al aplicar una considerable subida en la llamada "Tasa Metropolitana de Tratamiento de Residuos Municipales". Así, despachos de abogados instalados en pisos del Ensanche de unos cien metros cuadrados han pasado de pagar una media de 60 euros a pagar 100 euros, 32 de consumo, 12 de canon del agua, 4 de tasa de alcantarillado, 4,5 de IVA y caso cincuenta de dicha tasa metropolitana.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD