Menú

La carne de ternera, producto de lujo en Argentina: la inflación hunde su consumo hasta niveles de 1920

El presidente de Ciccra, Miguel Schiariti, aseguró que este descenso en el consumo está relacionado con la caída del poder adquisitivo.

0
El presidente de Ciccra, Miguel Schiariti, aseguró que este descenso en el consumo está relacionado con la caída del poder adquisitivo.
La situación de los hogares argentinos atraviesa un momento delicado | Pixabay/CC/secomp

Argentina es famosa por muchas cosas, pero una de las más destacadas es su carne. La ternera del país sudamericano tiene fama de ser una de las mejores del mundo, así como la forma de ser cocinada. Sin embargo, los argentinos han reducido considerablemente el consumo de carne de ternera, ya que según la Cámara de la Industria de Carnes de la República Argentina (Ciccra), el consumo ha pasado de los 61 kilos de 2013, pasando por los 59,2 kilos de 2014, los 58,6 kilos de 2015, los 55,8 kilos de 2016, los 56,9 kilos de 2017, los 58,2 kilos de 2018, los 51,7 kilos de 2019, hasta los actuales 49,7 kilos, la cifra más baja desde 1920.

El presidente de Ciccra, Miguel Schiariti, aseguró a los medios argentinos que este descenso en el consumo está relacionado con la caída del poder adquisitivo y la imposibilidad de los salarios de igualar la inflación. En los últimos tres años, la capacidad de compra de los salarios ha descendido un 20% y la inflación se situó en un 36% en 2020. Esto unido a una caída del PIB anual del 10,5% ha hecho que la situación de los hogares argentinos atraviese un momento delicado. De hecho, el 44% de la población es considerada pobre en estos momentos.

Este descenso supone una caída del 2,3% respecto al año 2019 y del 13,5% en relación con los indicadores de 2007-2009. Ciccra también destaca el aumento del consumo de las carnes alternativas como el pollo o el cerdo para justificar el descenso en el consumo de ternera.

La producción creció

Pese a esta caída en el consumo, la producción aumentó un 1,3% en 2020 cerrando el ejercicio con 3,17 millones de toneladas de carne de res con hueso. De esa cifra, el mercado interno absorbió 2,2 millones –el 71,1%– una caída de 31.000 toneladas de lo registrado el año anterior. Por su parte, las exportaciones crecieron un 9,4% hasta el mes de noviembre, especialmente hacia los países asiáticos. Según Ciccra, en el mismo período la facturación alcanzó un total de 2.511,1 millones de dólares (2.071 millones de euros) por las exportaciones de cortes vacunos, y como consecuencia de los menores precios internacionales, hubo una merma en los ingresos del 8,7% interanual.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD