Menú

El ridículo de Sánchez con la nueva líder de Estonia que defiende todo lo contrario al PSOE

El presidente español felicita a Kaja Kallas por ser mujer, pero parece ignorar que su programa político es de marcado corte liberal.

0
El presidente español felicita a Kaja Kallas por ser mujer, pero parece ignorar que su programa político es de marcado corte liberal.
Kaja Kallas defiende impuestos bajos, eliminar Patrimonio y Sucesiones... | Instagram: Kaja Kallas

A comienzos de semana, Kaja Kallas ha sido nombrada nueva primera ministra de Estonia. El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, no ha tardado en reaccionar y, a través de un mensaje en su cuenta de Twitter, ha celebrado que la previsible elección de Kallas promueve "la visibilidad que merecen las mujeres".

Está por ver si Kallas se ve reflejada en el mensaje de Sánchez, que no hace referencia a su talento sino a su condición sexual, pero lo que no parece poco probable es que el líder español tenga muchas coincidencias con la agenda económica de la nueva lideresa báltica, cuyo programa político y económico está escorado a las ideas del centro-derecha.

Abogada especializada en derecho de la competencia, Kallas tiene un apellido muy reconocido en la política de su país porque su padre Siim fue ministro de Exteriores entre 1995 y 1996 y primer ministro entre 2002 y 2003, dos cargos que sirvieron para catapultarle a la Comisión Europea, donde ocupó tres comisarías y una vicepresidencia europea entre 2004 y 2014.

La nueva primera ministra entró en política en 2010 y sirvió como parlamentaria entre 2011 y 2014, paso previo a su desembarco en el Parlamento Europeo, donde permaneció hasta 2018. Su regreso a la política nacional se produce entre 2017 y 2018, cuando participa en las primarias del Partido Reformista, que termina ganando. Ya en 2019, su lista electoral gana las elecciones con el 29% de los sufragios, pero los pactos posteriores a los comicios impidieron que Kallas formase gobierno.

Durante los últimos días, Kallas ha negociado su entrada en el poder con el Partido Centrista, una formación que no atraviesa su mejor momento, puesto que está siendo investigada por distintos escándalos de corrupción, entre los que se incluyen presuntos delitos de financiación irregular. El ex primer ministro, Juri Ratas, estaba vinculado a dicha agrupación política, pero se ha visto obligado a dimitir ante los escándalos que han salido a la luz.

La prensa describe el de Kallas como un discurso pro-negocios y pro-empresa. No sorprende que así sea: Estonia es, al fin y al cabo, una de las economías menos intervenidas y más desreguladas del mundo, como acredita año tras año el Índice de Libertad Económica. De hecho, en su partido se definen como "los referentes del liberalismo en Estonia" y procuran marcar distancia con otros grupos políticos de centro-derecha que han mostrado tendencias populistas o intervencionistas.

El sistema impositivo de Estonia está considerado el más competitivo del mundo desarrollado. Por encima del mínimo exento de rigor, aplica una tarifa plana del 20% en el IRPF. Además, su Impuesto de Sociedades, también del 20%, se cobra solo sobre beneficios distribuidos, de modo que las rentas reinvertidas en la empresa no pasan por caja. A esto hay que sumarle un cálculo menos oneroso de lo habitual en tributos como el IBI, la inexistencia del Impuesto sobre el Patrimonio, la ausencia de un Impuesto de Sucesiones y la aplicación generalizada de un tipo del 20% en el IVA.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia