Menú

Bankia gana un 57% menos en 2020 tras la provisión extraordinaria por el coronavirus

La entidad registra 230 millones de beneficio, que ascenderían hasta los 816 millones sin contar impuestos ni las provisiones por la covid-19.

0
La entidad registra 230 millones de beneficio, que ascenderían hasta los 816 millones sin contar impuestos ni las provisiones por la covid-19.
El consejero delegado de Bankia, José Sevilla. | Europa Press

Bankia registró un beneficio neto de 230 millones de euros en el ejercicio 2020, lo que supone un descenso del 57,6% sobre el año anterior, debido al menor resultado generado por las operaciones financieras, así como por unas provisiones de carácter extraordinario de 505 millones de euros como consecuencia de la situación generada por la covid-19.

La entidad ha destacado que la finalidad de estas dotaciones extraordinarias ha sido reforzar aún más su balance y contar así con una mayor flexibilidad para hacer frente a las necesidades financieras que pudieran tener en el futuro familias y empresas.

Bankia ha dedicado también 576 millones a provisiones ordinarias de crédito y adjudicados.

El beneficio antes de impuestos sin tener en cuenta las provisiones extraordinarias por la covid-19, que representa la actividad bancaria más recurrente, alcanzó los 816 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 8% sobre el año anterior.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha apuntado que, pese a todas las dificultades y a que los tipos de interés han ahondado en el terreno negativo, Bankia ha cerrado un ejercicio "muy positivo" en términos de negocio, "con importantes crecimientos" en crédito a empresas, en producción hipotecaria y en fondos de inversión.

"Gracias al esfuerzo y rigor de todos los profesionales del banco, hemos cumplido los objetivos de crecimiento de cuota de mercado que nos habíamos planteado para el año 2020 en el Plan Estratégico", ha subrayado Goirigolzarri.

En este sentido, el presidente de Bankia ha señalado que el 2020 "se ha convertido en el año de la culminación del proyecto de Bankia como entidad independiente". "Debemos hacer un balance muy positivo, del que yo me siento muy orgulloso", ha añadido.

La fusión con Caixabank

"Todo el equipo de Bankia ha tenido que afrontar enormes retos de gestión durante estos diez últimos años, que se han materializado en importantes éxitos y han hecho posible que estemos finalizando una etapa francamente magnífica. Todo ello, nos sitúa en una posición extraordinaria de cara a la integración con CaixaBank y estoy convencido de que juntos tenemos un futuro enormemente ilusionante y prometedor", ha indicado.

Por su parte, el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha puesto en valor que la entidad ha cerrado el Plan Estratégico 2018-2020 cumpliendo con los objetivos fundamentales con los que se había comprometido, como la generación de capital, la reducción de los activos improductivos o el buen comportamiento de los productos de alto valor para el cliente.

"En apenas tres años, Bankia ha generado 2.934 millones de euros de CET1 fully loaded, muy por encima de lo que nos habíamos comprometido y de los requerimientos regulatorios. El capital de la máxima calidad CET1 fully loaded se ha situado en el 15,48%, con lo que ampliamos nuestro liderazgo en solvencia entre los grandes bancos españoles", ha destacado.

A cierre de diciembre, la ratio de capital regulatorio CET1 fully loaded de Bankia se ha situado en el 16,17% si se incorporan las medidas de flexibilización de capital adoptadas por los organismos y autoridades competentes.

Sin ellas, la ratio de capital CET1 fully loaded al finalizar 2020 ha sido del 15,48%, frente al 13,02% del ejercicio anterior, lo que muestra una "sólida" generación de capital y un exceso de 710 puntos básicos sobre los mínimos regulatorios exigidos para 2020.

Bankia cuenta, además, con un "amplio colchón de liquidez" para afrontar la situación y poder seguir financiando la economía, ya que tiene tomados más de 22.900 millones de euros del Banco Central Europeo (BCE) a través del TLTRO III y el coeficiente de cobertura (LCR) avanza y se eleva hasta el 195%.

Contención del gasto

Asimismo, según la entidad, el margen de intereses ha ido registrando a lo largo del ejercicio un mejor comportamiento trimestre contra trimestre y, a cierre de 2020, ha sumado 1.904 millones de euros, lo que representa un descenso del 5,9% con respecto a 2019.

Bankia ha achacado este comportamiento al impacto de la caída de la curva de tipos, el cambio de mix de la cartera crediticia, con un mayor peso del segmento de empresas y menores volúmenes de consumo, y a la menor contribución de intereses de la cartera de renta fija.

Por el lado de los ingresos, las comisiones netas registraron un avance del 12,2% interanual, hasta alcanzar los 1.213 millones de euros, debido al buen comportamiento de las comisiones generadas por el negocio con clientes y las generadas por las actividades de servicios de activos bajo gestión y originación.

Junto a ello, la partida de gastos de explotación de Bankia se ha reducido en el año hasta 1.781 millones de euros, mostrando un descenso del 2%. Así, los gastos de explotación sobre el total de los activos ponderados por riesgo (APRs) representan el 2,64%, frente a una media del 3,29% de los bancos comparables.

Crece un 3,8% el resultado 'core'

La caída de los gastos y el aumento de los ingresos por comisiones ha hecho posible que el resultado core (margen de intereses y comisiones, menos gastos de explotación) cierre el ejercicio en 1.336 millones de euros, un 3,8% más.

Además, Bankia destaca la evolución del cuarto trimestre del año, que refleja un crecimiento del resultado core del 10,8% sobre el mismo periodo de 2019.

El resultado core del último trimestre ha sido, según Sevilla, el más alto de los últimos tres años, superando en un 11% al de 2019 y en un 24% al de 2018.

"Otro de los grandes logros del Plan Estratégico ha sido el fortalecimiento de la calidad del balance. Gracias al esfuerzo de todos los profesionales de Bankia hemos sido capaces de situar los activos improductivos netos en el 2,98%, al tiempo que hemos aumentado su cobertura", ha resaltado Sevilla.

En concreto, la tasa de morosidad se ha situado en el 4,7% en 2020, frente al 5% en que se encontraba un año antes, y la ratio de cobertura sube 4,2 puntos porcentuales con respecto a diciembre del año 2019 y alcanza el 58,2%.

Asimismo, el saldo vivo de las moratorias hipotecarias a personas físicas se situaba en 4.261 millones de euros, lo que equivale al 7% sobre el total del crédito hipotecario no dudoso de Bankia.

Por su parte, el saldo vivo de las moratorias de préstamos al consumo a personas físicas sumaba 79 millones de euros, el 2% del total del crédito consumo no dudoso.

En cuanto a la evolución del negocio a particulares, el ejercicio 2020 ha ido, según la entidad, de menos a más y la entidad ha cerrado un trimestre récord en formalizaciones de hipotecas y consolida avances en la recuperación de la actividad del crédito al consumo.

En concreto, las formalizaciones hipotecarias han llegado en el año hasta los 3.348 millones de euros, un 14,3% más que a cierre de 2019.

Además, el cuarto ha sido, según Bankia, el mejor trimestre histórico con un volumen financiado de 1.086 millones de euros, un 28,1% por encima del mismo trimestre de 2019, y un 35,6% más con respecto al trimestre precedente, que ya había registrado récord.

En cuanto a las ventas digitales, la entidad ha finalizado 2020 "dando un importante salto" sobre el total de las ventas de Bankia y éstas suponen ya el 46,9% del total, la cifra más elevada registrada por el banco.

Así, con respecto al año 2019 el avance es de casi once puntos porcentuales y se sitúa por encima del objetivo del 35% fijado en el Plan Estratégico 2018-2020.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD