Menú

Bill Gates se convierte en 'el rey del cultivo en EEUU' mientras promueve el fin de la propiedad privada

Tras años de inversiones, Gates es el mayor dueño de cultivos en EEUU, pero su fundación financia eslóganes como "No tendrás nada, y serás feliz".

0
Tras años de inversiones, Gates es el mayor dueño de cultivos en EEUU, pero su fundación financia eslóganes como "No tendrás nada, y serás feliz".
Bill Gates, en un World Economic Forum de Davos, | Cordon Press

El fundador de Microsoft y cuarta persona más rica del mundo, Bill Gates, se ha convertido en en el mayor propietario de tierras agrícolas de Estados Unidos.

Tras años de inversiones llevadas a cabo con sigilo, Gates se ha hecho con un patrimonio de 108.000 hectáreas, según acaba de desvelar The Land Report, publicación especializada en el sector. De ellas, 98.000 corresponden a terrenos cultivables altamente productivos repartidos entre diecinueve estados del país.

Las mayores extensiones de este patrimonio se encuentran en los estados de Louisiana (28.000 hectáreas), Arkansas (19.000) y Nebraska (8.200). Una hectárea equivale a algo menos de 1.5 campos de fútbol de tamaño medio.

map.jpg

Los terrenos pertenecen formalmente a la empresa Cascade Investments, el vehículo de inversión a través del cual Bill Gates y su esposa Melinda han diversificado su fortuna desde los años 90. Las fincas agrícolas son sólo una pequeña parte del total de las inversiones de Cascade, que incluyen importantes participaciones en cadenas de hoteles, comercializadoras de automóviles y empresas de reciclaje, de maquinaria y ferroviarias, por citar algunas.

En la creación de su imperio agrícola Gates ha actuado con notable discreción. The Land Report elabora cada año un informe con los 100 mayores terratenientes del país pero es la primera vez que Gates aparece en ella. Según Eric O'Keefe, director de la citada publicación, "Cascade se ha dedicado a comprar terrenos de cultivo desde hace más de una década. Sólo nos hemos dado cuenta del número y la extensión de sus propiedades el año pasado".

land-report-cover.jpg

En la mayor de sus operaciones conocidas Cascade pagó en el 2017 más de 500 millones de dólares por 61 lotes de tierra pertenecientes a un fondo de inversión. La venta se hizo tan en silencio que, según O'Keefe, "podría decirse que fue en secreto. No hubo un anuncio público ni una notificación en la prensa de negocios". La identidad del comprador sólo se confirmó el año siguiente gracias a una investigación de la publicación Agri Investor.

En otra operación en el año 2018 una empresa completamente desconocida llamada Angelina Plantation pagó 171 millones de dólares por 5.800 hectáreas de terrenos muy fértiles dedicados al cultivo de maíz y trigo, en el estado de Washington. Sin embargo, dicha empresa contaba sólo con dos empleados e ingresaba apenas 300.000 dólares al año. La prensa publicó los detalles de la transacción pero hasta un tiempo después no se supo que el dueño de Angelina Plantation, y por tanto el comprador real, era Bill Gates.

Según Charlie Rankin, agricultor y ganadero con una pequeña propiedad en Carolina del Norte y un canal de Youtube dedicado a este sector, este secretismo se explica simplemente por el funcionamiento del mercado: "En todas las ventas el comprador siempre quiere saber todo lo que pueda del vendedor, y viceversa, para aprovecharse de ello. Si sé que quien quiere comprar mis terrenos es Bill Gates voy a pedir el triple de precio. Por eso lo hacen en la sombra". Rankin es muy crítico con el multimillonario porque considera que no es sincero en sus obras de beneficiencia sino que "sólo persigue su propio interés", pero no cree que haya nada extraordinario en su forma de operar: "Si eres Bill Gates es difícil hacer inversiones si no es con un perfil bajo".

Aunque Cascade Investments no ha querido explicar qué uso piensan dar a estas propiedades, O'Keefe confirma que se trata de la producción de cultivos. "Prácticamente todas las tierras de Bill Gates ya estaban dedicadas a ello cuando las adquirió Cascade".

Gates posee cinco mansiones en EEUU

La implicación de Gates en el sector no se limita a Estados Unidos. La Fundación Bill & Melinda Gates, financiada con donaciones multimillonarias de este matrimonio, apoya desde hace años proyectos agrícolas en todo el mundo, especialmente en el África sub-sahariana y el sudeste asiático.

Las inversiones de Concordia comprenden otros terrenos no agrícolas, entre los que destaca una extensión de 10.400 hectáreas a las afueras de la ciudad de Phoenix, en el estado de Arizona, donde se está construyendo un gran distrito residencial.

Por otra parte, Gates es el dueño de cinco grandes mansiones en EEUU, entre ellas su residencia habitual, una vivienda de 6.000 metros cuadrados cerca de Seattle valorada en 150 millones de dólares, con 24 cuartos de baño, seis cocinas, un garaje para 23 coches, una sala de recepciones con capacidad para 200 personas y un arroyo creado artificialmente donde se mantiene en todo momento una reserva de peces. Además tiene o ha tenido al menos cuatro jets privados y, según informaciones no confirmadas, una isla en Belize. Según la revista Forbes, su fortuna, la cuarta más grande del mundo, asciende a 120.000 millones de dólares.

Contra la propiedad privada

Al tiempo que mantiene todas estas posesiones, Gates es un firme aliado y patrocinador del Foro Económico Mundial, una organización internacional que promueve la idea de terminar con la propiedad privada.

El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) organiza eventos de gran repercusión mediática en los que participan dirigentes políticos, económicos, sociales e intelectuales del más alto nivel. El más importante de ellos se celebra una vez al año durante cuatro días en la localidad suiza de Davos. La edición del año 2021 se celebró la semana pasada online, de manera excepcional, pero se ha anunciado una reunión física en Singapur en el mes de mayo.

La Fundación Bill & Melinda Gates financia las iniciativas del WEF mediante donaciones directas al propio Fondo, y a través de diferentes proyectos relacionados, muchos de los cuales surgen en Davos. Además Bill Gates es una de las estrellas habituales de Davos, en cuyas ediciones participa año tras año desde 1995. Por su parte, el WEF considera a la Fundación un "socio estratégico" y ofrece sus plataformas online y sus eventos como altavoz habitual para las opiniones de Gates.

La alianza entre Gates y el Foro Económico Mundial es un hecho. Sin embargo, mientras el fundador de Microsoft disfruta de una gigantesca fortuna, el WEF predice un futuro cercano en el que la propiedad privada será irrelevante y podría eliminarse.

Un artículo publicado por el Foro en Noviembre del 2016 describía el mundo del 2030 una sociedad aparentemente utópica donde todas las necesidades básicas están cubiertas y se puede solicitar la entrega de cualquier producto en cuestión de minutos. Nadie tiene coches porque el transporte público es más rápido y organizado. No se paga alquiler por la vivienda, que otras personas utilizan cuando uno no la necesita. La comida también es gratis y nadie guarda utensilios de cocina en casa porque es más cómodo recibirlos a domicilio en el momento en que se vayan a utilizar.

En esta nueva Tierra de Jauja el trabajo no existe. Ha sido reemplazado por "tiempo para pensar, crear y desarrollarse". Ni siquiera hace falta ir de compras, "el algoritmo lo hace por mí". Así se expresa la autora del texto, Ida Auken, exministra de medio ambiente de Dinamarca y miembro de dos grupos de trabajo del WEF.

"No tengo ninguna propiedad. No tengo coche. No tengo casa. No tengo aparatos ni ropa. Te puede parecer extraño, pero en esta ciudad tiene sentido". En el futuro de la señora Auken la propiedad privada es un accesorio superfluo, casi una molestia.

Además los aspectos más personales de cada individuo se encuentran permanentemente expuestos: "No tengo intimidad real. No puedo ir a ninguna parte sin que quede registrado. Todo lo que hago, pienso y sueño queda grabado". ¿Qué tal se vive en este mundo orwelliano, según Auken? "En conjunto, es una buena vida".

Una nota al final del texto aclara que se trata sólo de la opinión de la autora y no del WEF, pero esas mismas ideas se repiten en otros artículos de la misma institución, y especialmente en un vídeo que se hizo viral recientemente, donde se veía a un joven de sonrisa radiante junto a la frase "No tendrás nada, y serás feliz". El vídeo generó un gran rechazo en Twitter y el Fondo lo borró de dicha red, pero hasta el momento lo mantiene en su página de Facebook.

Además de especular con la idea de un mundo sin propiedad privada, el Foro promueve otras ideas contrarias a la libertad económica. Esta misma semana ha publicado un vídeo donde la culpa de los problemas económicos actuales se atribuye al libre mercado y a la llamada "austeridad fiscal" (que el gobierno no gaste más de lo que ingresa). En un artículo anterior se afirma que la solución a nuestros problemas pasa por el marxismo.

El vídeo sobre el año 2030 incluye una predicción que coincide con otro de los intereses de Bill Gates, la comida artificial. "Comerás mucha menos carne", asegura el WEF, que justifica esta afirmación por motivos de salud y medioambientales. Como alternativa propone comer "insectos, algas y carne artificial".

Gates financia desde hace años la investigación y producción de este tipo de carne a través de las empresas Beyond Meat e Impossible Foods. También ha invertido en compañías como Ginko Bioworks para el desarrollo de la biología sintética, una tecnología cuyo objetivo es producir artificialmente todo tipo de alimentos.

Aunque es el mayor propietario de fincas de cultivo de EEUU, si se consideran los terrenos de todos los tipos (agrícola, forestal, urbano, etc.) Bill Gates baja hasta el puesto 49. El número 1 de la lista, John Malone, dueño del equipo de baseball Atlanta Braves, posee casi cinco veces más hectáreas que Gates, aunque una buena parte de ellas son forestales. Otros magnates conocidos superan a Gates en esta lista, como el fundador de la cadena CNN, Ted Turner (4º) y el de Amazon, Jeff Bezos (25º).

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot