Menú

Los diputados autonómicos valencianos quieren cobrar 50.000 euros de finiquito por no tener paro

Para la aprobación de este finiquito están buscando la unanimidad de todos los grupos participantes.

0
Para la aprobación de este finiquito están buscando la unanimidad de todos los grupos participantes.
Cortes valencianas | EFE

Las Cortes Valencianas, o lo que es lo mismo, el órgano legislativo autonómico vuelve a pedir que los diputados –son 99 los que conforma la Cámara– reciban un finiquito al terminar la legislatura. Esta medida ya se planteó al inicio de la legislatura, en 2019, pero quedó aplazada hasta ahora. Sus señorías argumentan que tantos los concejales, como los cargos nacionales tienen derecho a paro, mientras que los cargos autonómicos no. Por este motivo, plantean crear una fórmula legal para crear una indemnización o finiquito al término de cada legislatura, tal y como adelanta Las Provincias.

Cada uno de los representantes cobraría entorno a los 50.000 euros, que es la cantidad comprendida entre los seis meses y un año de sueldo. Sin embargo, aunque es la Comisión de Gobierno Interior la encargada de este asunto, por el momento no ha transcendido nada oficial. El coste para las arcas públicas sería de 4.950.000 euros al finalizar cada legislatura.

El problema que plantea la aprobación de este finiquito es que se está buscando la unanimidad de todos los grupos participantes ante el rechazo que podría crear de cara a la opinión pública. Por el momento, según el diario provincial, el Partido Popular está oponiendo cierta resistencia a esta nueva partida que se plantearía como una indemnización para cada diputado autonómico en sustitución del paro.

Por otro lado, en el apartado legal hay varios aspectos que tendrían que encajar. Esta paga no se recibiría por parte de la Seguridad Social, ya que los diputados no están cotizando para recibirla. Por tanto, tendría que desembolsarse por parte de las Cortes Valencianas, como si fueran empleados del parlamento. Además, también habría que plantear la fórmula presupuestaria que se establecería y sí se cobraría la misma cantidad independientemente de cuánto dure cada legislatura.

En Aragón ya existe una figura parecida llamada cesantía por fin de actividad. En 2019, 49 de los 60 diputados autonómicos aragoneses se acogieron a ella. En este caso, la paga se establece en función del tiempo que se haya estado en el escaño de esta manera los pagos fueron de entre 727 y 16.000. En total, el coste para la Cámara fue de 447.091. En Extremadura también existe esta figura y el finiquito oscila entre los 20.000 y los 40.000 euros.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia