Menú

Sacyr entra en beneficios en 2020 e invertirá 5.000 millones hasta 2025

El beneficio neto se situó en 36 millones y la cifra de negocios de la compañía creció el 9,1 %, hasta los 4.548 millones de euros.

0
El beneficio neto se situó en 36 millones y la cifra de negocios de la compañía creció el 9,1 %, hasta los 4.548 millones de euros.
Exterior del edificio de Sacyr en Madrid. | Europa Press

Sacyr entró en beneficios en 2020 tras contabilizar unas ganancias de 36 millones de euros que contrastan con las pérdidas de 298 millones que el grupo se anotó en 2019 debido a las provisiones contabilizadas por su participación en Repsol.

A cierre de 2020, la cifra de negocios de la compañía creció el 9,1 %, hasta los 4.548 millones de euros, según las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por su parte, el resultado bruto de explotación (ebitda) aumentó el 6,5 % hasta alcanzar los 724 millones de euros, y el 78 % del mismo procedió de los activos concesionales, que atenuaron el impacto de la pandemia de coronavirus en el negocio de la compañía.

La cartera de ingresos futuros cerró 2020 en 39.185 millones de euros, el 9,1 % menos que en 2019 por las desinversiones realizadas durante el pasado año y la ralentización de las licitaciones a nivel mundial por la covid-19.

sacyr-resultados.png
Cuenta de resultados de Sacyr.

Resultados por áreas de negocio

Por áreas de negocio, concesiones elevó su cifra de negocio un 23 % en 2020 hasta los 1.381 millones de euros gracias a los aumentos registrados tanto en los ingresos concesionales de infraestructuras y agua (8 %), como a los asociados a la construcción de los activos (42 % más).

Por su parte, el ebitda subió un 5 % hasta los 365 millones por la entrada en explotación de diversos tramos y la mejora de la rentabilidad del segmento de agua.

La cartera de ingresos futuros se situó en 30.895 millones y no incluyó aún la adjudicación de la Autopista A3 Nápoles-Salerno en Italia, el Hospital Buin Paine de Chile y la concesión de la Autopista RSC-287 en Brasil.

Por su parte, el área de ingeniería e infraestructuras facturó 2.612 millones de euros, el 12 % más que en 2019, y el ebitda creció el 12 % hasta los 291 millones de euros.

La cartera de esta división alcanzó los 5.622 millones de euros, lo que representa 29 meses de actividad, y alrededor del 50 % correspondió a trabajos para Sacyr Concesiones.

Los resultados de esta división recogen además la integración en 2020 de Sacyr Industrial en Sacyr Ingeniería e Infraestructuras.

Además, el negocio de servicios sumó una cifra de negocios 992 millones y el ebitda alcanzó los 89 millones, registrando ambos indicadores una caída del 3 %, respectivamente.

La cartera de servicios se situó en 2.668 millones de euros, con la incorporación de nuevos contratos.

Durante 2020, Sacyr realizó provisiones adicionales para cubrir el laudo de la Cámara Internacional de Comercio sobre una de las disputas abiertas por la ampliación del Canal de Panamá.

La compañía deberá abonar a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) en torno a 85 millones de euros, según recoge el laudo, que condena al consorcio encargado del tercer juego de esclusas -del que forma parte Sacyr- a pagar 206 millones de euros (unos 240 millones de dólares).

La deuda neta del grupo se situó a cierre de 2020 en 5.212 millones, frente a los 4.315 millones de 2019 por la actividad inversora de la compañía en nuevos proyectos concesionales.

Plan estratégico 2021-2025

Sacyr invertirá unos 5.000 millones de euros, que en un 90 % irán destinados a proyectos concesionales y el resto al área de servicios en el periodo 2021-2025, según su plan estratégico en el que también prevé lograr un beneficio neto cercano a los 200 millones y superar los 5.500 millones de euros en ingresos.

Mediante esta nueva estrategia, con el objetivo puesto en el negocio de concesiones, el grupo espera que el resultado bruto de explotación (ebitda) crezca en este periodo hasta el entorno de los 1.200 millones de euros, según ha informado la compañía a través de un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según su hoja de ruta, la compañía ha establecido como mercados prioritarios España e Italia, en Europa; Colombia y Chile, en América Latina y los mercados anglosajones (EEUU, Canadá, Australia y Reino Unido).

Del total de las inversiones contempladas en el periodo, 1.000 millones serán capital propio.

Además, en base a estas magnitudes espera que la retribución al accionista se eleve un 5 % y que el flujo de caja operativo sume más de 1.000 millones frente a los 550 millones de 2020.

Gracias a este plan estratégico, Sacyr espera reforzar su estabilidad y solidez con el desarrollo de proyectos a largo plazo en países en los que ya cuenta con una trayectoria consolidada y que tienen bajo riesgo de demanda y generan flujos de ingresos recurrentes que financian la deuda asociada.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD