Menú

Irene Montero premia con más de 58.000 euros a la directora que promueve la "penetración a la inversa"

El desempleo en las mujeres aumenta durante el mandato de Gimeno, directora feminista del Instituto de la Mujer.

0
El desempleo en las mujeres aumenta durante el mandato de Gimeno, directora feminista del Instituto de la Mujer.
Beatriz Gimeno, Irene Montero y la juez podemita Victoria Rosell en el 8-M de 2020. | EFE

Beatriz Gimeno, directora general del Instituto de la Mujer, ha cobrado 113.404 euros brutos por once meses en el cargo durante el año 2020. Según el Boletín Oficial del Estado, un director general del rango de Gimeno suele percibir un máximo de 59.000 euros anuales. Por tanto, el monto restante, como complemento de productividad, ronda los 58.800 euros anuales. Ese premio en forma de plus concedido a la activista antihombres es uno de los más altos cobrados hasta la fecha dentro del Instituto de la Mujer.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha considerado que la labor desempeñada en 2020 por la defensora del supremacismo femenino, merece este estratosférico salario con cargo a los contribuyentes, claro. Parece ser que la directora ha logrado grandes avances para las mujeres en España. Sin embargo, esa supuesta brecha salarial que "sufren las féminas debido a la opresión del patriarcado", según las teorías de Gimeno y Montero, ha aumentado todavía más durante el mandato de las adineradas podemitas.

Paro femenino

Durante el mandato de Gimeno, el desempleo femenino aumentó hasta situarse en el 18,4%. Una cifra que no parece escandalizar a la feminista. Esta justiciera social ha estado más preocupada de promocionar la "penetración a la inversa" o "penetración anal de las mujeres a los hombres", como ella misma dice, que de asuntos tan importantes como es el empleo.

La activista que repudia a los varones, como describió en su aproximación política al lesbianismo, puede ponerse una medalla de plata por situar a España como el segundo país con más paro entre las mujeres de toda la Unión Europea, solo por detrás de Grecia que alcanza una tasa del 20,6%, según los datos divulgados esta semana por Eurostat.

Estas catastróficas cifras coinciden con los datos publicados por la Encuesta de Población Activa (EPA), que estiman que 2 de cada 10 mujeres querría trabajar pero no encuentra empleo.

Por su parte, la Fundación Adecco, por octavo año consecutivo, ha presentado su informe #EmpleoParaTodas: "La mujer en riesgo de exclusión en el mercado laboral" concluye que el desempleo femenino de larga duración es uno de los mayores problemas sociales en España, ya que deja las mujeres mayores de 55 años en una situación de marginalidad y pobreza.

Además, durante el mes de febrero se ha registrado un incremento de 31.404 paradas más hasta alcanzar un total de 2.304.779, mientras que el desempleo masculino se ha situado en 1.704.010 al subir en 13.032, según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. En concreto, 2020 terminó con más de tres millones y medio de parados, de los que casi dos millones son mujeres.

Pero a Beatriz Gimeno no debe de preocuparle demasiado estos datos que ponen de manifiesto que su cargo como directora general del Instituto de la Mujer es absolutamente prescindible. La ultraizquierdista, en lugar de hacer autocrítica estos días, prefiere salir en defensa del rapero Pablo Hasél, pese a sus letras machistas y denigrantes hacia el género femenino. Tanto es así que Gimeno ha demostrado estar de acuerdo con el tuit de apoyo a las manifestaciones violentas de los antifascistas, que hizo su colega de partido y diputado, Pablo Echenique. En su cuenta de Twitter se puede ver cómo retuitea la queja de Echenique sobre la investigación que la Fiscalía del Tribunal Supremo ha abierto al podemita, por reforzar la conducta violenta de los radicales.

gimeno-echenique.jpg
Tuit de Echenique.

Pero Gimeno no sería la única gran beneficiada dentro de los organismos adscritos al Ministerio de Igualdad, pese a que su política ha obtenido nefastos resultados. A su expareja, Boti García tampoco le ha ido nada mal. En su caso, como directora de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI, durante el periodo de 2020, cobró 83.375 euros. Igualmente, la directora general de Igualdad de trato y Diversidad Étnico Racial, Rita Gertrudis Bosaho, percibió 83.858 euros.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD