Menú

El fabricante español de los tableros de 'Gambito de Dama' ya tiene lista de espera: "No aceptamos más pedidos"

La empresa familiar Rechapados Ferrer ha duplicado la producción anual de tableros gracias al éxito de la serie de Netflix.

0
La empresa familiar Rechapados Ferrer ha duplicado la producción anual de tableros gracias al éxito de la serie de Netflix.
David Ferrer, gerente de Rechapados Ferrer. | Marga Cruz

Buena parte de los tableros de ajedrez que se pueden ver en la miniserie Gambito de Dama están fabricados en España, en la empresa familiar Rechapados Ferrer. Los propietarios de este pequeño taller de marquetería de La Garriga (Barcelona) se encuentran tan sumamente desbordados por el éxito de la serie de Netflix, ganadora de dos premios Globo de Oro, que han tenido que duplicar su producción anual y ya hay lista de espera hasta el año que viene para aceptar nuevos pedidos.

David Ferrer, gerente de la empresa y nieto del fundador, todavía se encuentra sorprendido por el espectacular aumento de la demanda. "No se han puesto en contacto con nosotros, ni Gambito de Dama, ni Netflix," explica, "nos escogieron un poco por casualidad porque el mundo del ajedrez es pequeñito y nosotros ya fabricábamos tableros para clientes de Francia, Italia, Reino Unido, Estados Unidos, Nueva Zelanda e incluso Japón".

gambito-de-dama-final-ajedrez.jpg
Escena de la final de ajedrez en Gambito de Dama.

De su taller salió el tablero que aparece en la gran final (sin spoilers) entre Beth Harmon y Vasily Borgov: "Ahí se ven unos tableros de color negro con una marquetería especial roja y amarilla. Ese detalle delata que es uno de nuestros tableros de ajedrez", señala David Ferrer. De hecho, ese tablero fue uno de los primeros que la empresa vendió en el extranjero: "La primera exportación fue para un cliente alemán, propietario del tablero que sale en la final de Gambito de Dama. Ese modelo lo fabricamos en exclusiva para él".

Desde la emisión de la serie, con más de 62 millones de espectadores según Netflix, la empresa no ha dejado de recibir nuevos pedidos. "Para nosotros ha sido incluso demasiado. Somos un taller muy pequeño con unos procesos muy manuales. Para seguir fabricando tableros con la misma calidad, podemos aumentar un poco la producción, pero no llegamos a todos los pedidos que están entrando en tan poco tiempo", explica Ferrer. "Anualmente fabricamos alrededor de 20.000 unidades de tableros de ajedrez al año. Ahora mismo nos están entrando pedidos para fabricar el doble. Para que te hagas una idea, desde que un cliente nos hacía un pedido hasta que lo recibía pasaban 8 semanas. Este año ya lo tenemos completo. No podemos servir más".

Ferrer atribuye el aumento de los pedidos al confinamiento, que disparó las ventas de juegos de mesa y, por supuesto, al éxito de la serie Gambito de Dama, una historia ficticia que narra la vida de una joven prodigio del ajedrez, Beth Harmon (Anya Taylor-Joy), en su lucha por convertirse en la mejor jugadora del mundo: "Han puesto el ajedrez otra vez de moda. Se han multiplicado las actividades extraescolares, muchos colegios han empezado a ofrecer clases y los clubes de ajedrez han incrementado su número de socios".

Fabricantes de tableros de ajedrez "por casualidad"

fabrica-tablero-ajedrez-rechapados-ferrer.jpg
Proceso de fabricación de un tablero de ajedrez.

Mucho antes del fenómeno Gambito de Dama, Rechapados Ferrer ya era un fabricante de referencia en el mundo del ajedrez: "Somos un fabricante de tableros de ajedrez de gama alta con bastante nombre. Hacemos los tableros de los campeonatos mundiales y la mayoría de los clientes que venden nuestros tableros suelen indicar que se trata de un artículo fabricado por Rechapados Ferrer", señala orgulloso el nieto del fundador. La empresa, que actualmente cuenta con 14 operarios, no vende directamente al cliente final, sino que envía el producto a minoristas encargados de su distribución. El 98% de esos tableros acaban fuera de España.

"La empresa la creó mi abuelo alrededor de la década de los 50. Creamos materiales para fabricantes de muebles y puertas, interioristas, decoradores... una década más tarde empezaron por casualidad los tableros de ajedrez. Había un cliente aquí, en la zona de La Roca, que hacía unas fichas de ajedrez de madera maciza y compraba los tableros en China. Quería vender sus piezas con tableros de mayor calidad y se puso en contacto con nosotros. Un poco por esa casualidad empezamos con la producción de tableros de ajedrez, que gustaron mucho y el boca a boca de la gente hizo el resto".

Temas

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia