Menú

Roures se plantea pedir dinero público para rescatar Mediapro

Después de beneficiarse de los avales del ICO Roures se plantea ahora pedir el fondo especial de la SEPI para Mediapro.

Después de beneficiarse de los avales del ICO Roures se plantea ahora pedir el fondo especial de la SEPI para Mediapro.
Jaume Roures en una rueda de prensa. | EFE

De mal en peor. Mediapro, la productora de Jaume Roures, podría volver a tirar de dinero público para tratar de corregir sus problemas financieros y sortear la quiebra. A finales del año pasado, perdió los derechos de la liga francesa por impagos y tuvo que recurrir a los avales del ICO merced a la deuda de 713 millones de euros que mantiene y que le ha conducido a ser calificada como una compañía de "baja solvencia". Roures pidió al ICO avales por valor de 55 millones de euros para tratar de hacer frente a su maltrecha situación financiera, decía, por la pandemia del coronavirus.

Ahora, según algunas fuentes recogidas por medios especializados como Cinco Días, Roures podría estar pensando en acudir a los instrumentos habilitados por el Ejecutivo a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), para apoyar a las empresas afectadas por la fuerte crisis derivada de la gestión de la pandemia y que estarían limitadas a compañías consideradas estratégicas.

Estas mismas informaciones señalan que la compañía de Roures habría comenzado ya a trabajar con sus bancos y acreedores para tratar de reorganizar su mala situación financiera. Eso sí, para poder acceder a los fondos de la SEPI tendrán que argumentar que Mediapró tiene "un carácter estratégico".

Ya en 2019, antes de la fuerte crisis en la que la gestión de la pandemia ha metido a la economía española, el grupo de Mediapro reconocía una caída en los ingresos de explotación del 19%, según recoge Infocif, sin embargo su resultado de explotación aumentó un 45% y llegó a duplicar beneficios.

Los derechos por la liga francesa

Tal y como explicó Libertad Digital los problemas financieros de Roures quedaron patentes con los derechos de la liga francesa. Mediapró adquirió los derechos entre los años 2020 a 2024 por 780 millones de euros, aunque no ha sido capaz de abonar ni los 172 millones que tenía comprometidos para el primer plazo ni los 150 siguientes.

El proyecto de Roures hubiera sido rentable a partir de los tres millones de abonados para el canal galo de pago de la compañía, Téléfoot. Sin embargo, no pasó de 600.000, entre otras cosas, según explicaba Pablo Planas en Libertad Digital, porque se consideraba muy caro el abono, 26 euros mensuales.

Mediapro tiene como principal accionista al fondo chino Orient Hontai, con un 53%. La empresa británica de servicios de marketing y comunicaciones WPP es el segundo accionista con el 22,5% y Jaume Roures y Tatxo Benet disponen de un 12% cada uno. La situación financiera no es precisamente boyante. La agencia de calificación de riesgos Moddy's ha rebajado de B1 a Caa1 (tres escalones) la nota de Joye Media, matriz del grupo. Esta nueva calificación es el equivalente a "baja solvencia". La compañía adeuda 713 millones y el pasado verano recibió un crédito del ICO con aval de Estado por valor de 55 millones y condicionado a que cada uno de los socios pusiera la misma cantidad.

Las ayudas del Gobierno a televisiones privadas

Hasta la fecha el Ejecutivo de Sánchez e Iglesias (que se ha apeado este mismo lunes de la vicepresidencia para encabezar la candidatura de Podemos a la Comunidad de Madrid) ha salido al rescate de los grandes conglomerados de televisión privada, Atresmedia y Mediaset. Lo hizo al poco de decretar el primer estado de alarma y el cierre de todos los negocios considerados no esenciales, el 31 de marzo, cuando aprobó unas ayudas de 15 millones de euros a las televisiones privadas. Lo mismo hizo a finales de julio cuando aprobó otra subvención por 10 millones de euros para las televisiones privadas.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad