Menú

El Gobierno plantea reducir a tres el número de contratos laborales

Los tres tipos de contrato serían estable para el conjunto de las actividades, otro temporal para las que tengan esa naturaleza y uno de formación.

0
Los tres tipos de contrato serían estable para el conjunto de las actividades, otro temporal para las que tengan esa naturaleza y uno de formación.
La vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz | EFE

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Gobierno enviará a Bruselas este mes de abril contempla reformas en el mercado de trabajo que incluye la simplificación de los tipos de contratos en España a un total de tres.

Según se desprende del documento de más de 200 páginas en el que se desgranan las reformas e inversiones del Plan que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, expondrá mañana ante el Congreso de los Diputados, los tres tipos de contrato serían estable para el conjunto de las actividades, otro temporal para las que tengan esa naturaleza y uno de formación para la inserción, en particular, en el mercado laboral.

"La reducción de la dualidad supone el elemento fundamental para alinear el mercado laboral español con los más avanzados de nuestro entorno, reforzar la inversión en capital humano y reducir la precariedad y las brechas sociales", argumenta el Ejecutivo en el Plan.

Dentro de este punto también se recoge el impulso de nuevos instrumentos de "flexibilidad interna" alternativos al despido y la alta temporalidad, mediante los mecanismos de ajuste del tiempo de trabajo ante caídas de la demanda cíclicas o extraordinarias y de acompañamiento de procesos estructurales de transición en sectores en reconversión.

El Gobierno también contempla en su plan de reformas en el mercado de trabajo la regulación del teletrabajo, los repartidores de plataformas digitales y las subcontratas, así como la modernización de los mecanismos de negociación colectiva.

Esta reforma, según recalca el Ejecutivo, debe ser abordada en el marco del diálogo social, orientada a reducir el desempleo estructural y el paro juvenil, corregir la dualidad, mejorar el capital humano, modernizar la negociación colectiva y aumentar la eficiencia de las políticas públicas de empleo.

2.360 millones en políticas de empleo

Además, se dará un impulso a las políticas activas de empleo, orientándolas a la capacitación de los trabajadores en las áreas que demandan las transformaciones que requiere la economía y, por otro lado, la digitalización del SEPE será una importante reforma que contribuirá a la modernización y eficiencia de los servicios de empleo.

La inversión en políticas públicas para un mercado de trabajo "dinámico, resiliente e inclusivo" alcanza los 2.363 millones, con el foco en el empleo joven, las políticas de apoyo a la activación para el empleo y nuevos proyectos territoriales para el reequilibrio y la equidad.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD