Menú

La subida de impuestos del Gobierno destruiría más de 2 millones de empleos

"Madrid recauda más con tipos más bajos y bonificaciones más amplias", recalca el presidente del IEE.

0
"Madrid recauda más con tipos más bajos y bonificaciones más amplias", recalca el presidente del IEE.
Oficina de Empleo | Europa Press

El Instituto de Estudios Económicos, el servicio de estudios que más acierto ha demostrado en sus previsiones de crecimiento para España, ha presentado esta semana un informe sobre la competitividad fiscal de las comunidades autónomas españolas. El documento en cuestión tiene especial interés en la actual coyuntura, a las puertas de las elecciones regionales de Madrid.

Según Íñigo Fernández de Mesa, presidente del think tank, "la crisis del covid-19 ha agravado los problemas estructurales que ya tenía la economía española. Una de las carencias más importantes con las que lidiamos es la de la falta de estabilidad presupuestaria. El déficit público es muy elevado y la deuda pública ya llega al 120% del PIB. Desde el IEE insistimos en que la clave para atajar este problema es aumentar el crecimiento y apostar por la eficiencia en el gasto. Es un error plantear subidas de impuestos, que solo agravan la crisis".

fernandez-de-mesa-iee-madrid.png
Fernández de Mesa

Así, "cuando el gobierno plantea la equiparación de nuestra presión fiscal con Europa, incurre en un análisis muy simplista. Si ajustamos los datos para tener en cuenta la economía sumergida vemos que España está en niveles muy similares a los observados en Europa. Además, si tenemos en consideración la renta media, encontramos que España está por encima del promedio comunitario. Y, no lo olvidemos, si empleamos el enfoque de la Tax Foundation para medir la competitividad fiscal, encontramos que España sale muy mal parada, puesto que nuestros tipos impositivos y nuestras reglas tributarias están entre las menos competitivas de Europa".

"El aumento de los tipos fiscales no siempre tiene se traduce en una mayor recaudación. A medio plazo, creemos que subir seis puntos del PIB la presión fiscal reduciría el tamaño del PIB en unos 10 puntos y acabaría con 2,5 millones de empleos. De modo que no podemos dar por buenas las estimaciones estáticas y debemos considerar el efecto dinámico que tienen estas medidas", apuntó.

Madrid, modelo a seguir

Según el presidente del IEE, "España está muy alejada de los países desarrollados con mejores prácticas en materia fiscal. Si bajamos al plano autonómico, observamos que solamente dos regiones tienen más competitividad fiscal que Europa: Madrid y País Vasco. Madrid es, por lo tanto, la comunidad de referencia y debe ser emulada. En cambio, el modelo tributario del resto de regiones es mucho menos dinámico y, por lo tanto, provoca menos actividad y más fraude, lo que en última instancia supone más recaudación por habitante".

El caso de Madrid es paradigmático: "su presión fiscal normativa es la más baja, pero su recaudación por habitante es, de lejos, la mayor. ¿Por qué? Porque tener un sistema más competitivo genera más renta, más inversión, más empleo, más reducción de la economía informal… Por lo tanto, Madrid recauda más en términos per cápita gracias a que exige menos en términos relativos a sus contribuyentes".

"Subir impuestos en Madrid traería menos actividad y generaría menos recaudación. Eso golpearía a las demás regiones españolas, que perciben transferencias generadas en Madrid, la comunidad que más aporta a la caja común", señaló.

El error de Patrimonio y Sucesiones

En opinión de Fernández de Mesa, "el sistema tributario no puede reformarse a base de adoptar medidas como por ejemplo la subida del Impuesto sobre el Patrimonio, un gravamen que ya no existe en ningún país de nuestro entorno. En Alemania, el Instituto IFO, que es el servicio de estudios más reputado del país germano, estima que el PIB puede caer hasta un 5% si se introduce un Impuesto sobre el Patrimonio. En Francia, los expertos en la materia consideran que la pérdida neta de recaudación duplicaba los ingresos obtenidos directamente por este tributo, motivo por el cual se acabó aboliendo este gravamen".

"De los veintisiete países de la UE, hay quince que no aplican un Impuesto sobre Sucesiones. Además, entre los que sí lo aplican, el tipo de referencia es del 15%, mientras que en España llegamos al 34%. Por lo tanto, lo lógico sería caminar hacia la eliminación generalizada de este tributo o, en caso de su mantenimiento, debería aplicarse una reducción", recalcó.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD