Menú

Ada Colau prepara dos tasas nuevas al comercio electrónico

La medida afecta de forma directa a las empresas de reparto cuando las entregas procedan del comercio electrónico.

La medida afecta de forma directa a las empresas de reparto cuando las entregas procedan del comercio electrónico.
Ada Colau visita la comisaría de la Guardia Urbana de la Ramblas | EFE

El Ayuntamiento de Barcelona está preparando una nueva tasa para gravar el comercio electrónico. Tal y como anuncia El Periódico, se trata de un tributo que gravaría el uso de la vía pública o, dicho de otra manera, hará que las empresas tributen por estacionamiento regulado en la calle para entregas a consumidores finales. Esto supone que las empresas de reparto o las tiendas tendrán que abonar una tasa por aparcar en las calles de la Ciudad Condal siempre que entreguen productos a consumidores particulares y no a otros comercios.

La medida afecta de forma directa a las empresas de reparto cuando las entregas procedan del comercio electrónico, pero las plataformas también están incluidas. Por el momento, la ley municipal no se ha articulado y se desconoce cuál será el tipo de gravamen a cobrar y cómo se regulará para saber qué empresas tienen que abonar este nuevo tributo. Aunque, lo más probable, es que termine produciéndose un aumento de los gastos de envío para las entregas en la capital catalana.

El caso de que la tasa recaiga sobre los repartidores, en lugar de sobre las plataformas "tiene un problema, puesto que la mayoría de los repartidores son autónomos, es muy probable que esta tasa acabe por repercutir directamente en sus márgenes de beneficios y sean ellos los que paguen en lugar de grandes operadores del sector, que ya ajustan mucho los márgenes para dichos repartidores. Es el mismo problema de la tasa Google que al final recae en el punto más débil de la cadena de distribución", aseguran desde pymes y autónomos.

Otra tasa

Esta tasa se sumaría a otra que también está estudiando el consistorio barcelonés y que estará enfocada en la asignación de zonas de reparto específicas para el comercio electrónico. Se prevé que los operadores descarguen los vehículos en ciertas zonas de la ciudad para proceder a la entrega de la paquetería, pero para ello necesitarán obtener una licencia municipal. Es decir, se crearán zonas de estacionamiento regulado especificas a cambio de abonar una tasa.

Desde el gobierno municipal aseguran que estas medidas tienen como objetivo favorecer al pequeño comercio y utilizar el dinero recaudado para ayudar a la digitalización de estas tiendas.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios