Menú

Línea Directa sale a bolsa prometiendo una gran remuneración al accionista

La compañía aseguradora recuerda su historial de elevado 'pay out' y descarta crecer a través de adquisiciones.

0
La compañía aseguradora recuerda su historial de elevado 'pay out' y descarta crecer a través de adquisiciones.
Salida a bolsa de Línea Directa | EFE

La aseguradora Línea Directa no ha anticipado qué 'pay out' (porcentaje del beneficio destinado a dividendos) destinará a sus accionistas, pero ha señalado que durante toda su historia ha repartido a su anterios accionista único (Bankinter) un dividendo de más del 90% del beneficio de media, aumentando este porcentaje al 109% desde 2017.

Así lo ha recordado el director de finanzas de Línea Directa, Carlos Rodríguez, durante la rueda de prensa con motivo de la salida a Bolsa de la compañía.

Se trata, de esta forma, de la primera compañía en salir a Bolsa en España este año y de la tercera aseguradora cotizada del país, junto a Mapfre y Catalana Occidente.

La salida a Bolsa se ha realizado mediante un 'listing', procedimiento por el cual la compañía ha comenzado a cotizar en el mercado ya con un accionariado, puesto que Bankinter ha entregado a sus accionistas la totalidad de la prima de emisión (1.184 millones de euros) en acciones de Línea Directa, lo que supone un 82,6% de su capital social. El 17,4% restante, con un valor estimado de 249,7 millones de euros, sigue perteneciendo a la entidad bancaria.

Rodríguez ha indicado algunas de las participaciones relevantes con las que ya cuenta Línea Directa por ser accionistas de Bankinter, como la de Cartival, que cuenta con casi un 20% de los títulos del banco, o los Masaveu, con un 4,3%.

Sobre el retorno de capital (ROE), Rodríguez ha indicado a cierre de 2020 fue del 34%, mientras que la aseguradora registra un margen de solvencia del 213%. Además, el director financiero de Línea Directa ha indicado que desde 2017 la compañía ha registrado un 'pay-out' del 109%, si bien durante toda la historia de la compañía "ha estado más cerca del 90%".

La compañía se había comprometido, durante la celebración de su 'Capital Market Day', a establecer una política de dividendos con un 'pay-out' de hasta el 70% de los beneficios.

Durante el acto tradicional de toque de campana, el consejero delegado de Línea Directa, Miguel Ángel Merino, ha asegurado que la intención de la entidad es la de "repartir grandes dividendos", sin especificar el porcentaje de 'pay-out'.

Preguntado sobre los planes de crecimiento, Merino ha descartado crecer mediante adquisiciones, al centrar la estrategia de la compañía en "seguir creciendo de forma orgánica y rentable. Todo el proyecto lo estamos haciendo internamente".

Ha rechazado, igualmente, una expansión del negocio por Portugal, mercado al que se ha expandido su accionista Bankinter.

Merino ha asegurado que la compañía está "muy centrada" en consolidar su apuesta por el ramo de Salud. "En el momento en el que se alcance el breakeven —o punto de equilibrio— en este ramo, nos plantearemos salir en otros nuevos ramos que cumplan dos condiciones: que sean seguros de masas y que la distribución sea factible de forma directa".

Fuerte repunte bursátil

En cuanto al repunte de los títulos de casi el 30% en las primeras horas de cotización, Merino ha indicado que "es pronto para hacer una valoración, pero estamos seguros de que Línea Directa vale más de los 1.400 millones en los que la habían valorado los expertos".

Por su parte, Rodríguez considera que "no hay que volverse loco si subimos mucho o si caemos mucho, sobre todo al inicio de cotización".

A las 11.26 horas, las acciones de Línea Directa cotizaban a un precio de 1,711 euros por título, frente al precio de salida de 1,317 euros, lo que suponía cerca de un 30% de revalorización.

Debut retrasado por la pandemia

Rodríguez ha afirmado que esta operación de salida a Bolsa ha sido un "largo camino, de prácticamente año y medio", aunque ha incidido en que cotizar en Bolsa "es una ilusión". Hace así referencia al aplazamiento de los planes de salida al parqué, que hace un año se paralizaron prácticamente por la pandemia de covid-19, y que ha sido posible relanzar desde enero de este año.

"Después de 26 años de historia, Línea Directa es madura y tiene rentabilidad suficiente y muy estable para cotizar en Bolsa. Ha generado mucho valor a Bankinter, los accionistas anteriores, y la salida a Bolsa nos permite una mayor autonomía", ha comentado Rodríguez.

En el toque de campana, Merino ha querido agradecer a los organismos regulatorios y a sus empleados por la labor realizada para la salida a Bolsa de Línea Directa, así como a Bankinter "por haber fundado la compañía, por haber confiado en ella y por haber podido compartir su cultura".

Como próximos objetivos, la compañía se marca seguir creciendo en los seguros de hogar, donde cuenta con una cuota del 3%; consolidar su marca Vivaz; seguir retribuyendo a los accionistas y seguir profundizando en la transformación digital.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia