Menú

El plazo de pago de las empresas españolas supera los 94 días, el más largo desde 2015

Estos retrasos suponen un coste directo para el conjunto del tejido empresarial español de cerca de 1.900 millones de euros.

0
Estos retrasos suponen un coste directo para el conjunto del tejido empresarial español de cerca de 1.900 millones de euros.
Cierre de comercios y hostelería en Cáceres | EFE

El plazo medio de pago en el que las empresas españolas hacen efectivas sus facturas se incrementó hasta 94,13 días en el primer trimestre de 2021, lo que supuso el crecimiento de más de tres días en un año y la cifra más alta desde el año 2015, según el estudio sobre comportamiento de pago de las empresas españolas" publicado por Informa D&B (filial de Cesce), en el que se han analizado los hábitos de pago de 400.000 empresas.

Esta cifra se achaca a los incrementos en el retraso medio en los pagos y a los plazos pactados para efectuarlos. El retraso medio se eleva por sexto trimestre consecutivo hasta 16,24 días (superando los 16 del trimestre anterior y casi dos días más que hace un año) y el plazo medio pactado aumenta hasta 77,89 días (1,22 más que el pasado año).

Estos retrasos, según los datos de Informa D&B, suponen un coste directo para el conjunto del tejido empresarial español de cerca de 1.900 millones de euros.

Sólo el 31% paga dentro del plazo

La proporción de pagos puntuales también ofrece datos negativos, ya que cae al 42% (un 4,42% menos que el año pasado), registrando ya seis trimestres seguidos de caídas. Además, si se le añaden los pagos con hasta 30 días de retraso, el porcentaje alcanza casi el 90%.

Según los datos de Informa, solo el 31% de la facturas computadas se paga dentro de plazo.

Hostelería es el sector que peor paga

Por sectores, la hostelería sigue aumentando su retraso medio en los pagos, ya supera los 34 días de demora en el primer trimestre, dos días por encima del trimestre anterior y casi 14 días más que hace un año, la mayor subida registrada en este periodo. Administración es el segundo con 29,10 días de demora y la etiqueta "Otros Servicios" es el tercero con 22,82.

Por comunidades, Melilla es la que peor paga en este primer trimestre y la única que supera los 30 días de demora. Canarias llega a 26,09 y Ceuta a 23,97. Además, ninguna comunidad baja de los 11 días de retraso (Navarra se queda en 11,32 y La Rioja en 11,84).

Del mismo modo, ninguna comunidad llega al 50% de pago puntual de sus facturas. Aragón se queda en un 49,79%, La Rioja llega al 48,45% y Asturias al 47,83%. En el lado contrario, Canarias es la autonomía menos cumplidora, tan solo el 31 % de los pagos se realizan a tiempo, seguida por Madrid y Murcia, que se quedan en el 34% y 40% respectivamente.

La administración pública no ayuda

A esta situación hay que sumar la deuda comercial de las Administraciones Públicas con el sector privado que a cierre de 2020 alcanzó un un total de 83.356 millones de euros, lo que supone un incremento del 13% respecto al año anterior. Es más, los datos correspondientes a 2020 presentan un claro repunte de la deuda comercial de las administraciones acercándose a niveles de 2011, cuando el porcentaje de esta deuda sobre el PIB marcó su máximo en el 8,6%, con un importe de 91.313 millones.

Según su distribución entre los distintos niveles administrativos, a cierre de 2020 la Administración Central acumulaba la mayor parte de esta deuda, el 52,1%; seguida de las corporaciones locales, que acaparaban el 22,8%, a pesar de ser los niveles de la administración que presentan unas cuentas públicas más saneadas.

Viabilidad de las empresas

Los retrasos en el pago a proveedores y en el cobro de facturas genera unas tensiones de liquidez que ponen en riesgo la viabilidad de muchas empresas, tal y como refleja el fuerte repunte de concursos de acreedores que estamos viendo, en los que 8 de cada 10 son pequeños negocios.

En una situación de tensión como la que está viviendo esta parte tan vulnerable del tegido productivo se hace capital contar con soluciones de liquidez viables y con garantías que supongan, en muchos casos, la diferencia entre el mantenimiento de la actividad y la presentación de concurso de acreedores. Estas soluciones las ofrece Gedesco, la mayor empresa de financiación no bancaria de España, y que pueden ayudar a las pymes a sortear con éxito sus dificultades financieras.

Una de las soluciones que ofrece Gedesco es el Confirming. Mediante esta herramienta, las compañías pueden pagar a sus proveedores con mayor celeridad y facilidad, ofreciéndose a estos una línea de financiación que les permita cobrar con antelación sus facturas.

Precisamente, para la problemática específica del retraso en los pagos de la administración pública Gedesco propone la solución del factoring, que permite cobrar las facturas de manera inmediata. En este caso, Gedesco anticipa el pago, ya esté adeudado por entidades privadas o por organismos públicos, convirtiéndose en el principal aliado para aliviar las tensiones de liquidez de estos proveedores y permitir que fluya la actividad con el resto de la cadena de valor.

Con 20 años de experiencia en el sector, Gedesco representa una de las mejores opciones de financiación para garantizar la solvencia de las empresas y relajar sus tensiones de liquidez en un momento crítico como el que vive España. Por eso, Gedesco ya es la opción prioritaria de financiación para muchas empresas ya que ofrece un catálogo de servicios muy completo y casi a medida de cualquiera de las situaciones que más se están repitiendo en esta pandemia.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot