Menú

La española Wallbox comienza a cotizar en Wall Street por valor de 1.200 millones euros

Entra en la Bolsa de Nueva York gracias a una combinación de negocio con el vehículo de inversión Kensington Capital Acquisition Corp.

0
Entra en la Bolsa de Nueva York gracias a una combinación de negocio con el vehículo de inversión Kensington Capital Acquisition Corp.
Alamy

La empresa española de cargadores para coches eléctricos Wallbox cotiza desde este jueves en la Bolsa de Nueva York gracias al acuerdo de combinación de negocio alcanzado con el vehículo de inversión Kensington Capital Acquisition Corp. Los consejos de administración de ambas compañías han aprobado la operación, que se espera que se complete en el tercer trimestre del año.

La operación permitirá a Wallbox obtener 330 millones de dólares de financiación (unos 270 millones de euros), incluyendo una inversión privada, totalmente suscrita, de 100 millones de dólares, liderada por Janus Henderson Investors, Luxor Capital, Cathay Innovation y Kensington Capital Partners. Según ha informado Wallbox, la compañía resultante de la combinación de negocio, que mantendrá este nombre y cotizará bajo el código WBX, tendrá un valor de 1.500 millones de dólares aproximadamente (más de 1.200 millones de euros).

Kensington Capital Acquisition Corp. es un vehículo de inversión con un propósito especial de llevar a cabo una fusión, compra de acciones o combinación de negocios similar con empresas que operan en el sector del automóvil, y cuenta con una gran experiencia liderando algunas de las compañías del sector más grandes del mundo tras sus más de 70 transacciones automovilísticas completadas.

Wallbox aterriza así en la Bolsa de Nueva York a través de un vehículo de inversión con propósito de compra o SPAC, un mecanismo cada vez más habitual como alternativa para captar capital y acelerar los procesos de salida al mercado. Las entidades pueden salir a cotizar en el mercado como una compañía SPAC, esto es, con el objetivo de recaudar capital para una posible fusión o adquisición, aunque la operación no se haya cerrado.

Fundada en 2015 en Barcelona, Wallbox fabrica dispositivos de carga inteligentes para vehículos eléctricos con una plantilla de más de 500 trabajadores repartidos en 9 oficinas por Europa, Asia y América, así como dos fábricas propias, y más de 100.000 unidades vendidas desde su fundación.

La firma completó en el primer semestre del año pasado y en febrero de este año dos rondas de inversión por valor de 23 millones de euros y de 33 millones respectivamente para su expansión a nuevos mercados, la ampliación de las instalaciones de fabricación y la contratación de nuevos profesionales. De hecho, la compañía anunció hace unas semanas que busca una ubicación para abrir una nueva fábrica de producción en Estados Unidos, y tiene previsto invertir 9 millones de euros en la puesta en marcha de una planta en la Zona Franca de Barcelona.

Iberdrola, el mayor inversor institucional de Wallbox, ha anunciado recientemente la adquisición de los primeros 1.000 cargadores rápidos del modelo Supernova como parte de su plan de movilidad sostenible para desplegar más de 150.000 cargadores en hogares, empresas y redes de vías públicas.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia