Menú

Vox registra una iniciativa para que Madrid deje de abonar 1,2 millones en subvenciones a CEIM, CCOO y UGT

El grupo parlamentario de Rocío Monasterio registra una PNL para eliminar el Plan Estratégico de subvenciones: "Se acabó el despilfarro".

Vox registra una iniciativa para que Madrid deje de abonar 1,2 millones en subvenciones a CEIM, CCOO y UGT
Rocío Monasterio en la Asamblea de Madrid | Archivo

El Grupo Parlamentario de Vox en la Asamblea de Madrid ha registrado una iniciativa para que el Gobierno de la Comunidad de Madrid suspenda el Plan Estratégico de subvenciones a favor de CEIM-Confederación Empresarial Madrid-CEOE, CCOO y UGT en su condición de miembros del Consejo para el Dialogo Social de la Comunidad de Madrid, así como los convenios de establecidos con las citadas organizaciones sindicales así como a retirar las correspondientes subvenciones. "Se acabó el despilfarro", ha señalado la formación a través de Twitter.

En concreto, se trata de una Proposición No de Ley (PNL) registrada después de que el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, diera la bienvenida a los indultos si la situación se normalizara, palabras que le granjearon críticas desde diversos sectores y alabanzas desde el Gobierno de Pedro Sánchez. El presidente de la CEOE matizó después que su organización no se posicionaba ni a favor ni en contra de los indultos y que en la patronal se defiende la Constitución y el Estado de derecho.

"El presidente de la CEOE demuestra una vez más su apoyo incondicional a Pedro Sánchez y al Gobierno de la traición, la mentira y la ruina. ¡Hasta con los indultos! Comprendemos a los empresarios españoles que están exigiendo su dimisión", ha trasladado la formación liderada por Rocío Monasterio en Madrid a través de su cuenta de Twitter.

En la exposición de motivos de la PNL, Vox señala que el Consejo para el Diálogo Social de la Comunidad de Madrid se creó en el año 2017 y está integrado por un presidente (Isabel Díaz Ayuso) y siete vocales: tres a propuesta de la Comunidad de Madrid, dos designados por CCOO y UGT y otros dos por las organizaciones empresariales más representativas (CEIM-Confederación Empresarial de Madrid-CEOE).

Se supone que la principal función del Consejo para el Diálogo Social es actuar como instrumento de diálogo, participación y concertación social en materias de desarrollo económico, empleo y formación profesional y otras políticas públicas que contribuyan al desarrollo económico y social de la región.

El pasado 8 de febrero, el entonces Consejero de Economía, Empleo y Competitividad, firmó la aprobación del Plan Estratégico de subvenciones que, explica Vox, consiste en ayudas directas directas para la realización de las actividades que se establezcan en los respectivos convenios de colaboración. La cuantía estimada previsible será de 600.000 euros para CEIM, de 300.000 euros para UGT, y de 300.000 euros para CCOO.

"Cuando una de las partes dialogantes subvenciona el coste de la actividad que desarrolla la otra de las partes ¿podemos hablar de diálogo? ¿Es defendible que los mencionados agentes sociales, actúan realmente en defensa de los intereses de los trabajadores o acaso son una parte más de la red clientelar que unos gobiernos y otros se ocupan de extender y alimentar?", cuestionan desde el partido.

Así, Vox considera que los sindicatos, como los partidos políticos "deben ser independientes en su actuación y no suponer un coste a los españoles, sino que deben financiarse a través de las cuotas de sus afiliados, máxime en este caso en el que su participación en el Consejo para el Dialogo Social debe garantizar la independencia total de los poderes públicos en aras de una representación real de los intereses de los trabajadores".

Temas

En Libre Mercado