Menú

Las empresas españolas comienzan a vacunar contra el coronavirus: así funciona el proceso

En Valencia, las compañías empezaron a vacunar a sus plantillas. En Madrid, también incluyen a la población en general.

0
En Valencia, las compañías empezaron a vacunar a sus plantillas. En Madrid, también incluyen a la población en general.
Este lunes empieza El Corte Inglés en Madrid | Europa Press

Tras el comienzo del proceso de vacunación contra la COVID-19 en España el 27 de diciembre del año pasado, y a pesar a las dificultades iniciales, actualmente son más de 18 millones de personas las que han recibido la pauta completa en nuestro país.

Aunque en los últimos meses la constante administración de dosis ha dejado de ser una novedad, el pasado 7 de junio supuso nuevamente una fecha trascendental en la lucha contra el coronavirus con el inicio de la colaboración público-privada en el proceso de vacunación por parte de las empresas.

El Plan Sumamos Salud + Economía, impulsado desde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV) y la Consejería de Sanidad fue el primero en facilitar la participación privada de las empresas en la vacunación de sus plantillas.

Entre las compañías participantes están: El Corte Inglés, Iberdrola, Mercadona, Ford España o Power Electronics. Actualmente, son cerca de 50 empresas ubicadas en la comunidad, con casi 20 puntos de vacunación repartidos por el territorio autonómico, donde está previsto que se administre al menos una dosis a un total de 35.000 trabajadores aproximadamente, cifras que continúan aumentando con la adhesión progresiva de otros grupos empresariales.

Los requisitos que se les ha exigido a las empresas han sido, principalmente: disponer de centro médico colegiado, de más de 1.000 trabajadores y de un mínimo de empleados por corte de edad. Según la directora gerente de la CEV, Inmaculada García, en declaraciones a Libre Mercado, la participación de las empresas ha estado coordinada por Sanidad y ninguna compañía ha solicitado la compra o vacunación paralelas.

En cuanto a la organización de la vacunación, el procedimiento acordado consiste, en primer lugar, en la disposición por parte de las empresas de los recursos tanto humanos —las plantillas de sus centros médicos, responsables de la administración de las vacunas, con mínimo de personal sanitario— como materiales —disponibilidad y habilitación de puntos de vacunación—.

Una vez dispuestos estos medios, la Consejería de Sanidad coordina la habilitación de los puntos y proporciona las vacunas y jeringuillas. Antes de realizar la vacunación, las compañías deben enviar listados de sus trabajadores a Sanidad conforme a los cortes de edad previstos para que la Consejería cruce esos listados con sus bases de datos y elimine posibles duplicaciones o cualquier tipo de error debido a que, por ejemplo, algún empleado ya se encuentre vacunado o no haya cumplido con los tiempos establecidos entre la administración de la primera y de la segunda dosis si corresponde. Una vez devueltos los listados, ya cribados, las empresas reciben las dosis necesarias y proceden a citar a los trabajadores.

Madrid va más allá

Después de la Comunidad Valenciana, a esta iniciativa se han sumado Andalucía y la Comunidad de Madrid. En el caso de la comunidad presidida por Isabel Díaz Ayuso, este lunes ha comenzado la administración de vacunas por parte de las organizaciones empresariales, concretamente de El Corte Inglés, Acciona y Banco Santander, primero a sus plantillas y, a partir del día 7, a la población general, con un ritmo diario de al menos 1.000 dosis por compañía y de entre 25.000 y 30.000 dosis semanales.

Por ejemplo, el acuerdo entre Banco Santander y la Comunidad de Madrid implica que durante los meses de julio y agosto el banco pondrá a disposición de las autoridades sanitarias, "sin recibir contraprestación económica alguna", sus instalaciones y personal médico cualificado para el proceso de vacunación. Por su parte, la Comunidad de Madrid proveerá las vacunas y su transporte hasta las instalaciones de la entidad.

De esta forma, todas las personas que lo deseen, ya sean profesionales del grupo bancario o no, podrán acudir a vacunarse siguiendo las pautas de franja de edad establecidas por las autoridades sanitarias.

Hasta en el extranjero

Fuera de nuestras fronteras, las empresas españolas también están vacunando a sus empleados. Por ejemplo, el caso de Budimex, filial de Ferrovial en Polonia, ya inició en mayo un proceso por el cual ha inmunizado a casi 1.000 trabajadores.

El plan nacional polaco de vacunación para el sector empresarial encuentra sus principales diferencias con los modelos de Comunidad Valenciana, Andalucía o Madrid precisamente en su extensión por todo el territorio nacional de Polonia —gracias a esto, Budimex ya puso en marcha diferentes puntos de vacunación en varias ciudades polacas— y en la mayor independencia de las empresas en cuanto a organización y criterios —personal médico, espacios habilitados, registro de vacunación…—. Igualmente es el Gobierno polaco, sin embargo, quien proporciona las vacunas, y desde el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Trabajo se realiza también un control de la vacunación.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia