Menú

La energía nuclear divide a Europa (con España en contra)

España se encuadra en el grupo de aquellos que no quieren dar apoyos a las nucleares.

0
España se encuadra en el grupo de aquellos que no quieren dar apoyos a las nucleares.
Central nuclear de Tihange, en Bélgica | Wikipedia

La energía nuclear ha vuelto al foco del debate y esta vez por las consecuencias climáticas. Esta energía no emite CO2 y esta característica es la que está haciendo que la Unión Europea se divida entre los que quieren incluir a esta fuente de generación de electricidad como "verde" y, de esta manera, dotarla de incentivos fiscales, y quienes no quieren que reciba apoyo como si fuera una energía renovable. Dentro de esta división, España se encuadra en el grupo de aquellos que no quieren dar apoyos a las nucleares. Nuestro país se posiciona de esta manera del lado de Alemania, Austria, Dinamarca y Luxemburgo.

Para mostrar el desacuerdo a estos incentivos, Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, y Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, han firmado una carta conjunta con sus homólogos de los diferentes países. Eso sí, en el texto no se expresa un rechazo a este tipo de generación de energía, sino a que se encuadre en el mismo lugar que la eólica o la solar.

"Nos preocupa que la inclusión de la energía nuclear en la taxonomía dañe permanentemente su integridad, credibilidad y, por lo tanto, su utilidad. La energía nuclear, sin embargo, es una tecnología de alto riesgo, la energía eólica no lo es. Esta diferencia esencial debe tenerse en cuenta", aseguran en la misiva remitida a la Comisión Europea.

Por su parte, los defensores de las ayudas a las nucleares se remiten al informe del Joint Research Centre, que establece que a nivel de seguridad y de emisiones, esta fuente de energía estaba en el mismo plano que las renovables. El apoyo a estas ayudas lo lidera Francia, que es el principal defensor de la energía nuclear dentro de la UE.

Sea como fuere, este verano se debe alcanzar un acuerdo en el que se determine y se considere a la nuclear y al gas parte de la taxonomía verde que está elaborando la UE. Por ahora, las posturas están distanciadas y el acuerdo podría dilatarse en el tiempo a no ser que se incluya un apartado especifico para este tipo de energía.

Una masa regulatoria

La Unión Europea está elaborando una serie de regulaciones sobre finanzas sostenibles que se desplegarán en los próximos años y que suponen un cambio para empresas e inversores. Ya que cuando estén en vigor las medidas, los fondos de inversión considerados sostenibles deberán invertir en aquellos sectores que la taxonomía indique. De ahí la importancia de si se incluye o no a la nuclear en este apartado.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia