Menú
Cristina Losada

Carbón para la ministra

Para qué acudir a los expertos, si tenemos a la ministra María Jesús Montero.

Cristina Losada
0
Para qué acudir a los expertos, si tenemos a la ministra María Jesús Montero.
EFE

Para qué acudir a los expertos. Para qué leer, por ejemplo, este informe del Banco de España, recién publicado. Para qué, si hay ministros que saben muy bien por qué sube el precio de la electricidad. Aunque es posible que los que saben no hablen. Y que hablen los que no saben. Este es muy probablemente el caso de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que se acaba de pronunciar con importante vehemencia sobre las causas de la subida del precio de la luz.

La ministra achaca la subida a Aznar y a Rajoy, dos bestias negras de la tarifa eléctrica, según dijo, por haberse "cargado el impulso de las energías alternativas" iniciado por el angelical Zapatero. De no ser por aquellos dos expresidentes del Gobierno, "no hubiera sido necesario que en la cadena eléctrica entraran otras fuentes de energía como el carbón, que es lo que está propiciando un incremento más alto". El carbón. Acabáramos. Ese es el culpable, con el tizne de Aznar y Rajoy.

¿El carbón? Los datos cuentan otra historia, como tantas veces. Según Red Eléctrica de España, el año pasado se registró el mínimo histórico de participación del carbón en el mix de generación de energía eléctrica: un 2% del total. Preside la empresa la exministra del PSOE Beatriz Corredor, de modo que no dudará Montero de los datos. Y recordará que las centrales de carbón se están cerrando desde hace una década. Hasta puede que tenga noticia de que ya no van los líderes del partido a la campa de Rodiezmo, a la fiesta que organizaba el Sindicato de los Obreros Mineros de Asturias, cuando el sector del carbón pintaba algo.

La web de Red Eléctrica es ciertamente interesante. Sobre todo para comparar con las acusaciones de Montero. En el resumen de 2020 pregonaba con alegría: "Las renovables alcanzan el 43,6% de la generación de energía eléctrica". Con más alegría aún:

La producción libre de emisiones de CO2 equivalente significa el 66,9% del total y convierte a 2020 en el año con la energía más limpia desde que Red Eléctrica de España cuenta con registros (2007).

¿Se acabó la energía limpia en lo que llevamos de 2021? Si la ministra entra en la web de la empresa verá una sugerente nota de hace unas semanas que dice: "Medio año que invita a soñar en verde". A soñar en verde. En este primer semestre, al tiempo que el precio de la electricidad se ha puesto a romper récords, resulta que "las tecnologías renovables suponen más de la mitad de la producción nacional del 2021 (51,3%)". Para soñar despiertos más tiempo, añade la nota: "Y es que, si 2020 fue un año muy verde, 2021 promete ser mejor". Mucho mejor.

El informe del Banco de España calcula que la mitad del aumento de precios del mercado mayorista se explica por la subida del precio del gas. Del gas. Y una quinta parte, por el encarecimiento de los derechos de emisión de CO2 en la UE, "relacionado con el aumento en el grado de ambición de los objetivos de reducción de emisiones". Hay Gobiernos que presentan la transición energética como una sucesión de estampas bucólicas, con árboles y pajaritos. Como un proceso que no tendrá coste alguno para nadie y conseguirá la maravilla de salvar al planeta de un apocalipsis cierto. ¿Por qué no reconocen que el sueño verde sale caro? Yo me contentaría, por ahora, con que la ministra de Hacienda deje de hablar del carbón. Prácticamente sólo queda el carbón que ponen los Reyes Magos.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia