Menú

Las oscuras finanzas del PSG y el City: así terminó el fútbol europeo en manos de jeques árabes

El caso Mbappé, enésimo ejemplo de la irracionalidad económica que están provocando Abu Dhabi y Qatar, con la complacencia de la UEFA.

El caso Mbappé, enésimo ejemplo de la irracionalidad económica que están provocando Abu Dhabi y Qatar, con la complacencia de la UEFA.
Un vistazo a las finanzas del PSG y el ManCity | Cordon Press

El culebrón que hemos vivido en las últimas semanas a raíz de la posible llegada de Kylian Mbappé al Real Madrid ha vuelto a poner de manifiesto la compleja situación que atraviesa el fútbol de élite del Viejo Continente desde que algunos de sus clubes de referencia, como el Paris Saint-Germain o el Manchester City, han pasado a manos de regímenes dictatoriales de Medio Oriente que están desequilibrando de manera sistemática el mercado europeo del balompié.

Fijémonos en el saldo neto que arrojan los fichajes (contrataciones) y traspasos (ventas) de jugadores que ha realizado el Paris Saint-Germain en los últimos años:

  • 2011-2012: -98M€
  • 2012-2013: -146M€
  • 2013-2014: -109M€
  • 2014-2015: -47M€
  • 2015-2016: -93M€
  • 2016-2017: -75M€
  • 2017-2018: -140M€
  • 2018-2019: -113M€
  • 2019-2020: +11M€
  • 2020-2021: -62M€
  • 2021-2022: -67M€

Como puede verse, el PSG acumula un saldo negativo de 939 millones en dichas transacciones. Pero la cosa no es muy distinta si atendemos a las operaciones que ha realizado el Manchester City durante el mismo periodo:

  • 2011-2012: -60M€
  • 2012-2013: -18M€
  • 2013-2014: -104M€
  • 2014-2015: -72M€
  • 2015-2016: -141M€
  • 2016-2017: -180M€
  • 2017-2018: -226M€
  • 2018-2019: -21M€
  • 2019-2020: +89M€
  • 2020-2021: -100M€
  • 2021-2022: -89M€

En el caso del Manchester City, las pérdidas que arroja la compra-venta de jugadores asciende a 922 millones. Y, si bien es cierto que ambas escuadras han mejorado su desempeño en las competiciones regulares de ambos países, también es innegable que los dos equipos han fracasado estrepitosamente en su intento de hacerse con la Liga de Campeones.

Ante esta situación, cabe preguntarse cómo es posible algo así. El "caso Mbappé" es solo el último ejemplo. ¿Qué sentido tiene que el PSG tumbe ofertas de 200 millones por un jugador que el 1 de enero podrá irse con la carta de libertad al Real Madrid? Desde el punto de vista económico, se trata de una actitud incomprensible.

Pero la clave está en el accionariado que tienen ambos equipos desde hace aproximadamente una década. En el caso del Paris Saint-Germain, la propiedad está en manos de un vehículo inversor de la Autoridad de Inversión de Qatar, mientras que los títulos del Manchester City pertenecen mayoritariamente a un ente similar vinculado con el gobierno de Abu Dhabi.

Los "petrodólares" que aportan ambos regímenes han hecho posible el espectacular dispendio asumido por ambos equipos en los últimos años. En vez de generar recursos a través de triunfos deportivos que generen más ingresos, tanto el PSG como el Manchester City "enjuagan" su cuenta de resultados recurriendo a todo tipo de artimañas financieras que les permiten disponer de recursos directa o indirectamente provenientes de los gobiernos de Qatar y Abu Dhabi.

De hecho, aunque la UEFA ha abierto distintas investigaciones sobre los negocios de ambos clubes, lo cierto es que no se han tomado medidas contundentes que impidan la persistencia de estas malas prácticas, lo que contribuye a apuntalar un notorio desequilibrio financiero en el que clubes tradicionales como el Real Madrid o el FC Barcelona lo tienen cada vez más difícil.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador