Menú

Xi Jinping ataca ahora a los casinos y pone en jaque a los negocios de Macao

Algunas compañías como Sands China, de origen estadounidense, y Wynn Macau cayeron en bolsa un 32,5% y un 29% respectivamente.

0
Algunas compañías como Sands China, de origen estadounidense, y Wynn Macau cayeron en bolsa un 32,5% y un 29% respectivamente.
INterior del casino The Venetian en la ciudad china de Macao. | Alamy

La agresiva regulación de China pone en jaque a sus empresas. Primero fueron las tecnológicas las afectadas, después, las que prestan servicios educativos y, ahora, ha llegado el turno de los casinos y el sector de las apuestas. Según ha informado el Gobierno de Xi Jinping, la presión regulatoria se incrementará en los próximos meses endureciendo las restricciones y enviando a representantes del Ejecutivo a supervisar a las mayores empresas del sector situadas en Macao.

Aunque todavía no se conoce la regulación que quiere desplegar el gobierno comunista de Xi, los inversores ya han comenzado a huir de los valores con exposición al sector de los casinos en el gigante asiático. Tanto es así que, en solo 24 horas, las principales empresas cotizadas y afectadas por la medida perdieron 18.400 millones de dólares (15.584 millones de euros) en capitalización bursátil. Solo seis compañías que operan casinos en la ciudad asiática de Macao se desplomaron un 23%. Sin embargo, algunas de ellas como Sands China, de origen estadounidense, cayó un 32,5% y Wynn Macau también se dejó un 29%.

En los próximos 45 días, las autoridades chinas someterán a debate la actual regulación y anunciarán las próximas medidas. La intención, según se desprende de los medios internacionales, es revisar el número de licencias, la duración de las mismas y el nivel de supervisión al que están sometidas. Cabe señalar que se esperaba un movimiento por parte del gobierno asiático debido a que las licencias concedidas caducaban el próximo mes de junio de 2022. Pero parece que lejos de dar una mayor flexibilidad, han apostado por un mayor control.

El golpe para el sector es duro, ya que los casinos de Macao son conocidos por ser los más grandes y espectaculares del planeta, siendo en ocasiones rivales de los de Las Vegas. Es más, según la Dirección de Inspección y Coordinación de Juego, Macao sobrepasó en 2006 a Las Vegas como el paraíso del juego. Pero lejos de seguir apostando por ello, Xi Jinping ha decidido poner coto a los casinos de la única ciudad que tiene permitido tener este tipo de negocios en el país. Por ahora, lo único que pueden hacer las compañías es esperar a ver qué medidas decide implantar el Ejecutivo.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia