Menú

El Banco de España no logra alcanzar las previsiones del Gobierno ni mejorando sus pronósticos

El BdE ha elevado una décima su pronóstico de PIB para este año, pero continúa por debajo del de Sánchez y Calviño.

0
El BdE ha elevado una décima su pronóstico de PIB para este año, pero continúa por debajo del de Sánchez y Calviño.
La vicepresidenta primera y ministra de Economía Nadia Calviño, durante la rueda de prensa de hoy | EFE

Luces y sombras entre las previsiones que hemos conocido este martes sobre la economía española. Por un lado, el Banco de España ha elevado su previsión de crecimiento al 6,3% para este año, una décima más que en sus anteriores estimaciones de junio, y prevé que aumentará un 5,9% en 2022, también una décima más respecto a la previsión anterior. Para 2023, prevé un crecimiento del 2%, dos décimas más.

De acuerdo con el Informe Trimestral de la Economía Española, la economía española alcanzaría el nivel de PIB previo a la crisis en el transcurso de 2022, lo que supone cierta mejora respecto a las previsiones de junio, que situaba esta recuperación en el último tramo de 2022. Además, prevé que el PIB a finales de 2023 se situará 2,5 puntos por encima del nivel que tenía antes de la crisis.

Desde el punto de vista de la composición de la demanda agregada, la recuperación proyectada descansará principalmente sobre el componente nacional, aunque se prevé que, más allá del corto plazo, el sector exterior realice también una contribución positiva al crecimiento del PIB.

Además, se espera que el PIB experimente en el tercer trimestre del año un nivel similar al registrado en el segundo. En concreto, las estimaciones indican que podría ascender a un 2,7% en tasa intertrimestral en el escenario central de estas proyecciones. No obstante, la incertidumbre en torno a esta estimación es "muy elevada", puesto que la información cuantitativa referida a los meses de verano es todavía relativamente escasa y existen dudas acerca de la magnitud de la contribución al crecimiento económico que podrían haber realizado los proyectos vinculados al programa Next Generation EU (NGEU), dadas "las limitaciones de la información disponible al respecto".

No llega al optimismo del Gobierno

A pesar de la ligera mejoría del Banco de España, los números del organismo continúan por debajo de los del Gobierno. También hoy, hemos conocido que el Gobierno ha mantenido en el 6,5% su previsión de crecimiento para este año y en el 7% la de 2022, de acuerdo con la actualización del cuadro macroeconómico que acompañará a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del próximo año y que ha presentado la vicepresidenta económica, Nadia Calviño.

cuadro-macro1.png

Calviño destacó que el crecimiento de 2021 permitirá que antes de que acabe este año la actividad económica diaria de España recupere ya los niveles previos a la pandemia y en el caso del empleo, "incluso antes", de tal manera que en el primer trimestre de 2022 la actividad económica será "superior" a la del mismo periodo de 2019, antes de la crisis.

Datos de empleo

El Ejecutivo también ha mantenido sus estimaciones sobre la tasa de paro, que se situará este año en el 15,2% y se irá reduciendo hasta una media del 14,1% en 2022, senda descendente que continuará en los años siguientes.

cuadromacro-2.png

Calviño atribuyó esta "rápida" recuperación económica a varios elementos, como el proceso de vacunación, la mejora del turismo, el dinamismo del consumo, con una ahorro embalsado que Economía estima en 50.000 millones de euros, y el impulso de la inversión gracias al plan de recuperación y los fondos europeos, uno de los principales elementos diferenciadores de esta crisis, según la ministra.

Alertas del BdE

En este sentido, el Banco de España ha avisado de que existe una "notable incertidumbre" sobre las decisiones de gasto de los hogares, que afecta al consumo privado, ante la acumulación por parte de los hogares de una cuantiosa bolsa de ahorro. Las proyecciones asumen que los hogares recurrirán solo de forma parcial a este elevado volumen de ahorro acumulado con el fin de financiar gasto corriente y ante un posible incremento de impuestos en el futuro.

También existe cierta incertidumbre sobre las exportaciones de turismo, que han evolucionado algo peor de lo esperado en el tercer trimestre. Bajo las actuales proyecciones, aunque los flujos de turismo receptor presentarán una senda de recuperación a lo largo del horizonte de proyección, no se aproximarían a una normalización casi completa hasta 2022, y no recuperarían los niveles previos a la crisis hasta finales de 2023.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia