Menú

Una plataforma monta un referéndum en Berlín para expropiar 240.000 pisos

Una plataforma convoca un referéndum en Berlín para expropiar viviendas a grandes inmobiliarias.

Una plataforma convoca un referéndum en Berlín para expropiar viviendas a grandes inmobiliarias.
Plataforma Deutsche Wohnen & Co en uno de sus actos de campaña | Dwenteignen.de

Los asaltos a la propiedad y al libre mercado continúan en Alemania. En Berlín una iniciativa nacida en 2018 ha logrado hacer una consulta popular de la que se están haciendo eco los medios de todo el mundo en el que consultaba a los que han querido participar de la misma si apoyarían la expropiación forzosa de viviendas a los grandes tenedores de inmuebles.

De los que han apoyado esta iniciativa con su voto, como era de esperar, casi el 60% se han mostrado a favor, mientras que un escaso 38% ha votado en contra.

El objetivo de esta plataforma son las inmobiliarias con más de 3.000 pisos en la propia capital. La iniciativa quiere promover la redacción de una norma que obligue a las autoridades a "socializar" las viviendas de estas grandes inmobiliarias para que éstas pasen a gestión pública, lo que afectaría a cerca de 240.000 apartamentos, en torno al 15%, según los cálculos de la plataforma Deutsche Wohnen & Co, que impulsó la consulta que, en absoluto, es vinculante.

Sólo vota un cuarto de los berlineses con derecho a voto

En esta consulta, en la que se pide expropiar 240.000 viviendas en una ciudad tan importante como Berlín, tan sólo ha participado un cuarto del censo con derecho a voto. De los 2,5 millones de berlineses con derecho a voto, sólo acudió un 25%, aunque el resultado de este referéndum no tiene carácter vinculante al no haberse consultado sobre un proyecto de ley concreto

Los socialdemócratas, respetarán el resultado del referéndum

Pese a que tan sólo 1 de cada ocho berlineses con derecho a voto se ha manifestado a favor de la expropiación forzosa a las grandes inmobiliarias para que ese parque de viviendas lo controle el Estado, la candidata socialdemócrata para liderar el próximo gobierno de la ciudad-estado de Berlín, Franziska Giffey, ha asegurado que respetará el resultado favorable de la consulta para expropiar a grandes inmobiliarias celebrada ayer, aunque reiteró su postura contraria a una medida así.

Giffey señaló que ya durante la campaña electoral se pronunció claramente en contra de expropiar o socializar más de 240.000 inmuebles, tal y como propone la iniciativa ciudadana "Expropiar Deutsche Wohnen & Co", al considerar que "no es el camino correcto para solucionar la cuestión de la vivienda asequible".

En una rueda de prensa junto al candidato socialdemócrata a la Cancillería, el ministro alemán de Finanzas Olaf Scholz, Giffey señaló no obstante que ante una consulta con resultado positivo, la obligación es proceder con "responsabilidad y respeto", es decir, "poner en marcha los pasos que deben darse ahora".

No obstante, subrayó, hay que hacer una "evaluación muy, muy importante" acerca de la "legitimidad, la constitucionalidad y la viabilidad económica", así como de "las consecuencias para la ciudad-estado de Berlín".

Y con esta consideración, agregó, habrá que decidir al final "qué se puede hacer realmente" y cómo hay que proceder con este "llamamiento dirigido a la política", ya que lo que no se ha hecho en esta consulta es votar sobre un proyecto de ley, recordó.

En opinión de Giffey, lo "esencial" para solucionar el problema es construir vivienda nueva, además de proteger a los inquilinos con arrendamientos moderados.

Subrayó que el objetivo de la ciudad es construir 20.000 nuevas viviendas al año, lo que naturalmente incluye viviendas asequibles, dijo, en la línea con lo que propone Scholz al nivel federal, agregó.

"Tenemos que solucionar la gran cuestión social de la vivienda asequible" y eso se traduce, precisó, en construcción de vivienda nueva a una determinada escala y en una fuerte alianza entre las sociedades municipales y las cooperativas, pero también con las empresas privadas.

Temas

En Libre Mercado