Menú

Endesa gana 1.459 millones hasta septiembre, un 3,4% menos que hace un año

Los ingresos no recurrentes alcanzaron 5.068 millones, casi ocho veces más que en el mismo periodo de 2020.

0
Los ingresos no recurrentes alcanzaron 5.068 millones, casi ocho veces más que en el mismo periodo de 2020.
Logo de endesa. | Europa Press

Endesa obtuvo un beneficio neto de 1.459 millones de euros en los primeros nueves meses, lo que supone un descenso del 3,4% en comparación con el mismo periodo del año anterior, en un contexto marcado por los altos precios de la energía y de los derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2).

Sin embargo, según ha informado este miércoles la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), sus ingresos se situaron en 18.603 millones, un 43,6% más que hace un año.

La compañía ha explicado que los resultados son "especialmente significativos" en la actual coyuntura, que no beneficia a la estrategia de la compañía ni a su cuenta de resultados.

Sobre las medidas aprobadas por el Gobierno para rebajar la factura de la luz, que incluyen la minoración de los beneficios extraordinarios que determinadas instalaciones están ingresando gracias a los elevados precios del gas, la compañía asegura ser consciente "de las dificultades a las que se enfrentan muchos hogares y clientes industriales debido a los altos costes energéticos".

Por ello, mantiene su postura de diálogo para encontrar las soluciones "más eficientes", y asegura que la modificación del real decreto-ley realizada por el Gobierno hace unas semanas para aclarar qué instalaciones se verán afectadas por estas medidas aporta "racionalidad" y aumenta la protección a los consumidores vulnerables.

Pese al contexto actual, la compañía también se ratifica en sus principales objetivos financieros y de negocio para el conjunto del año

El crecimiento de la cifra de negocio de la compañía se debe a la mejora de los ingresos no recurrentes, que alcanzaron 5.068 millones, casi ocho veces más que en el mismo periodo de 2020, derivados fundamentalmente de la recuperación de costes de CO2 de 2006 (188 millones), la devolución del canon hidráulico (48 millones) y otros ingresos por operaciones de derivados de materias primas (297 millones).

Sin embargo, el coste de compra de energía, es decir, la materia prima necesaria para producir, creció en un porcentaje idéntico al de los ingresos, un 43 %, hasta situarse en 3.844 millones.

Este aumento de los costes ha provocado que el beneficio neto de la compañía, pese a haber aumentado sus ingresos de una forma destacada, haya caído respecto a 2020.

Las ventas representaron 13.535 millones de los ingresos en el periodo, lo que supone una mejora del 9,9 % respecto a 2020.

Por segmentos de mercado, las procedentes del mercado liberalizado de electricidad ascendieron a 6.571 millones hasta septiembre, un 6,5% más que en 2020.

Las ventas en el mercado liberalizado español fueron de 5.716 millones, un 5,9% más, mientras que los ingresos por ventas a clientes de mercados liberalizados fuera de España ascendieron a 855 millones, un 10,2% más.

Los ingresos por ventas al mercado mayorista fueron de 967 millones e incluyen, por importe de 188 millones, el reconocimiento judicial a Endesa de que debe ser indemnizada por la reducción que sufrió en la retribución del año 2006, con la entrada en vigor del sistema de asignaciones de CO2.

Los ingresos por ventas de gas hasta septiembre ascendieron a 1.574 millones, un 13% más que en los primeros nueve meses de 2020, con unas ventas en el mercado liberalizado de 1.527 millones, un 13% más, mientras que las ventas a clientes a precio regulado subieron un 11,9%.

El resultado bruto de explotación o ebitda registró una leve caída del 0,4% entre enero y septiembre hasta alcanzar 3.125 millones, aunque, si se excluye el efecto de las provisiones de 2020, este indicador habría crecido un 4% interanual.

Este descenso refleja el impacto negativo que la excepcional subida de los precios de electricidad, motivado principalmente por el fuerte incremento del precio del gas y, en menor medida, del de los derechos de emisión del CO2, está teniendo en su cuenta de resultados.

Caen los clientes libres y regulados

En los primeros nueve meses, Endesa aumentó un 5,8% la energía distribuida a través de sus redes hasta 98.601 gigavatios hora (GWh).

No obstante, a 30 de septiembre su número de clientes de electricidad era de 10,17 millones, un 2% menos que con los que terminó 2020, y sus ventas netas a estos clientes fueron de 60.124 GWh, casi un 1% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Del total de clientes, 4,55 millones corresponden al mercado de electricidad regulado, frente 5,62 millones restantes del mercado libre.

El número de clientes de gas al terminar el tercer trimestre era de 1,66 millones, un 0,5 % menos que a 31 de diciembre de 2020, y durante los primeros nueve meses Endesa vendió 58.270 GWh a clientes en el mercado de gas natural, un 19,5 % más que en el mismo periodo del año anterior.

Aumenta la inversión y la producción

La inversión alcanzó 1.414 millones, con un crecimiento del 20,5% respecto al mismo periodo del año anterior, dirigidas fundamentalmente a impulsar la descarbonización.

La producción eléctrica de Endesa, que este año dará por cerrado todo su negocio de generación peninsular con carbón, fue hasta septiembre de 42.518 GWh, un 1% superior a la del mismo periodo del ejercicio anterior, y las tecnologías no emisoras (renovables y nuclear) representaron el 85 % de su mix de generación peninsular.

La deuda neta de la compañía alcanzó a cierre de septiembre 10.000 millones, 3.100 millones más que hace justo un año.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia