Menú

2021, el año del Bitcoin

En épocas de inestabilidad económica los activos reales son más demandados. El bitcoin no es una excepción.

0
En épocas de inestabilidad económica los activos reales son más demandados. El bitcoin no es una excepción.
Concepto de moneda de Bitcoin | Pixabay

En épocas de inestabilidad económica los activos reales son más demandados. Dicha demanda dispara su precio y revaloriza su cotización. En 1929, por ejemplo, el oro se convirtió en el activo real más cotizado, un panorama que se ha repetido en las crisis del siglo XXI.

El bitcoin no es una excepción. Los portales dedicados a la venta de criptomonedas como Margex, uno de los más populares entre traders e inversores, han comprobado el aumento de demanda, propiciado principalmente por la cotización y los máximos históricos que ha alcanzado durante este 2021. Así, a mediados del mes de octubre Bitcoin alcanzó sus máximos históricos, con 64.841 dólares. Pero ¿por qué 2021 ha supuesto la fiebre de las bitcoins?

Un repaso por la (corta) vida de Bitcoin

En 2008 el mundo económico se revolucionó. Un documento llamado Bitcoin: Un sistema electrónico de dinero en efectivo sin intermediarios veía la luz. El artífice era Satoshi Nakamoto, pseudónimo cuya personalidad se desconoce. Acababa de nacer Bitcoin, la criptomoneda del siglo XXI.

Para entender cómo funciona Bitcoin debemos comprender algunos conceptos básicos de la criptomoneda. El origen de Bitcoin es claro: el objetivo era crear una moneda internacional, no asociada a ningún Estado o Gobierno, que permitiese operar con una moneda común en el mercado internacional. Esta internacionalización de operaciones económicas, unida al anonimato sobre su creación, ha dado lugar a todo tipo de teorías.

En primer lugar, algunos gobiernos intentaron prohibir su uso. Con el tiempo, cuando las autoridades comenzaron a comprender la inutilidad de negar su existencia, las instituciones se informaron sobre el funcionamiento de las bitcoins. El principal objetivo no era otro que perseguir el mal uso que se pudiera hacer de la criptomoneda, ya que, como cualquier otro activo, deja un rastro. Así, la criptomoneda pasaba a ojos de las autoridades, como el FBI, a estudiarse como un activo financiero más, con las mismas características de los dólares o los euros.

En la actualidad prácticamente todo el mundo ha escuchado hablar de bitcoins y, de hecho, son muchos quienes cuentan con inversiones en criptomonedas. Ello supone un crecimiento imparable no solo económico, sino también social y político.

El 2021, año de crecimiento y recuperación de la criptomoneda

Pese a su éxito actual, hasta 2020 no eran muchos quienes habían escuchado hablar de Bitcoin. Aunque los economistas y lectores de información financiera seguían con interés su evolución, el público genérico se mantenía al margen de las operaciones con criptomonedas. Entonces ¿Qué ha ocurrido con Bitcoin?

Tras el confinamiento y el parón económico y energético de muchos países, la demanda de otros activos aumentó. Aunque el oro era una apuesta segura, se trata de un activo escaso y material. En una época en la que la mayoría de las operaciones económicas se desarrollan de manera digital, las criptomonedas han despertado un gran interés.

En este sentido, el 2021 ha sido un año de pérdidas y recuperación para Bitcoin, pero sobre todo de expansión. El éxito y aumento de la demanda se debe a varios factores tales como búsqueda de otros activos, el apoyo de multimillonarios como Elon Musk o la apuesta de plataformas digitales, como Paypal, que permiten su uso. En julio la criptomoneda se desplomó y muchos auguraron el final de este activo. Sin embargo, y contra todo pronóstico, en octubre logró sus máximos históricos, superando todas las previsiones.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia