Menú

Honda dejará de ser una empresa automovilística

Según su CEO, la empresa se encuentra dentro de una revolución interna que hará que Honda sea una firma completamente diferente dentro de dos décadas.

0
Según su CEO, la empresa se encuentra dentro de una revolución interna que hará que Honda sea una firma completamente diferente dentro de dos décadas.
Logotipo de Honda en el frontal de un coche | Flickr/CC/yonkershonda

El mercado automovilístico está viviendo una auténtica revolución. Las apuestas por los nuevos motores, que van desde los eléctricos, los de combustión interna, los propulsados por gas o por hidrógeno, sumado a las nuevas formas de movilidad compartida hacen que los próximos años se presenten como altamente imprevisibles. Tanto es así que, la mítica compañía japonesa Honda ha anunciado que dentro de 20 años dejará de ser una empresa automovilística.

Esta afirmación sorprendente la ha realizado su propio CEO, Toshihiro Mibe, a Automotive News. El directivo nipón ha asegurado que, en estos momentos, la empresa se encuentra dentro de una revolución interna que hará que Honda sea una firma completamente diferente dentro de dos décadas. De hecho, la compañía ya ha abandonado los coches de combustión interna, pero no lo han hecho para volcarse en la creación de nuevos modelos eléctricos. El motivo de esta decisión es que, según Mibe, los vehículos privados serán cada vez menos frecuentes y la puerta se abrirá hacia nuevas formas de movilidad.

Lo cierto es que el plan de futuro de Honda no ha sido desvelado al detalle, más allá de la afirmación sobre su desvinculación con el mercado del automóvil. Ahora bien, según Mibe, algunas de las nuevas áreas a explorar podrían estar en el negocio aeroespacial y en las telecomunicaciones, entre otras cosas. Además, también ha asegurado que la puerta de la empresa está abierta a posibles fusiones o alianzas con otras empresas.

Toshihiro Mibe se puso al frente de Honda en abril de este mismo año, antes era el director gerente senior de la compañía, y lo hizo con la intención de ampliar las miras de la empresa. Una decisión que llegó tras el fracaso en ventas de su modelo eléctrico, que solo vendió 4.028 unidades en Europa durante nueve meses. Por eso, y para sobrevivir en este mercado lleno de competidores, Honda busca reinventarse.

Además, no es la única compañía japonesa que ha apostado por diversificar sus negocios y ampliar horizontes. Toyota anunció el pasado mes de septiembre una inversión de 40.000 millones de dólares (35.563 millones de euros) en fabricar coches voladores, robots o cohetes. Ahora, Honda parece seguir la misma senda.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia