Menú

Una experta invitada por Alberto Garzón cuenta que sintió "pavor" en el pasillo de juguetes para niños

El ministro de Consumo sigue su batalla en el mundo del juguete. Este viernes ha presentado una guía para comprar bien.

El ministro de Consumo sigue su batalla en el mundo del juguete. Este viernes ha presentado una guía para comprar bien.
Yolanda Domínguez en la presentación de la guía no sexista | Ministerio de Consumo

Tras la huelga de juguetes, el Ministerio de Consumo continúa su campaña contra los estereotipos "sexistas" y este viernes ha presentado una guía para que las familias compren bien estas navidades.

En la presentación, a la que Alberto Garzón ha asistido por videoconferencia al estar confinado por ser contacto estrecho con un positivo, han participado la directora general de Consumo, Bibiana Medialdea, la fundadora del club Malasmadres, Laura Baena y la artista visual experta en comunicación y género Yolanda Domínguez, que ha aprovechado su discurso para advertir de los mensajes machistas escondidos tras determinados juguetes y de su propia experiencia ante los juguetes masculinos.

Domínguez ha hecho hincapié en que muchos juguetes de niñas utilizan preferentemente diminutivos: "ratita, sillita, me voy haciendo pequeñita", ha narrado escondiéndose tras el atril. Mientras, en el caso de los niños, "todo es superlativo", con prefijos como "extremo", "máximum" o "ultra. "Se nos está indicando quiénes son más importantes porque los tamaños importan", ha dicho.

También ha avisado de que lo referente a las niñas es lo relacionado con la moda, los "looks", el "glam", el "glamour", lo "chic" y también la fantasía y lo mágico "porque lo que nosotras conseguimos es gracias a la magia, viene un hada madrina" que te concede un deseo, "no es mérito propio", ha interpretado.

"Ayer me di un paseo por unos grandes almacenes y me dio pavor entrar en el pasillo de los chicos", ha continuado Domínguez, para quien "era como el fin del mundo: todo era explosión", "duelo" o "monstruo, una palabra tremenda para asociarla a un menor".

Muñecas sin tacones

La guía incluye un "diccionario de supervivencia" sobre estereotipos, sexo y género; unas "pistas para detectar un juguete sexista" y consejos para "conseguir la cesta de juguetes equilibrada". Entre ellos está elegir juguetes sin "clichés cromáticos, con colores neutros o nombres que no impliquen diferencias entre sexos. También apuestan por elegir muñecos con cuerpos realistas y diversos para fomentar la tolerancia, fomentar actividades que hayan practicado menos y huir de muñecas y complementos relacionados con el maquillaje, ropa sexy, tacones y poses seductoras. Afirman que eso puede llevar a una interpretación de la sexualidad alejada de la afectividad y la igualdad.

También recomiendan escoger juguetes que favorezcan la empatía y no la agresividad: los golpes y las guerras, avisa Consumo, no fomentan el diálogo, ni profundizan en temas importantes para el bienestar del grupo.

En su intervención, Garzón ha señalado que jugar es un componente "clave" del desarrollo infantil por lo que regalar "no es un acto inocuo". "Libertad es que puedan elegir sin miedo a defraudar expectativas. Libertad es garantizar que los menores tengan todas las posibilidades de juego y desarrollo a su alcance", ha señalado.

Temas

En Libre Mercado