Menú

El Banco de España remata las previsiones del Gobierno y hunde el PIB al 4,5%

El BdE dinamita las cuentas de Calviño y Sánchez. El organismo ya es de los más pesimistas y aumenta las expectativas de inflación.

El BdE dinamita las cuentas de Calviño y Sánchez. El organismo ya es de los más pesimistas y aumenta las expectativas de inflación.
La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño | EFE

Nuevo varapalo del Banco de España. El organismo de Hernández de Cos ha recortado su previsión de crecimiento de la economía española al 4,5% para este año, 1,9 puntos menos que en sus anteriores estimaciones de septiembre, y prevé que se sitúe en el 5,4% en 2022, cuatro décimas menos respecto a la previsión anterior, de acuerdo con el Informe Trimestral de la Economía Española publicado este viernes.

Este recorte tan drástico se produce después de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) revisara a la baja la cifra de crecimiento del PIB del segundo trimestre -desde el 2,8% hasta el 1,1%- y estimara de forma provisional un aumento del 2% para el tercero. Sin embargo, el INE no descarta tener que ajustar este último dato al alza el próximo 23 de diciembre, tras constatar una mejora de los indicadores.

El recorte del Banco de España también está justificado por el alza de los precios energéticos y por los cuellos de botella en la oferta, además de por el aumento en las cifras de contagios por Covid-19, que estarían ralentizando la evolución de algunos indicadores en el último trimestre del año, y por los retrasos en la implementación de los proyectos asociados al programa Next Generation EU, según ha destacado el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce.

Esta rebaja del Banco de España se suma a las ya comunicadas por otros organismos y entidades, como la Comisión Europea, la AIReF, el Panel de Funcas o el Consejo General de Economistas. Y es que, más de 20 organismos han liquidado ya las previsiones del Gobierno. De hecho, con este último informe, el Banco de España es de los más pesimistas.

A pesar de esta situación, el Gobierno no ha movido ni un ápice las previsiones sobre las que sustenta los PGE y mantiene en el 6,5% su previsión de crecimiento para este año y en el 7% para 2022. Su optimismo es exacerbado.

Menos crecimiento a final de año

En su informe trimestral, el Banco de España afirma que los indicadores disponibles sugieren, en todo caso, que el ritmo de avance de la actividad se habría moderado en cierta medida en el cuarto trimestre del año con respecto a los meses previos.

Así, con la información disponible, el Banco de España estima que el crecimiento del PIB en el trimestre final del año podría haber ascendido al 1,6% en tasa intertrimestral, lo que conduciría a un crecimiento medio anual del 4,5% en 2021.

Más inflación

Además, el Banco de España prevé que la tasa de variación interanual del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) general alcance un máximo entre el último trimestre de 2021 y el primero de 2022, y se reducirá posteriormente de forma progresiva, aunque en términos de las tasas medias anuales se acelerará desde el 3% en 2021 hasta el 3,7% en 2022. Estos datos desmontan la teoría del Gobierno sobre que la escalada de precios será "transitoria".

Las previsiones del Banco de España en cuanto a las tasas medias anuales de inflación se han elevado para 2021 del 2,1% estimado en septiembre al 3%, mientras que para 2022 han aumentado del 1,7% al 3,7%.

El aumento interanual de los precios de consumo, medidos a través del índice armonizado de precios de consumo (IAPC), ha pasado del -0,6% en diciembre de 2020 al 5,5% en noviembre de 2021, su cota más alta desde septiembre de 1992. Este fuerte repunte ha respondido, principalmente, al intenso crecimiento de los precios energéticos (y, en particular, de la electricidad) y, en menor medida, al incremento de los precios de los servicios.

El Banco de España afirma que la información disponible apunta a un mantenimiento de las presiones inflacionistas en cotas similares a las actuales hasta la primavera aproximadamente. "Por tanto, este factor continuará comprimiendo las rentas de los agentes y, con ello, su capacidad de gasto", advierte el organismo que encabeza Pablo Hernández de Cos.

Temas

En Libre Mercado